Trincheras de Ideas

A propósito del canje de los billetes de cien, mosca con los tumultos derechistas

Un golpe terrible, demoledor, inesperado para los enemigos de la Patria acaba de asestar el Presidente Nicolás Maduro a las bandas paramilitares colombianas y venezolanas, al empresariado corrupto atrincherado en Fedecamaras, a muchos bancos privados, a las direcciones mafiosas de los partidos voluntad (in)popular, primero (in)justicia, ad, únete y la mud, alianza en vías de desintegración y, sobre todo, al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y a la Reserva Federal . En 72 horas dejará de circular ese billete y 10 días será el lapso de tiempo para el canje de billetes.

La medida de la eliminación o sacar de circulación al billete de cien bolívares tomada por el Presidente era esperada, ya que desde hace unos dos años grupos delictivos de Colombia y Venezuela, monitoreados y dirigidos desde los Estados Unidos, venían llevándose nuestro papel moneda para Colombia en volúmenes que prácticamente lo hicieron desaparecer de la circulación en el país. Muchos bancos privados se prestaban para esa criminal acción contra los intereses de la República buscando generar descontento en la población y golpeando arteramente la economía, En los bancos privados donde cobran los adultos mayores es común que les paguen la pensión en billetes de Bs. 5, de 10 ó 20 bolívares lo que hace enormes bultos de billetes, ese hecho torpe, brutal, bárbaro porque lesiona la dignidad humana, pone en riesgo la seguridad de los y las pensionadas, el sector más vulnerable y débil de la población.

Como siempre era para Colombia donde fugaban el grueso de los billetes de 100 bolívares que se iba a acaparando, igual como ha sido con la gasolina, los alimentos, los carros robados y pare usted de contar. El gobierno del señor Santos, que dice ser amigo de Venezuela, es insólitamente tolerante con los miles de contrabandistas que se concentran en las fronteras del Táchira, Zulia, Apure, con los agentes cambiarios que igualan insólitamente el cambio del bolívar venezolano con el peso colombiano bajo la mirada complaciente y tolerante de un gobierno que dice ser nuestro amigo. El gobierno venezolano le ha venido planteando al gobierno colombiano la eliminación de la Resolución Nº 8 del Banco Central de Colombia que le da luz verde a este masivo fraude y descarado robo a Venezuela pues le permite, como señalamos, a las casa de cambio de la frontera manejar a su antojo el precio del cambio de bolívar por el peso colombiano depreciando a grados insólitos nuestra moneda, en un bestial ataque a nuestra economía.

Los volúmenes de billetes sustraídos por las bandas paramilitares y sus agentes de los partidos de la derecha fascista y un sector del empresariado y la banca venezolana y llevados al exterior, fundamentalmente a Colombia, a países del Caribe, a naciones europeas como Alemania, Ucrania, la república Checa incluso, donde se habla de la llegada de conteiners llenos de billetes de 100 bolívares, son incalculables, mínimamente 300 mil millones de bolívares, pero la cifra real está por encima de los 3 BILLONES de bolívares sólo en Cúcuta, que a estas horas los debe tener asustados corriendo para tratar de ver qué pueden salvar de aquella montaña de billetes de cien que tienen acaparados producto de su escandaloso fraude.

Suponemos que después que Nicolás hizo el explosivo anuncio la vigilancia en las tres fronteras, Cucuta, Maicao y Apure las autoridades militares no han dejado pasar ni morral, cartera, bolsa, carro, camión, gandola cargada de bolívares para tratar de cambiarlos en la banca pública. Igualmente la magnitud de la medida requiere militarizar los bancos y centros fronterizos, de hecho debe preverse el cierre de las fronteras con Colombia por el tiempo que dure el canje.

¿Por qué el Gobierno toma esa decisión ahora y no antes? Suponemos que tiene que ver con los nuevos billetes que van a salir y se estaban imprimiendo, por supuesto no podía decirse que se iba a eliminar el billete de cien para no alertar las hamponiles aun cuando si se dijo que vendrían monedas una de las cuales era de 100 bolívares. Eso sugería que podría ser eliminado el billete de cien, pero la inteligencia opositora, la CIA yanqui inclusive, no lo detectaron. Los enemigos del proceso revolucionario, los oligarburgueses y sus aliados extranjeros que acumularon y se llevaron millones de millones en billetes de cien para el exterior con miras a quebrar la economía venezolana, particularmente la conspiración contra nuestro país desde Colombia es brutal, criminal y no hablo sólo de Uribe y sus bandas paramilitares impulsores de esta agresión, es la tolerancia o complicidad del gobierno del señor Santos que no termina de eliminar las disposiciones legales que le permiten a las mafiosos que controlan las casas de cambio manejar de manera impune el cambio de la moneda, que torpemente les hace el juego.

El Presidente Maduro dio 72 horas para el canje, tiempo que se reduce a 8 horas pues el lunes es ‘Lunes Bancario’, es decir, no hay actividad bancaria en todo el país, queda el martes 13 de diciembre y el Gobierno debe garantizar el orden con la policía, GNB y el Ejército porque con toda seguridad la contrarrevolución fascista, responsable directa de ese desastre con la moneda y ese crimen contra la nación, va a intentar fomentar tumultos, copar, como en las colas de comida, los primeros espacios atropellando a aquellos más vulnerables, los adultos mayores, las mujeres. Las remesas millonarias de billetes de cien que quedaron en el territorio y que no pueden ser presentadas porque requiere que se justifique su procedencia, ¿quiénes las cobrarían? He allí su dilema, probablemente el lumpen bachaquero, porque ni utilizando todas sus células paramilitares alcanzarían.

¿Por qué pensar que podrían haber tumultos, intentar desórdenes en las sedes bancarias? La irracionalidad típica de la derecha, la desesperación, sobre todo la desesperación de perder cientos de millones que pensaban multiplicar generando un caos económico pudiese generar ese escenario, sobre todo porque el espacio de cambio es de 10 días comenzando el martes 13. Incluso los sectores derechistas del transporte amenazan con subir el pasaje a la cañona, a la brava, a cien bolívares a partir de este lunes. Ese hecho va a generar seguramente enfrentamientos entre los usuarios y los choferes y esa circunstancia va a tratar ser manipulada por la derecha política para tratar de generar caos y sabotear el canje de la moneda.

Los bancos privados van a ser los receptores de los billetes de cien de su clientes, pero así mismo tienen sus depósitos en billetes de cien que, a su vez, deberán canjear los que les han depositado, ¿recibirán volúmenes superiores de billetes que provengan de ‘clientes especiales’ y después los entregarán al gobierno? De muchos de estos banqueros y bancos, siempre conspirando, se puede esperar cualquier marramucia, cualquier acto deshonesto, el mismo presidente Maduro lo denunció. "Hay bancos nacionales involucrados, y que una ONG contratada por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos ha sido la operadora que ha dirigido toda la operación contra el papel moneda en Venezuela".

Seguramente el Jede del Estado se refería a Banesco que está hasta los teque teques en este desangre a nuestra economía y que tiene estrechos vínculos con las mafias transnacionales, pero también están implicados los bancos que forman parte de Credicart

Habrán 10 días para el canje en las taquillas del Banco Central. ¿Cuántas taquillas tiene el Banco Central solo en Caracas? Pocas evidentemente y solo en la capital, tiene el BCV taquillas en el interior del país? ¿No se referirá a que se canjearan en todos los bancos de la banca pública para que pueda fluir el trámite, con el debido apoyo de las fuerzas de seguridad? Seguramente será así.

De cualquier manera, repetimos, no sólo fue correcta la medida del Gobierno, necesaria como el inicio de una ofensiva político financiera de mucho más envergadura que permita hacer colapsar el dólar de guerra que nos impone, no ‘Dólar today’ y los eunucos que presuntamente la dirigen, sino precisamente el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos que denuncia Maduro y, agregaría yo, la misma Reserva Federal norteamericana, allí están las raíces de esa guerra monetaria, hacia allí hay que dirigir la artillería chavista y bolivariana.

Esta medida impone que las fuerzas patrióticas, el movimiento popular, el Psuv y el Gran Polo patriótico, la Central Bolivariana de Trabajadores, el movimiento de mujeres y todos los movimientos sociales y el poder popular todo se movilicen con decisión y prontitud. Maduro pidió nuestra ayuda para este trance. Denunciar a los enemigos de la Patria que quieren derrocarnos. Vamos a la ofensiva estratégica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2201 veces.



Humberto Gómez García

Director de la revista Caracola. Pertenece al Movimiento de Medios Alternativos y Comunitarios (MoMAC). revistacaracola.com.ve

 humbertocaracola@gmail.com      @hgcaracola

Visite el perfil de Humberto Gómez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: