Reflexiones sobre una nueva variedad de café y que hacer en la Venezuela cafetera

La nueva variedad de café "Castillo 2.0" (https://www.bcnoticias.com.co/cenicafe-anuncia-nueva-variedad-de-cafe-castillo-2-0-que-sera-presentada-en-el-segundo-semestre/) es una variedad compuesta que reúne 40 líneas, la variedad "Colombia" (no el cultivar venezolano Villanueva 27) posee más de 200 líneas sustitutas y las variedades "Castillo" (regionales y zonales) poseen más de 35 progenies sustitutas; algo nunca visto en otras acciones de mejoramiento cafetero del mundo, obviamente que en Venezuela tampoco.

Aquella diversidad de materiales implícitos dentro de las variedades colombianas de café, y la posibilidad de reponerlas, hacen del mejoramiento genético cafetero uno de los más eficientes del mundo, minimizando la posibilidad de ser vencidas por el ataque del hongo que causa la enfermedad "roya del cafe"

Otra nueva variedad de café les permite al vecino país aumentar la diversidad de materiales adaptables a las particularidades climáticas de su país, incluida una mayor tolerancia para las diversas variantes de la enfermedad "roya del cafe"

Restringe la posibilidad de introducir materiales foráneos que secundariamente puedan introducir plagas y enfermedades que coloquen en riesgo las capacidades productivas de aquella nación.

Todas las variedades que Colombia pone a disposición de sus caficultores responden a una "marca pais" que asegura el posicionamiento de la calidad distintiva del cafe colombiano y el perfil de taza caracteristico del mismo.

Éstas son solo algunos de los elementos que los productores de café en Venezuela deben tener en cuenta para que, en positivo, presionemos para que nuestros "liderazgos cafeteros" y dirigentes políticos dentro de las instituciones del Estado venezolano entiendan y acepten que con estrategias valiosas como estas relativas al mejoramiento genético, entre otras, solo será posible ayudar al sub sector cafetero nuestro y por ende a la Nación.

Las variedades colombianas al ser variedades multilineas o compuestas solo mantienen sus cualidades productivas y biológicas si se adquieren como semillas certificadas y son sembradas en territorio colombiano, de ser sembradas en Venezuela deberían responder al estudio y a la evaluación de ensayos de variedades de campo que en Venezuela los últimos se realizaron en los años 1964-1970.

La adquisición de variedades colombianas para ser cultivadas en Venezuela por la vía formal es imposible por un tema de propiedad intelectual, por su puesto que también impide la participación y el concurso en eventos de catación en donde se evalúe la calidad del café de especialidad por riesgos de demanda internacional.

Los acrecentado éxitos colombianos no deben sino hacer, en los caficultores venezolanos, concienciarnos y actuar cónsonos a lo que debe hacerse.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1345 veces.



Freddy Colmenárez Betancourt

Caficultor desde hace 25 años / Ex Investigador para el cultivo del café en el INIA

 fantonicbc@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Colmenárez Betancourt para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: