Sutil esclavitud

"Sutil es la esclavitud

ya no sentimos el látigo

que nos resuena en la espalda

es la nueva esclavitud…"

Ali Primera

Registrado está en la historia patria que la esclavitud llegó a nuestrAmerica de la mano del colonizador español. Durante la guerra de independencia Simón Bolívar decretó la liberación de los esclavos pero no fue sino años después durante el gobierno de José Gregorio Monagas que se abolió la esclavitud. No obstante, existen formas contemporáneas de esclavismo. Entiendo que la esclavitud es parte intrínseca de los valores del sistema capitalista que se manifiesta en la exclusión, la segregación y la explotación del hombre por el hombre, entre otros elementos.

Quienes históricamente hemos apostado terca y férreamente a la construcción de una nueva sociedad, de un mundo que sin hipocresía enfrente los valores del capitalismo y sobre sus ruinas impulse y desarrolle los valores más nobles que deben caracterizar una sociedad humanamente inclusiva, donde el desarrollo humano vaya de la mano con el respeto a la naturaleza, al ambiente. Quienes confiamos firmemente en el tránsito hacia un país donde se liquidara los valores del capitalismo, nos anotamos en apoyar el proyecto liderado por Hugo Chávez Frías y jamás imaginamos que en un tiempo tan perentorio la democracia protagónica y participativa conocida mundialmente como revolución bolivariana derivara en un giro descomunal hacia el más perverso desarrollo capitalista capitaneado por el corpomilitarismo.

La esclavitud hoy pareciera –para algunos-que no se percibe a simple vista, más sin embargo cuando "jurungamos" en las entrañas del pueblo encontramos como mucha de nuestra gente no solo no recibe un trato digno y decoroso, sino que se ven en la obligación de vender su fuerza de trabajo por una bolsa de comida. Hoy no solo se detiene, se hostiga y persigue a quienes desde el campo de las izquierdas disienten abiertamente del modelo corpomilitarista impuesto por una cúpula militar-cívico sino que han llevado a un número significativo de compatriotas a realizar distintos trabajos en organismos gubernamentales tan solo por una caja clap.

Clap, clap, clap es el nombre de la nueva esclavitud. Mujeres y hombres, indistintamente de su edad y condición socioeducativa y cultural los encuentra entregando su fuerza de trabajo (física e intelectual) por una migaja de comida. Venga amiga/amigo internacionalista y visite cualquier pueblo del país para que palpe con su propia vista como diversas instituciones gubernamentales de carácter nacional, estadal o municipal no pagan salario alguno al trabajador sino que pagan con una caja clap.

En el municipio Páez del alto apure esta triste y penosa realidad es más que evidente e inclusive a algunas personas que prestan servicio de cualquier tipo, además de la caja clap le cancelen su trabajo "voluntario" (así lo llamas los nuevos esclavizadores) llenándole el tanque del vehículo "gratuitamente" de gasolina o gasoil.

"Claro han pasado los años/ya no es como en antaño/a mí me duele más esta esclavitud…"(Ali Primera).

Quitarle el velo a esta farsa socialista bolivariana es parte del trabajo irrenunciable de quienes desde abajo y desde las izquierdas continuamos soñando y luchando que un mundo mejor es posible.

Luchar hasta vencer!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 904 veces.



Freiman Páez García

Apure-Venezuela. Revolucionario socialista, marxista, sociólogo: solidario con los pueblos en lucha por su soberanía y la construcción del socialismo

 gabansabanero@yahoo.es      @freimanpaez

Visite el perfil de Freiman Páez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: