No habrá papa en la mesa de los venezolanos...sin semillas, sin plan nacional

En Venezuela la investigación en semillas, la ha desarrollado el instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas INIA, actividad que heredó del FONAIAP como ente rector establecido en su creación por la ley del 27 de julio del 2000 gaceta oficial 5379, aprobada por la Asamblea Nacional y el INIA es la institución pública que ha coordinado el primer plan nacional de semilla ejecutado en el país del 2005 al 2009, logrando un gran avance en los mejoramientos de semillas y con altos rendimientos en los rubros de arroz, maíz, frijol, caraotas, papa, soya, caña de azúcar, cebolla, tomate, semilla forrajera, sorgo, frutas tropicales, café y cacao.

El INIA en este periodo de ejecución del plan nacional de semilla, mejoró la infraestructura de las estaciones experimentales, capacitó su personal técnico y certificó a los nuevos actores semilleristas colaboradores, por primera se obtuvieron semillas nacionales que fueron liberadas a los agricultores, construyendo soberanía agrícola, gracias que por primera vez le fue asignado un presupuesto específico para los objetivos y metas del plan nacional de semilla. Los registros llevados por el MAT señalan que es en este periodo donde se logran las mayores cantidades de superficie sembrada y las mayores cosechas de maíz, sorgo, arroz, papa, cebolla, frutales. Café, cacao, musáceas y caña de azúcar con semillas nacionales.

El plan nacional de semilla lleva once años desde el 2009 sin asignación presupuestaria, las gestiones de los ministros de producción de agricultura y tierras, quienes han ocupado esta cartera ministerial, no han apoyado la gestión del INIA, en el objetivo estratégico de la construcción de soberanía agroalimentaria, las visiones de los Ministros que han ocupado esta cartera están divorciadas de los intereses de la República, las gestiones administrativas estuvieron enmarcadas en los agronegocios y la importación de semillas.

Actualmente Agosto del año 2020 el plan nacional de semilla y el organismo encargado por la ley de semillas que es la Comisión Nacional de Semillas organismo adscrito al ministerio de producción de agricultura y tierras, que se instaló en el año 2016 en la estación experimental en Quibor en un encuentro nacional de semilleristas, han transcurridos cuatro años sin contar con un presupuesto de ejecución de los objetivos y metas, todo es ficticio solo en papeles burocráticos, continuamos huérfanos de líneas políticas y sin presupuesto para acometer este plan estratégico soberano que garantiza el alimento a los venezolanos.

Como testimonio por ser semillerista de papa en el estado Trujillo, me referiré al plan nacional de semilla de papa, propuesta construida desde la participación de los investigadores, técnicos y agricultores, la propuesta del INIA para entonces ente adscrito al despacho de la entonces Ministra de Ciencia y tecnología Dra. Yadira Córdoba y el plan fue aprobado por el Presidente de la República Hugo Chávez ,otorgándole un presupuesto directo de los objetivos y metas, se desarrollado durante los años 2005 al 2009, mediante convenio Venezuela Argentina se contrató bajo la modalidad de llave en mano que consiste una vez culminada la obra al estar conformes el gobierno nacional le cancelaba a los argentinos, esto permitió la culminación y la construcción de tres estaciones experimentales en los estados Táchira , Lara Y Trujillo y la ampliación de la estación madre ubicada en Mucuchies Mérida, los semilleristas efectuaron la contraloría social de la ejecución de las obras.

Los objetivos del plan nacional de semilla de papa era lograr el pleno abastecimiento de la demanda de semilla de los agricultores de papa consumo fresco, los semilleristas luchamos para que el INIA contará con una partida de apoyo al plan y para ello a partir del 2011 se contó con limitados recursos presupuestarios para mantenerlo en actividad, logrando cumplir el pleno abastecimiento de semilla nacional en el 2015.

El gobierno nacional durante cincuenta años importaba anualmente de Alemania, Holanda y Canadá veinte millones de dólares en semillas de segunda y tercera categoría certificada de las variedades granola para los andes y cebago para los agricultores del valle de chirgua, los semilleristas lograron el pleno abastecimiento de semilla nacional de ocho variedades, entre ella la variedad¨¨ maría bonita¨¨, semilla que obtuvo rendimientos de cuarenta mil kilos por hectárea alcanzando los altos rendimientos de papa a nivel mundial, que alegría y satisfacción para los investigadores del INIA y los semilleristas colaboradores este maravilloso logro.

El actual ministro Castro Soteldo al encargarse del despacho en el 6 de enero del 2016 y al estar informado de este logro de la construcción de soberanía agroalimentaria por parte del INIA y los semilleristas de papa, emitió una resolución administrativa de prohibición de la importación de semilla de papa, los semilleristas nos alegramos por el reconocimiento de esta lucha y le solicitamos que los veinte millones de dólares que anualmente se gastaban en la importación de semilla de papa ,y que estos recursos fueran invertidos en el plan nacional de semilla y al INIA para continuar desarrollando los planes de investigación en los diferentes rubros de maíz, arroz , hortalizas y mantener la producción de semilla de papa nacional.

El Ministro anuncio ¨¨somos soberanos en semilla de papa¨¨ y emitió la resolución administrativa, pero no le otorgó reconocimiento al INIA y a los semilleristas de papa ,al negar los recursos presupuestarios para la continuación de la inversión y funcionamiento operativo del plan nacional de semilla ,quedamos sin presupuesto impedidos en avanzar en la investigación y producción de semillas nacionales de diferentes rubros y de la sustentabilidad de la producción de semilla de papa.

Transcurridos cuatro años del anuncio de la resolución del Ministro de Agricultura que ¨SOMOS SOBERANOS EN SEMILLA DE PAPA¨¨ , hoy las estaciones experimentales de Táchira ,Lara y Mérida vale la pena visitarlas ,el propio ministro debería , hacer su programa de televisión desde la Estación experimental madre en Mucuchíes, que realice su programa de televisión cultivando patria y pueda ver su obra de gestión pública, encontrará de forma inocultable el estado físico de deterioro que presentan sus instalaciones, es lamentable, las casas de cultivo sin cobertura, los laboratorios sin insumos, los cuartos de germinación sin luminarias en tinieblas, el escaso personal de investigadores, técnicos y obreros pero consecuentes con la labor de amar este país, verificará que los volúmenes de producción son de apenas del 10% de su capacidad instalada.

El caso más emblemático es la estación experimental la cristalina en Trujillo, la de mayor producción de las cuatro estaciones con registros de trescientos mil tubérculos anuales de semilla pre básica, el ministro de agricultura le presentó en punto de cuenta al Presidente de la República la trasferencia de 17 unidades de producción a nivel nacional a la empresa militar Agrofan, entre ellas la transferencia de la estación experimental la cristalina orgullo de la consecuente lucha por la soberanía agroalimentaria de los investigadores del INIA entre ellos nuestro Maestro y recientemente fallecido el Ingeniero agrónomo Fredy Montero y los 120 semilleristas de papa trujillanos, los resultados en cuatro años de gestión de Agrofan son catastróficos no han producido un solo tubérculo en ninguna de las categorías pre básica, básica, registrada o certificada.

Con el retorno de la Gran Misión Agrovenezuela y las reconsideraciones de los vértices entre ellos el sugerido por el presidente de la República, el vértice semilla, para su desarrollo es necesario la asignación presupuestaria en divisas, petros y bolívares del plan nacional de Semilla que debe coordinar las líneas de investigación los objetivos y propósitos por mandato de la Ley de Semilla la Comisión Nacional de Semillas, pero el ente ejecutor del gasto presupuestario es el INIA por mandato de la ley vigente de su creación en el año 2000.

El plan nacional de semilla debe ser el vértice semilla, de la Gran Misión Agrovenezuela, fijar y establecer metas a corto plazo como es el rescate de la infraestructura física de las estaciones experimentales, el otorgamiento de un salario digno para el mantenimiento integral de su familia y un bono de productividad al personal de las instituciones de Investigación de temas agrícolas como el INIA, IDEA; IVIC, la dotación de flotas de vehículos rústicos y de carga para las labores propias del plan semilla, el gobierno debería entender que al igual que existe un plan nacional de seguridad y defensa que le otorgan flotas de vehículos rústicos a los militares y policías , también existe un plan de mayor envergadura estratégica que es la soberanía y seguridad alimentaria de la población, que garantiza la alimentación de la población, es urgente la dotación de una flota de vehículos rústicos y de carga al plan nacional de semilla, se debe de otorgar financiamiento a los semilleristas para que puedan cumplir su actividad agrícola , no es posible que la cartera agrícola no contenga los planes de semilla en sus diferentes rubros como beneficiarios de los créditos posibles.

Nietzsche filósofo alemán nos refiere ´Todo el que disfruta cree que lo que importante del árbol es el fruto, cuando en realidad es la semilla. He aquí la diferencia entre los que creen y los que disfrutan¨


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 853 veces.



Alirio Rangel Díaz

Ingeniero Agrícola. Agricultor

 aliriorangel1959@gmail.com

Visite el perfil de Alirio Rangel Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: