Honduras, lo que Uno piensa y lo que Todos saben

Uno no puede dejar de preguntarse, en medio de un profundo asombro, qué estarán esperando la ONU y la OEA para tomar medidas contundentes contra los golpistas hondureños. Cuánta sangre más debe contabilizar el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para avanzar sobre el problema con una acción definitiva, libre del guabineo político y del doble juego diplomático?

Pero Uno se pregunta esto, por pendejo, porque ya Todos saben que tanto la ONU como la OEA resultan de una ineficacia aplastante cuando se trata de actuar en terrenos o situaciones que puedan afectar los intereses imperiales.

La OEA, gran convidado de piedra a este conflicto, ya demostró su “talante tibio” ante los riesgos políticos que pueden confrontar gobiernos autóctonos y autónomos, progresistas y no de derecha, en el caso boliviano. La Organización de Estados (Pro Norte) Americanos fue desfachatada al revelar su ineficacia operativa frente a las acciones antidemocráticas impulsadas por los opositores al Presidente Evo Morales, así que de ella poco o nada puede esperarse en el caso de Honduras. Aquí, una vez más, los nuevos organismos o instancias de concertación multilateral articulados e impulsados por Venezuela, Brasil, ecuador y la propia Bolivia, como UNASUR, se han revelado mucho más proactivos.

La ONU analiza, piensa, evalúa y se dispone a escuchar los discursos de los presidentes suramericanos para, de nuevo, analizar, pensar, evaluar, seguramente lanzar un comunicado conminando a los golpistas hondureños a deponer su actitud violatoria de los derechos humanos y de los tratados internacionales. Mientras, la sangre corre en Honduras, vidas se pierden en Honduras, derechos humanos se violan en Honduras, los representantes diplomáticos brasileños sufren una presión extrema en Honduras y el Presidente Manuel Zelaya, legítimo mandatario popular para todos los hondureños, corre el riesgo de ser asesinado en Honduras.

Todos saben eso, Todos temen eso, pero todavía Uno se pregunta, con un asombro que ya resulta inútil, por qué los golpistas hondureños, con el derechista Roberto Micheletti como cabecilla, continúan desafiando al mundo y cagándose en la razón humana.

Y allí es donde aflora la respuesta –o las respuestas- que Todos saben. Veamos: primero, porque resulta que Micheletti no desafía al mundo, sino apenas a algunos pocos países progresistas de pequeño porte, el resto se divide en dos bandos, aquellos que susurran una condena llena de formulismos, sin mayor compromiso ni activismo, a la espera de una solución favorable a los intereses de la derecha imperial, y aquellos que, comprometidos hasta el tuétano con los intereses imperiales, articulan respuestas y acciones diplomáticas condenatorias en el escenario público, y suministran apoyo político y económico a Micheletti en el ámbito privado.

Segundo, porque la instalación de la dictadura derechista en Honduras es proporcionalmente equivalente a la instalación de las bases militares gringas en Colombia, es decir, es una acción de avance y cerco que obedece a un mismo plan estratégico y que se reduce a un mismo objetivo: quebrar la fuerza multipolar que ha ido conformando el sector progresista suramericano.

No sería de extrañar que del análisis, pensamiento, evaluación que haga la ONU, surja una nueva acción imperialista: activar los cascos azules, entrar en Honduras para restablecer la paz y el orden democrático, bajo el comando de los EEUU, mientras se convocan a nuevas elecciones, dado que el clima político es inestable.

Listo, asunto resuelto de una manera estratégica perfecta para los intereses imperiales, dentro de un escenario montado con impresionante inteligencia y acierto productivo: junto a las siete bases en Colombia y a las que probablemente se establecerán en Perú, tendremos un país de América Central completamente comandado por los gringos, de manera pública y además a pedido de nosotros mismos.

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Correo electrónico: negole2004@yahoo.com

Página web: http://www.fotoleal.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1885 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad