La importancia de mantener una línea abierta de comunicación entre el líder y su pueblo

Zelaya debe enviar línea, señales para agudizar la presión interna

Hace un par de días el presidente Hugo Chávez, mencionaba la ganancia en términos de consciencia política que había sacado el pueblo de Honduras del golpe de estado; agregaba que este proceso dará sus frutos en el futuro cercano. Esta evaluación muestra que esta revolución camina, y la victoria segura.

Muchos individuos afines al golpe, e incluso algunos oportunistas que dicen estar con la resistencia, afirman que nos acercamos a una derrota, y que la misma es una derrota personal del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Estos agentes, voluntarios o involuntarios, de la derecha no dicen que antes de esto existían dudas entre el hondureño común sobre muchos aspectos de la vida diaria del país y que hoy la consciencia popular ha mostrado claramente el camino que ha de seguir la resistencia.

Ignoran deliberadamente que la lucha de los pueblos de América se inspira en lideres como Chávez, Correa, Evo, Daniel y el mismo Zelaya, pero no son producto de la acción de estos. No aclaran que los pueblos definen sus destinos, y no son derrotados aun en condiciones difíciles. Nadie dice que en la crisis las negociaciones de la derecha han sido forzadas por el accionar popular.

Muchos abogan, irresponsablemente, por una escalada violenta contra el régimen de facto. La mayoría no han estado en el frente donde la represión ha sido más brutal. Hemos escuchado a algún pseudo periodista, decir que el no es mas incisivo porque tiene mucho que perder, como si la vida de los caídos no valiera nada. Bueno estos son los hijos predilectos de la ultraderecha continental.

A pesar del liderazgo y compromiso del presidente Zelaya con la causa de la refundación del país; su voz parece diluirse en medio de miles de voces que buscan el camino de la desestabilización del frente de resistencia. Estas voces que tienden de forma termodinámica al caos, ganan espacio entre la desesperanza y desanimo de algunos. Nadie hace mejor juego a la derecha que estos sujetos.

La historia nos enseña muchas lecciones. A aquellos que aprendemos las experiencias de otros nos sirven mucho. Hemos visto como el presidente Chávez se acerca a su pueblo mediante Aló Presidente; el presidente Correa, el mismo presidente Colom ha tomado ese modelo. Esto elimina “los intermediarios” entre ellos y sus pueblos; la gente entonces entiende que sucede y que debe hacer.

Fidel hace uso de sus escritos para comunicar con claridad y fuerza sus análisis a los pueblos del mundo. Hoy día leer al comandante es una obligación, incluso para los mas cavernarios representantes de las oligarquías del mundo. Y es que la “batalla de ideas” planteada por Fidel tiene como objeto fundamental transmitir esas ideas. Ese es el campo en que tenemos mayor ventaja.

Hoy día el pueblo Hondureño necesita estar en contacto con su presidente; tiene el deber de combatir en la batalla de las ideas, donde los golpistas no tienen nada. La razón nos asiste; nuestros argumentos son los mas claros; nuestras expresiones revelan el sentimiento popular, pero si se quedan callados, no sirven de mucho.

No se debe olvidar el bloqueo mediático en Honduras. Las noticias hacia y desde Honduras son limitadas y censuradas. El papel de los medios alternativos es fundamental, y nos ha permitido llevar mucha información al exterior. Así hemos podido lograr algún nivel de claridad en algunos sectores en el extranjero, pero esto no alcanza a la población hondureña.

En Honduras el problema es mucho más complejo. Por ejemplo, el acceso a internet es de los mas limitados en el mundo. Las conexiones telefónicas, o banda ancha son costosas y la mayor parte de las personas no puede acceder a la red para informarse. Peor aun, la mayoría de los que si dispone de este servicio, pertenece a círculos privilegiados por el sistema, que simpatizan con el golpe, aunque la actividad de compañeros, especialmente jóvenes, es intensa y permanente.

A pesar de la cantidad de blogs que han surgido después del golpe, el acceso a publicaciones es restringido, y deben pasar por el “escaneo” de los medios hermanos antes de ser publicados. Aunque parezca absurdo, el Frente de Resistencia Nacional, no cuenta con un órgano oficial de divulgación en línea. Se cuenta con un periódico impreso de tiraje limitado, “Resistencia”, que sale cada tres días, pero no se ha podido comprar dominio y hospedaje para el mismo. Además, el frente no tiene acceso a espacios en la radio. Así podemos notar como el fin de semana las radio y televisoras afines al movimiento emiten música ininterrumpida por horas, en lugar de formar consciencia.

Si bien existen varias emisiones solidarias, el frente no cuenta con un espacio de divulgación en la radio, menos aun en la tv. Existen iniciativas, voluntarios para hacer los trabajos inherentes a estos tipos de comunicación, pero la falta de recursos domina el escenario.

Esta situación tiende a veces a provocar divisionismo, ya que básicamente las ideas que prevalecen son aquellas de los que tienen dinero para comprar sus espacios. Sin duda existe compromiso en las radios globo, progreso y otras; también de canal 36; pero hasta ahora estos medios avanzan hasta donde pueden, con muchas dificultades, aun para pagar su personal.

Por esta razón, es imperativo que el presidente busque coordinar esfuerzos para transmitir sus ideas, sus planes, a la población. Una vía obvia, bajo las circunstancias imperantes; el presidente podría escribir sus líneas y decir al pueblo su opinión sobre lo que debe hacerse. Estas líneas se podrían publicar en la red, y se podría hacer arreglos para que fueran leídas en los espacios de comunicación con que se cuenta.

No nos podemos dar el lujo de mantener esta desconexión entre el presidente y su pueblo. La batalla de ideas es lo primero que debemos ganar, y eso lo logramos estando en contacto, enriqueciendo nuestro accionar en el intercambio de ideas y principios.

Los oportunistas no descansan; mientras el pensamiento de la resistencia va en la dirección de boicotear las elecciones, otros argumentan que mejor si participar en estas. Derrotar a estos agentes es una necesidad y una misión que debe comandar el presidente mismo.

Sigamos en lucha, esta es permanente, hay que derrotar muchos enemigos; las ideas, la batalla de ideas fortalece los pueblos y debilita a quienes los oprimen, no perdamos de vista esta verdad.

*Investigador Social


rsalgadob@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2174 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad