¡Cómo los adecos matan a Alberto Lovera! (2/4)

El día en que los adecos celebran su famosa revolución de octubre, 18 de ese mes, que como se dijo anteriormente solo sirvió, infructuosamente, hacer creer a propios y extraños que el General Medina era un sátrapa y que era mentiras todo cuanto se había adelantado en su gobierno próspero y democrático, aquel infundio se quiso justificar dándole visos de autenticidad política, cuando los adecos llevan a juicios tribunalicios a algunos de sus más eminentes colaboradores del gobierno del General Medina, acusándoles del delito de apropiación indebida de los dineros públicos, pero que en realidad solo se buscaba, con todas aquella patraña, una justificación válida por haber auspiciado el nefasto golpe de Estado al Presidente Isaías Medina el 18 de octubre de 1945, líder de alta talla que lideró un gobierno que estaba enrumbando a Venezuela a transitar una ruta de verdadera democracia. El infeliz golpe de Estado adeco al General Medina echó por tierra el gigantesco esfuerzo que se hizo por instalar e impulsar una democracia auténtica y que llevara al mayor goce de bienestar a la población venezolana.

Ese día 18, Alberto Lovera de 42 años de edad, profesor de instrucción media y secretario general del PCV, en la clandestinidad, se encontraba en las adyacencias de la urbanización Las Acacias en Caracas, cercana también a la urbanización Los Chaguaramos, colindantes ambas con la Universidad Central de Venezuela, UCV. Alrededor de las 6 de la tarde se trasladaba Lovera por la referida zona en su automóvil, un Mercedes Benz viejo color azul, y a la altura de la Plaza Las Tres Gracias es interceptado por otro automóvil en el que viaja una comisión de la Dirección General de Policía, Digepol, dirigida por el bachiller Carlos Vegas Delgado, quien a la vez ocupa la jefatura de la División de Orden Público de aquella policía política bajo la exclusiva resguardo del Doctor Gonzalo Barrios, Ministro de Relaciones Interiores. El Dr. Barrios fue uno de los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional, CEN de Acción Democrática, adeco pues, considerado por los militantes adecos como uno de los prohombres del partido y por las otras autoridades del gobierno, también fue el vocero autorizado para que los fines de semana realizara sus acostumbradas declaraciones a la prensa en nombre del partido. Al Dr. Gonzalo Barrios, los venezolanos le debemos la triste y vergonzante frase, dicha en un posterior gobierno adeco: "En Venezuela se roba porque no hay razón para no hacerlo"

En el infortunado día 18 de octubre de 1965, ejercía la primera magistratura ejecutiva del país el adeco Doctor Raúl Leoni, y el partido Acción Democrática aprovechando su afable carácter, diametralmente opuesto a su antecesor, secuestra la verdadera dirección política del país, siendo así como desde que el Dr. Leoni asume el poder del quinquenio 1964-1969, el partido adeco profundiza la campaña flagrante de erradicación de quienes en un tiempo fueron sus camaradas comunistas, y también la erradicación de la faz de la tierra de los disidentes de izquierda, salidos del mismo partido adeco. De manera que es así como se da inició a lo que se llamó "La nueva democracia" que en realidad significaba seguir las ordenes emanada del Departamento de Estado de Estados Unidos y de la archí poderosa organización policial política estadounidense, la tétrica e inescrutable Agencia Central de Inteligencia, CIA. Ya con Rómulo Betancourt, adalid adeco, se había decretado la represión de manera pública, él sostenía en reunión con su gente que era necesario aislar y segregar, principalmente, a los militantes y simpatizantes del PCV, para lo cual ordena, directamente, a los jefes policiales que en sus acostumbradas incursiones: "Disparen primero y averigüen después" Ese era el mismo lineamiento de exterminio de la llamada Operación Cóndor y que se había impartido en la Escuela de las Américas, institución dirigida por la CIA en Panamá, para ser aplicadas los pueblos latinoamericanos; doctrina de la seguridad y defensa nacional para enfrentar al enemigo interno. De manera que es en los gobiernos del Pacto de Punto Fijo, aquí en Venezuela, donde comienza a ponerse en práctica el "plan perfecto contra sus opositores": El terrorismo de Estado.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 991 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a237342.htmlCd0NV CAC = Y co = US