La Iglesia escondió durante más de 60 años los abusos sexuales a menores de Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo

Marcial Maciel y Juan Pablo II

Marcial Maciel y Juan Pablo II

Roma, enero 2 - El Vaticano ha escondido desde 1943 documentos que recogían información sobre la pederastia del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel. Lo ha reconocido ahora, 63 años después, el prefecto de la Congregación para los Instituros de Vida Consagrada, el cardenal João Braz de Aviz, quien en unas declaraciones a la revista católica Vida Nueva ha afirmado que quien mantuvo ocultos estos archivos "era una mafia" y que "no era la Iglesia".

Maciel falleció en 2008. Dos años antes de morir fue castigado por el Papa emérito Benedicto XVI después de que se llevara a cabo una investigación que concluyó que el fundador de los Legionarios abusó sexualmente durante años de seminaristas y sacerdotes de la propia orden. Su pena fue la renuncia "a todo ministerio público" y a que llevara "una vida discreta de penitencia" en México. Pero no fue sometido a proceso canónico por su avanzada edad y su salud frágil después de que una comisión de investigación desvelara sus actividades sexuales. No fue hasta 2010 cuando Benedicto XVI reconoció que el caso de los abusos sexuales que cometió durante décadas el sacerdote fue "encubierto" y se afrontó con "lentitud y mucho retraso".

En numerosas ocasiones la Iglesia prefirió mirar hacia otro lado ante los actos delictivos del que fue fundador de de los Legionarios de Cristo y las denuncias de víctimas y de mujeres a las que dejó embarazadas. Fue expulsado de la Universidad Pontificia de Comillas, donde estudió, pero los jesuitas no tomaron medidas adicionales. Entonces fue investigado por el Vaticano, suspendido como superior general y expulsado de Roma. Aunque durante ese tiempo no se resolvió ningún caso y salió inmune. Incluso en 1999 Josep Ratzinger, hoy Papa emérito y por entonces amigo del pedófilo, recibió evidencias de los actos del religioso.

Una de las víctimas fue Félix Alarcón, exdirigente legionario en varios países denunció en 1988, cuando Ratzinger estaba de cardenal. "Se pasaban esta terrible patata caliente unos a otros, sin tomar ninguna medida", sostuvo. Además, explicó que El Vaticano recibió 240 documentos que evidenciaban que la situación se conocía mucho antes de que lo reconociera.

Esta noticia sale a la luz después de que hace menos de dos semanas el Papa Francisco pidiera a los sacerdotes que han abusado de menores se entregaran. "A los que abusan de menores les diría esto: conviértanse y entréguense a la justicia humana, y prepárense para la justicia divina", dijo Francisco en su tradicional mensaje de Navidad a la Curia, la administración central del Vaticano. Aunque no dejó claro si se refería al sistema judicial de la Iglesia, a la justicia civil o a ambas.

Justo un día antes de estas declaraciones del Papa la fiscal general del estado norteamericano de Illinois, Lisa Madigan, alertó de que la Iglesia Católica no ha denunciado ni investigado apropiadamente las más de 500 acusaciones vertidas por abusos sexuales a menores contra diversos curas y clérigos. "El fracaso a la hora de investigar significa que la Iglesia Católica nunca se ha esforzado en determinar si la conducta de los curas acusados fue ignorada o encubierta por sus superiores", manifestó Madigan.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6405 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/n336337.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO