¿El éxito está prohibido...? ¡El ministro de Agricultura destruyó el avance científico y soberano de la papa!

El cultivo de la papa en Venezuela es la actividad económica agrícola que ocupa unas 12.000 familias que atienden una 24.000 hectáreas donde cosechan el sabroso tubérculo, actividad agrícola que cultivan pequeñas superficies de una, dos y tres hectáreas de forma intensiva en los páramos de los Andes de los estados Táchira, Mérida, Trujillo, pie de monte andino de Lara y los valles de chirgua en Carabobo y Aragua ,la cosecha nacional de papa según los registros oficiales del 2014 , la producción de cosecha anual de papa alcazaba un volumen de 336.000 toneladas que garantiza el abastecimiento de la demanda nacional, las condiciones ambientales y las labores tradicionales determinan que el 80 % de las cosechas de papas de consumo fresco provienen de los tres estados Andinos y son los Municipios del páramo quienes garantizan todos los días el suministro de sabroso tubérculo, los restantes 10% lo cosechan en Lara y el 10 % en los estados Centrales Carabobo y Aragua cosechas de papa blanca que le son suministrados a la industria nacional

El cultivo de la papa representa un cultivo altamente estratégico para la dieta tradicional de la mesa del venezolano, la papa es el primer tubérculo de mayor consumo nacional y el tercer rubro vegetal que es demandado por la dieta criolla después del maíz y el arroz, es en los Andes una actividad agrícola totalmente artesanal donde el hombre interactúa directamente con la naturaleza, todas las labores agronómicas de preparación de suelos con yuntas de bueyes, la siembra en manual, las jornadas agronómicas,aporque,riego, control de plagas y enfermedades son efectuadas con rigurosidad cumpliendo el protocolo adecuado, la cosecha es toda una fiesta comunitaria realizando la recolección y selección de las papas destinadas a los mercados regionales y nacionales y las papas semillas que servirán de reserva en los venideros ciclos de siembra que son almacenados en galpones ubicados en las cumbres como el Collado del Cóndor o pico del águila en Mérida y el galpón de almacenamiento más grande de Venezuela con una capacidad de 2,500 metros cuadrados ubicada en el alto de Túñame en Trujillo

Las políticas agrarias del Estado venezolano considero al cultivo del rubro de la papa con un alto valor estratégico en razón de ser la actividad económica fundamental donde están involucrados 12.000 unidades de producción de la agricultura familiar , cultivares tradicionales, considerado como un cultivo prioritario dentro dentro del plan nacional de siembra, para garantizar la siembra de las 24.000 hectáreas de papa se requieren anualmente 48.000 toneladas de semillas según los registros de la Comisión Nacional de Semilla llevadas hasta el año 2014, el modelo que abastece las semillas el sistema productivo de la papa es mediante dos formas el circuito de subsistencia informal que garantiza el 80% de la demanda nacional de semilla, donde los agricultores seleccionan en sus cosechas sus semillas ,tubérculos que son tratados y almacenados en galpones ubicados en la cumbres andinas, semillas en condiciones disponibles para un nuevo ciclo de siembra, hasta un máximo de cuatro ciclo de siembra que garantizan los rendimientos productivos estimados de un promedio de 14.000 kilos por hectárea y el sistema formal que mediante la importación de semillas certificadas que cubre un 20 % de las necesidades de incorporación de nuevas semillas al sistema productivo.

El modelo rentístico petrolero desde 1960 hasta el año 2015, durante 65 años sustento un modelo de dependencia tecnológica importando semillas de papas desde Alemania, Holanda, Francia y Canadá semillas de papa de consumo fresco de la variedad granola para los Andes y semillas blancas para la industria como las variedades quenebec y atlatic para los valles de Aragua y Carabobo, anualmente el gobierno nacional otorgaba 12 millones de dólares y las licencias de importación de unas 8,000 toneladas de semilla granola y 2,000 toneladas de semillas de papa blanca para la industria, volúmenes que se distribuían en las regiones paperas siendo incorporadas al sistema productivo formal de la siembra de papa.

Por iniciativa de los investigadores del INIA del rubro papa en el año 2005 presentaron la propuesta de ejecutar un plan nacional de producción de semilla de papa con la coordinación del INIA que garantizará por primera vez el abastecimiento con semillas nacionales, de alta calidad, rendimiento, mejoramiento genético, nuevas variedades adaptables, El Presidente de la Republica Hugo Chávez aprobó mediante convenio con la República de Argentina la propuesta de un plan nacional de Semilla de papa y la construcción de cuatro estaciones de alta tecnología, la ampliación de la estación madre Mucuchies y las estaciones de Lara, Táchira y Trujillo los resultados del plan nacional de semilla de papa según los registros de la Comisión Nacional de Semillas CONASEM para el año 2013 se alcanzó el volumen de 2.515 toneladas de semillas nacionales certificadas de las variedades maría bonita, andinita, granola, logros jamás vistos en la producción de semilla nacional de papa , por primera vez se otorgaba crédito agrícola a los semilleristas colaboradores en las totalidad de los requerimientos e insumos, los resultados de las cosechas representaron un gran avance al incorporar al sistema productivo un volumen importante de variedades de gran aceptación por sus altos rendimientos de más 25.000 kilos hectáreas y altamente resistentes disminuyendo en más del 50% las aplicaciones de los agroquímicos, superando todos los reportes en relación a las semillas importadas y la gran adaptación a los diferentes pisos altitudinales como el caso de la variedades maria bonita y andinita .

El Ministro de Agricultura y tierras Wilmer Castro Soteldo al enterarse en el propio territorio ,en el Páramo de Mucuchies del éxito del plan nacional de semillas coordinado por el INIA,al trasmitir su naciente programa cultivando patria en el año 2015 desde las estaciones experimentales del INIA en Mucuchies y de PROIMPA, se comprometio a fortalecer el programa nacional de semilla de papa , la primera mediada administrativa la anuncio públicamente fue la suspensión de las licencias de importación de semillas de papa,decisión que reconocía el avance en la construcción de soberanía agroalimentaria de los investigadores del INIA , personal técnico , obreros y los semilleristas en calidad de colaboradores, pero la segunda mediada administrativa no fue anunciada públicamente, fue soterrada el borrar del presupuesto del MAT la partida anual de los 12 millones de dólares que se invertían en los agro negocios de la importación de semillas de papa, medida administrativa que amputaba los recursos financieros que necesitaba todo el Plan Nacional de Semilla, recursos financieros necesarios para fortalecer las estaciones y laboratorios de investigación del INIA, IDEA,IVIC Y UNIVERSIDADES , y en los trabajos de investigación de todos rubros vegetales, con un plumazo el ministro de agricultura y tierras evidenciaba un profundo desconocimiento de las Ciencias Agrarias, al despreciar la Investigación nacional y los avances heroicos logrados , impidiendo la continuación de la investigación en hortalizas donde el 100% son semillas importadas, en rubros importantes como el maíz, arroz, leguminosas, café, cacao, caña de azúcar y en la exitosa semillas de papa nacional, sepultando con su incompetencia el esfuerzo sostenido de una labor encomiable, heroica que por primera vez en Venezuela había logrado el éxito en semillas de papa.

El cultivo actual en el año 2022 del rubro de la papa a nivel nacional no alcanza la superficie de 5.000 hectáreas, esto representa que el 80 % de las unidades de producción de los Andes , más de 10.000 familias agrícolas ya no cultivan el rubro de sus ancestros, hay regiones desde hace años no cultivan papa, como son las ubicadas en Carabobo y Aragua, la situación es preocupante para los habitantes de nuestros paramos que están arraigados a sus tierras en la siembra de su cultivo tradicional, la grave situación del sistema productico de la papa, esta afectado por la carencia de semillas en cantidad y calidad, la dolarización de la economía , hoy la inversión para sembrar una hectárea de papa con semilla no certificada esta por el orden de los 8.000 dólares americanos, la calidad de las semillas no garantiza grandes rendimientos que superen los costos de producción a eso se le agrega la amenaza constante de la acción del contrabando de papas y hortalizas provenientes de Colombia .

Los agricultores reunidos en Quibor Estado Lara donde el pasado 15 y 16 de enero levantaron su voz de denuncia y emprendieron su tenaz convocatoria a organizar un movimiento nacional de los agricultores que siembran papas ante la grave situación que impide seguir cumpliendo la honorable labor de sembrar la tierra y cosechar los alimentos que demanda el pueblo, el acudir hasta instancias del Presidente de la Republica, donde en el propio despacho de Miraflores reciba una delegación de los agricultores ,semilleristas de papa para que escuchen su reclamos directamente, que abra una investigación de la destrucción y abandono de las estaciones experimentales del INIA en semilla de papa ubicadas en Lara, Táchira, Trujillo y Mucuchies, que el Presidente de la Republica tome las decisiones urgentes , como la destitución de un ministro de agricultura y tierras que su gestión colapso la producción agrícola nacional y reactivar un plan nacional de semillas en conjunto con la mancomunidad de los alcaldes y los gobernadores de Táchira, Mérida, Trujillo y Lara , presentando un proyecto en coordinación entre el Estado venezolano y la FAO para el otorgamiento de los recursos financieros, la construcción de soberanía agroalimentaria y la sostenibilidad del sistema productivo de la papa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1020 veces.



Alirio Rangel Díaz

Ingeniero Agrícola. Agricultor

 aliriorangel1959@gmail.com

Visite el perfil de Alirio Rangel Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: