Muere exitoso diplomático o un criminal de guerra impune, la historia juzgará

a

"Un informe del Pentágono confirmo que el Consejo de Seguridad que dirige Kissinger dio el visto bueno a 3.875 bombardeos realizados entre 1969 y 1970, "así como a métodos para impedir que los periódicos conocieran los hechos" eldiario. es

"Si hay cosas que deben ser hechas, deberían hacerlas rápido. Pero deben volver rápidamente a los procedimientos normales". Esta frase, sacada de documentos desclasificados del Pentágono fue parte de la respuesta que recibió el Almirante, en funciones de Canciller, Cesar Augusto Guzzeti, en junio de 1976, por parte del Secretario de Estado de los Estados Unidos. Hacían tres meses del comienzo de la dictadura militar en la República Argentina. Era una de las formas de EE UU de ayudar la dictadura a tener éxito y una respuesta directa a la solicitud de apoyo del Canciller.

Según documentos desclasificados también, en una reunión, a tres años del golpe a Allende en Chile, el Secretario de Estado (EE UU) le dijo personalmente al General Augusto Pinochet "Queremos ayudar, no socavarte. Hiciste un gran servicio a Occidente al derrocar a Allende".

Desde los días previos a la elección de salvador Allende a la Presidencia de Chile en 1970, el Asesor de Seguridad Nacional del Presidente Richard Nixon informando al Presidente le manifestó "el gran problema hoy es Chile". A los pocos días en reunión con el Director de la CIA, Richard Helms el Asesor de Seguridad y Helms discutían la realización de "un golpe preventivo en Chile", argumentando el Asesor de Seguridad "No dejare que Chile se vaya al despeñadero".

Quien en el año 1970 ocupo el cargo de Asesor de Seguridad Nacional del Presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, fue la misma persona que posteriormente ocupo el cargo de Secretario de Estado del mismo Nixon, pero siguió desempeñándolo después de la dimisión de este(1974), permaneciendo en funciones hasta el año 1977 fue Henry Alfred Kissinger.

Entonces poco se conocía en los EE UU y en el mundo, de lo que con los años ha quedado suficientemente demostrado sobre el papel de este personaje en la política exterior estadounidense y que bien resumen la cita de Gret Grandin del texto publicado en el portal Rebelion

"Ahora sabemos mucho más sobre los demás crímenes de Kissinger, el inmenso sufrimiento que causó durante sus años en cargos públicos. Dio luz verde a golpes de Estado y permitió genocidios. Dijo a los dictadores que mataran y torturaran con rapidez, vendió a los kurdos, y dirigió la chapucera operación de secuestro del general chileno René Schneider (con la esperanza de entorpecer la toma de posesión del presidente Salvador Allende), que acabó con el asesinato de Schneider. Su giro hacia Oriente Medio tras la guerra de Vietnam sumió a la región en el caos y preparó el terreno para crisis que siguen afligiendo a la humanidad"

Pero no se debe dejar por fuera la responsabilidad que tuvo este personaje también en los bombardeos en Camboya, citamos lo que al respecto señalo Noam Chomsky "Ahora sabemos que la fase más brutal comenzó en 1970, cuando Henry Kissinger transmitió al general Haig las órdenes del presidente Nixon de «bombardeo masivo de Camboya, todo lo que vuele sobre todo lo que se mueva» (palabras de Kissinger). Es difícil encontrar una declaración con una intención genocida tan clara en los archivos de cualquier Estado. Y las órdenes se cumplieron. El bombardeo de la Camboya rural estuvo al nivel del bombardeo total aliado en el teatro del Pacífico durante la II Guerra Mundial. El Jemeres Rojos, tal como hoy sabemos, se expandieron hasta llegar a ser unos 200.000, en buena medida reclutados a causa de los bombardeos".

Es preciso recordar que la figura de Kissinger fue alabada durante décadas por la clase política norteamericana como el diplomático más brillante durante la Guerra Fría. Al punto que en al año 1973, en una decisión controvertida, se le otorga el Premio Nobel de la Paz junto a su homologo norvietnamita Le Duc Tho, por la firma de los Acuerdos de Paz de Paris, ese año. A pesar de que entonces no era de conocimiento público aun las responsabilidades de Kissinger en los bombardeos a Camboya, Tho haciendo referencia a la ausencia de una paz verdadera en Vietnam rechazo aceptar el galardón y dos miembros del Comité del Nobel dimitieron en protesta por la nominación.

Pero dejando los personalismos, hoy con la muerte de Kissinger muchos dirán fue un hombre de su época y que cumplió cabalmente el papel que la historia le impuso en las circunstancias que le correspondió vivir. Sirvió bien a su Patria y a sus intereses, dirán hoy sus admiradores.

La Historia lo juzgara, con el paso del tiempo, quizás no serán pocos los que más que héroe o brillante político, un hábil negociador concluirán que fue un criminal de guerra impune como tantos abundan en la Historia de la Humanidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1735 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad