El enemigo del petro es el analfabestismo petrolero

La Revolución Bolivariana viene siendo sometida a un asfixiante cerco financiero por la internacional del capital, una vez que sus tanques pensantes descubrieron la imposibilidad de darle solución de continuidad a este proyecto político por la vía de la intervención militar. La llamada guerra de cuarta generación está en pleno desarrollo en el territorio venezolano, sometiendo a la población a situaciones límites de hambre y desesperación que pudieran reeditar un segundo "caracazo". Lo que aprendió el imperialismo de su derrota en Vietnam, nos lo está aplicando con la aviesa intención de extirpar este hermoso proceso de cambio epocal. No haber previsto que el imperio iba a utilizar este arsenal financiero de guerra es uno de los débitos políticos de nuestra revolución, sobre todo si tenemos en cuenta lo sucedido con Hussein y con Gadafi.

El presidente Maduro encontrándose contra las cuerdas por las razones señaladas, ha sacado del sombrero un as monetario que amenaza con terminar de enterrar la hegemonía del dólar norteamericano. Frente al Petro, los políticos e intelectuales orgánicos del capital, han desatado una feroz campaña de descredito, pues, están conscientes de la potencialidad polltico-economica de la cripto moneda venezolana. El reinado del petrodólar, apuntalado por el petróleo de Arabia Saudita, se acerca a su fin, triturado por las tenazas del Petro-yuan, del Petro-rublo y del Petro criollo. Con esta moneda, Maduro ha continuado con la triunfante geopolítica petrolera que inauguró en tiempos de la Segunda Guerra Mundial el general Isaías Medina Angarita y que el Comandante Chávez la catapultó a las estrellas. Obviamente, este jalón monetario no hubiera sido posible sin la emergencia de los BRICS y sin el peso del petróleo venezolano en la economía planetaria.

Ahora bien, la defensa del Petro en el ámbito nacional va a depender fundamentalmente de la masificación de la economía política petrolera entre el ciudadano de a pie, específicamente, entre la juventud, pues, nuestros muchachos son unos verdaderos verdugos en el manejo cibernético de las criptomonedas; por consiguiente, si a esta muchachada le damos conocimientos de economía petrolera, el mandado estará hecho. No debemos perder de vista que el desconocimiento popular de la cuestión petrolera es una de las raíces de la actual polarización política que sufre el país. Aun más peligrosa, a contracorriente del Petro, está surgiendo una peligrosa tendencia ideopolitico que intenta satanizar a todos aquellos intelectuales y políticos que bien luchando a brazo partido por la defensa de la soberanía de los recursos naturales (defensa de la renta petrolera). La llamada economía pos-rentista pudiera ser la puerta de entrada a una reedición del neoliberalismo petrolero en los linderos nacionales, cuyo caballo de Troya tiene los ojos oblicuos del capital chino.

El presidente Maduro llamado a defender el credo de la soberanía territorial venezolana legado por nuestros ancestros y especialmente, por el pensamiento nacional-revolucionario del Comandante Chávez, debe impulsar una agresiva campaña de alfabetización petrolera como expediente ágil para posicionar al Petro dentro del concierto mundial de las criptomonedas. La supervivencia del pueblo de Bolívar así lo exige.

+Chávez es defensa de la plena soberanía territorial

+Chávez es defensa a ultranza de la renta petrolera

+Chávez es la defensa de la propiedad nacional estatal del petróleo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 898 veces.



Humberto Trompiz Vallés

Historiador y profesor universitario jubilado, especializado en historia petrolera de Venezuela.

 htrompizvalles@gmail.com      @trompizpetroleo

Visite el perfil de Humberto Trompiz Vallés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Humberto Trompiz Vallés

Humberto Trompiz Vallés

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /economia/a257782.htmlCd0NV CAC = Y co = US