Maripili Hernández pide la eliminación del control de cambio y no sabe dónde está parada

Hace unas jornadas leímos un ensayo escrito por Giordani sobre la situación económica del país, el cual nos pareció un embutido de sintagmas inconexos típico de un apologista "amateur" de la oh-posición criolla. ¡Nefasto! Ahora es el turno ¿al bate? de Maripili Hernández: ella solicita la eliminación del control de cambio (¡!). Y es que éste -el control de cambio- se ha transfigurado en el chivo expiatorio favorito de propios y extraños, el germen de todas nuestras desgracias. Algo así como la "peste negra" de los últimos años. Lo más patético es que gente que -supuestamente- es de izquierda, acabe verbalizando las sandeces que propalan los fracasados economistas de la derecha maltrecha.

El texto de Maripili Hernández es tan superficial, tan fútil, tan banal y tan descabellado, que sorprende y hasta ¡asusta! que lo haya redactado ella. Un chavista de verdad habría sido más profundo en su análisis y habría propuesto soluciones sensatas al dilema. Por el contrario, Maripili sataniza el control de cambio y afirma que la fórmula "mágica" -para Venezuela- sería su desaparición. Es un estilo discursivo adyacente al de la derecha vernácula y pitiyanqui, que ofrece la "tierra prometida" si se desregula el mercado de divisas y se adopta la dolarización. Voilá! Línea por línea iremos demostrando por qué Maripili está equivocada y desconectada de lo terrenal. Su ¿manifiesto? se titula "Eso ya pasó" y fue publicado el 21 de marzo pasado en el sitio de internet Notiminuto.

Primero, Hernández sostiene que el control de cambio no ha servido para frenar la fuga de capitales. Ciertamente, dicho fenómeno ha persistido gracias a los artilugios contables de nuestra clase empresarial-comerciante delincuente y a la complicidad de algunos burócratas adecos disfrazados de rojo. Ahora bien, Maripili, si eso ha ocurrido con un control de cambio vigente, ¿te imaginas la sangría que habría acontecido sin éste? Ponte a cavilar. O sea, el control de cambio ha sido un muro de contención para que los capitalistas no nos dejen sin dólares inorgánicos en las arcas (*). Creemos que hasta nuestra sobrina de nueve años arribaría a esa elemental conclusión, ¿por qué tú no? ¿O no quieres?

Segundo, Hernández esgrime que el control de cambio no ha logrado detener la reducción significativa del monto de nuestras reservas internacionales. Te recordamos, Maripili, que las reservas han disminuido debido al derrumbe de los importes del crudo y a las obligaciones foráneas canceladas por el Estado venezolano en tiempos recientes. Desde 2014, nuestro país ha amortizado más de 40 mil millones de dólares de deuda externa y es lógico que al mermar los ingresos por petróleo, se afecte el nivel de reservas. Que el 70, 80 ó 90% de nuestros "ahorros" esté en oro no es nada dañino o trágico. El metal dorado es superior al dólar yanqui y conserva su valor; los "swap" de lingotes por Benjamines -por ejemplo- son una alternativa para obtener liquidez en el mercado y no debemos olvidar que nuestros yacimientos auríferos sobrepasan las cuatro mil toneladas. Si en algún momento estallara la burbuja bursátil de Wall Street y el billete verde perdiera el privilegio de ser la moneda de referencia global en el ámbito comercial y financiero, nuestras barras gualdas serían una garantía indiscutible para no hundirnos con el resto del planeta. Con ese oro mantendríamos nuestro poder adquisitivo con el fin de hacernos de los insumos más esenciales en el entorno de una depresión universal salvaje.

Tercero, la autora arguye que el control de cambio no ha detenido la escalada en los importes. Allí estás mintiendo de manera impune, Maripili. Con el control de cambio hemos experimentado uno de los índices de inflación más bajos: 14,4% en 2005. De 1999 a 2012, la Revolución había registrado un promedio anual de 22% en el alza de precios al consumidor. Precisamente, después de la partida física del Comandante Chávez, en marzo de 2013, empezó a dispararse la inflación gracias a Dólar "Narco" Today. ¿Azar del destino? No lo pensamos. Llama la atención, Hernández, que en ningún instante enuncias al engendro cibernético de Cúcuta-Miami y menos desvelas los aberrantes márgenes de usura de nuestra clase empresarial-comerciante: 500, 1.000, 10.000 y hasta 100.000%. Manoseas el tema del encarecimiento de bienes y servicios como si éste se tratase de "combustión espontánea", mas escamoteas hasta el hastío ese vocablo determinante: especulación. ¿A qué juegas, camarada?

Cuarto, Hernández proclama que el control de cambio no ha mantenido bajos los importes de alimentos y medicinas. Regresamos a lo pretérito: este mecanismo se estableció en 2003 y, desde entonces, los guarismos del costo de la vida habían estado en cotas habituales. De hecho, durante ese período -y hasta 2012- el salario mínimo del venezolano tuvo una preponderancia dineraria sin precedentes y millones de personas adquirieron casas, apartamentos, automóviles y emprendieron periplos de turismo allende nuestras fronteras. En ídem dirección, alimentos y medicinas eran asequibles para el ciudadano común. A partir de 2013, la guerra económica ha buscado destruir los emolumentos de los trabajadores y esconder artículos básicos a la población. El objetivo es desencadenar un Caracazo 2.0, una guerra civil y propiciar una intervención extranjera. En las bolsas de los CLAP que hemos recibido, a lo largo de casi un año, sólo nos ha llegado un par de productos importados: dos latas de atún provenientes de Ecuador. Evidentemente, la tasa DIPRO (Bs. 10) está fuera de contexto y el valor verdadero del billete verde es de Bs. 250: https://www.aporrea.org/internacionales/a238005.html. Sin embargo, lo primordial es que el Gobierno Bolivariano hace un esfuerzo titánico para llevar alimentos a las masas y Bs. 10 mil por cada bolsa o caja, es un precio solidario si se contrasta con los abyectos dígitos de codicia de la iniciativa privada. Tal como lo esbozamos en un ensayo anterior: si la DIPRO se elevase a Bs. 250, por ejemplo, los mitómanos de "Narco" Today gozarían de la justificación ideal para abultar más la cotización de su tramoya electrónica. Como podrás apreciar, Maripili, el asunto no es tan fácil como tú supones (**).

Quinto, Hernández declama que el control de cambio no ha evitado la caída de la producción nacional. ¿En qué galaxia has estado, camarada? El control de cambio existe desde 2003 y nunca hubo mayores escollos por la falta de productos como derivación de la "ausencia" de materia prima importada. Ese mantra que traes a colación se diseminó -con más fuerza- después de 2013 y como aditivo ponzoñoso de la guerra económica instrumentada por la Reserva Federal y los grandes bancos gringos. Nuestra clase empresarial-comerciante actúa como los gobernadores y alcaldes de la oh-posición, quienes obtienen los recursos crematísticos del Estado, los desvían para otros fines y luego espetan, con sus caras de imbéciles bien administradas, que no tienen ni una puya. Así pasa con las "lechugas", Maripili. Las introducen en la centrífuga del paralelo y las ratas especuladoras se colman los bolsillos de papeles fiduciarios con el denominado "arbitraje": la divergencia de importe de un activo en mercados disímiles. Nuestro problema es más de distribución que de producción, puesto que el "bachaquerismo" (corporativo e individual) ha distorsionado desde los precios hasta los canales tradicionales de comercialización (***). Y esto es parte de un plan maestro y no de la casualidad. En el Chile de Allende atisbamos un estridente precedente.

Al final, Hernández pide que le concedan un solo argumento a favor del dispositivo estatal de asignación de rectángulos glaucos. ¿Candidez? ¿Ignorancia? ¿Cinismo? Lo cierto es que hemos rebatido cada una de tus "sesudas" razones y con bastantes elementos; el control de cambio -con sus virtudes y defectos- nos ha salvado de una auténtica catástrofe. ¿Debemos detectar sus fallas? ¡Sí! ¿Debemos depurarlo? ¡Claro que sí! ¿Debemos optimizarlo? ¡Por supuesto que sí! Demonizarlo no contribuye al debate serio, Maripili. Tu narrativa está más cercana a las trivialidades de un escuálido que a las reflexiones dialécticas y científicas de un chavista genuino. Eso es muy lamentable y decepcionante. Algunos no aprendieron nada del Comandante.

ADÁN GONZÁLEZ LIENDO

@rpkampuchea

P.D. De acuerdo con la "lógica" de Maripili, como la fuga de capitales ha persistido incluso con el control de cambio, éste debe ser desmantelado para que nos extraigan hasta el último dólar inorgánico... ¡y con gusto! Una pertinente analogía es el caso de alguien que es víctima de un hurto en su casa y lo dejan sin televisor. Al día siguiente, al salir a laborar, esta persona deja las puertas y ventanas de la casa abiertas. Cuando el vecino le inquiere por qué lo hace y si no le da miedo de que lo puedan desvalijar, éste replica: "¿Que me roben? ¡Eso ya pasó!". Así te lees, Hernández.

(*) La liberación del mercado de divisas no sólo brindaría la oportunidad a los capitalistas de hacerse de nuestras reservas en billetes verdes, también generaría un caos mayúsculo en los importes de bienes y servicios en el país. Desde luego, el marcador artificial de Dólar "Narco" Today sería -de facto- la estimación de rigor en el hipotético parqué "libre" de divisas. ¡Qué bello!

(**) La solución a esta coyuntura, Maripili, es el establecimiento del Nuevo Bolívar Fuerte (NBF) y el respaldo de la moneda nacional con nuestras vastas reservas áureas y de hidrocarburos: https://www.aporrea.org/economia/a239342.html

(***) Los capitalistas criollos sólo se preocuparon por este "detalle" cuando los chavistas les hicimos caer en cuenta de su torpeza: ¿cómo sostener la caída de producción como argumento con anaqueles abarrotados de productos venezolanos en Cúcuta o decomisos de toneladas de alimentos acaparadas dentro del país? Fue allí que parásitos como Lorenzo Mendoza comenzaron a manipular con más ahínco esa variable. Verbigracia, en 2016, la producción de mayonesa de Empresas Polar se desplomó a cero. ¿Hay o no hay guerra económica?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3327 veces.



Adán González Liendo

Traductor, corrector de estilo y locutor

 elinodoro@yahoo.com      @rpkampuchea

Visite el perfil de Adán González Liendo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a243353.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO