Sigue la guerra económica empresarial contra el pueblo

Como antecedente recordemos que desde el 01/12/2015, en el escenario de presión del oposicionismo radical y golpista para la celebración del Referéndum Revocatorio Presidencial, el Grupo PROTINAL - PROAGRO, a fin de agudizar la guerra económica, mantuvo cerrado el proceso de incubación, las granjas de gallinas ponedoras y el matadero de pollos en sus instalaciones de Cabudare - estado Lara. En este caso se trató de toda la cadena productiva que tiene la capacidad de 40 alumbramientos al día, 102.000 gallinas ponedoras que fueron sacrificadas, y el matadero que beneficiaba 35.000 pollos por día, aun cuando la capacidad instalada es de 70.000 pollos diarios. La situación laboral se tornó compleja, pues a los humildes trabajadores les crearon condiciones para que renunciaran a sus derechos de manera de favorecer al inescrupuloso empresario.

En aquel momento, los sindicatos afiliados a la Federación Bolivariana Socialista de Trabajadores de la Ciudad, el Campo y la Pesca del estado Lara (FBST CCP), asumió el proceso de defensa de los trabajadores, y lograron que el empresario reconociera los derechos de los 84 trabajadores que se resistieron al cierre fraudulento de esta importante cadena productiva. En aquel momento, se evidenció que la escasez de pollos había sido planificada por los empresarios para agudizar las condiciones de la guerra económica contra el pueblo venezolano en el escenario de referendo revocatorio presidencial. También, es importante recordar que la Planta Beneficiadora de "Aves Barquisimeto" perteneciente al Grupo Souto, ubicada en el sector Cordero, parroquia Tamaca del estado Lara, los trabajadores tomaron las instalaciones desde del 04/11/2013, pues este Grupo Souto cerró fraudulentamente la beneficiadora de aves, en este caso también se logró superar las condiciones de explotación capitalistas dándole la dirección política correcta y ahora funciona bajo el control Obrero-Comunal con el nombre de: "EPSDC - Beneragro".

La planta fue inspeccionada el 30/07/2014, por el Vicepresidente de la República y los ministros del Área de Seguridad Alimentaria "en el marco del fortalecimiento de las alianzas entre el sector público y privado para aumentar la producción".

Controlan toda la cadena de producción

Actualmente y desde hace 6 meses, 1.000 trabajadores están paralizados en la Planta de la empresa Procesadora de Aves y Productos Derivados de Carabobo (PROAGRO) del Grupo PROTINAL, situada en Bejuma - estado Carabobo, han cerrado la producción, alegando la empresa que no cuenta con materia prima para alimentar las aves. No obstante, los trabajadores esperan por los entes del Ejecutivo Nacional, Ministerio para la Alimentación, diputados de la Asamblea Nacional Constituyente y el Presidente Constitucional Nicolás Maduro, busquen la inmediata solución de esta problemática que afecta la producción y abastecimiento del pueblo venezolano, y que apoye a los trabajadores ya que se están dejando de producir 3.000.000 de pollos al mes, y dejan desabastecidas a las familias venezolanas, ya que estamos hablando que sumadas todas las plantas PROAGRO son 7.000.000 de pollos mensual y por consecuencia, sus derivados como embutidos que dejan de procesarse.

Los dueños del Grupo PROTINAL - PROAGRO del sector alimentos, alegan que no hay materia prima principal como maíz, grasa animal, soya para el levante del pollo. Sin embargo, ellos tienen toda la cadena producción, desde las gallinas reproductoras, granjas de engorde y mataderos, así como plantas de embutidos.

La paralización de las plantas es "preocupante", ya que se ven afectados 5.000 trabajadores de carácter directo y más 1.000 laborantes indirectos. Según los trabajadores, el patrono afirma que necesitan buques de cada rubro, no para 2 días de producción, además de decirles que es "exclusividad" del Estado la importación de la materia prima.

Es importante tener en cuenta, que el Grupo PROTINAL - PROAGRO actualmente tiene abiertas 6 discusiones de contrato colectivo, que tienen más de un año vencido, además se contabilizan más de 19 incumplimientos del contrato vencido, tales como: vacaciones, uniformes y calzado apto para el trabajo, por mencionar algunos rubros.

En fin, los trabajadores afectados confían plenamente en que los entes puedan escuchar a los trabajadores, y solventar en conjunto la problemática que lejos de afectar al patrono, terminaría dejándolo sin empleo y "lo más grave seguiríamos sin producir alimentos para nuestro pueblo".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1767 veces.



Freddy Añez

Jubilado de PDVSA. Anti imperialista. Licenciado en Administración Comercial UCV - 1975

 anez45@yahoo.com

Visite el perfil de Freddy Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: