La victoriosa mision humanitaria a Gaza

La decisión del gobierno bolivariano del presidente Nicolás Maduro Moros de realizar una operación humanitaria de ayuda urgente a la población de Gaza, territorio del Estado de Palestina, constituye una de las medidas políticas y humanitarias de la mayor significación realizada por Venezuela en su historia, no tanto por el tonelaje de materiales trasladado a ese territorio sino por las diversas circunstancias políticas, militares y humanitarias que concurren en las actuales circunstancias de agresión del ente sionista israelí contra el pueblo palestino.

A pesar de que el Primer Ministro Benjamin Netanhyau declaró que el propósito de la operación era destruir el sistema de túneles que la resistencia palestina había construido en todo el territorio de la Franja de Gaza, los hechos demostraron que la bombas de la moderna aviación sionista y la artillería de campo de su ejército, incorporada a la operación, se concentró en las zonas densamente pobladas de todo el territorio gazatí, destruyendo plantas eléctricas, almacenes de alimentos, centros de estudios, hospitales, refugios de la ONU y muchos edificios residenciales, provocando hasta ahora, además de más de 2100 asesinados – una cuarta parte de la cual niños y niñas – y 10 mil heridos, una tragedia humanitaria de incalculables dimensiones al paralizarse la vida económica, cerrarse el tránsito de mercancías importadas por lo pasos controlados por el ente sionista israelí y por el de Raffa, controlado por el gobierno Egipto, y el cierre de la actividad agrícola, artesanal, comercial y administrativa, con los efectos terribles sobre la economía y la propia sobrevivencia de la población; lo que hizo obligante y urgente ir en auxilio del pueblo palestino sometido a tan brutal agresión terrorista del sionismo israelí.

La primera victoria fue sortear una compleja situación geopolítica en la región del Medio Oriente y el Norte del Africa, caracterizada por el desarrollo de diversos conflictos armados internos, inter-estatales y globales, en las cuales se enfrentan elites gobernantes y alianzas militares estratégicas junto con formaciones irregulares con diversos tipos de apoyos de factores extraregionales, que hacían difíciles obtener apoyos y facilidades para que la misión aérea encargado del transporte del material humanitario llegara a su destino con las garantías de seguridad correspondientes; además del peligro del peligro de un ataque – como efectivamente se produjo por parte del ejército sionista.

Una segunda victoria, esta vez de carácter operacional, fue trasladar doce (12) toneladas de alimentos y medicinas y otros elementos desde el norte de la América del Sur hasta el Medio Oriente en una veterana aereonave de tecnología usamericana, tipo HERCULES C-130, que atravesó el espacio aéreo, marítimo y terrestre de diversos países, para lo cual resultó necesario obtener los respectivos permisos de sobrevuelo, aterrizaje y despeje, desafiando las presiones diplomáticas y económicas usuales del gobierno imperialista de gobiernos de los más diversos signos políticos e ideológicos y niveles de alianza e identidad con actores y factores del escenario medio-oriental, que podrían sentirse incómodos por verse apoyando una operación que, aunque humanitaria, cuestiona la conducta criminal del ente sionista israelí y sus protectores del gobierno de los Estados Unidos.

Pero el tercero y más importante reto estuvo representado por promover la más amplia respuesta solidaria de los Estados de América Latina y el Caribe para quienes el gesto venezolano de atravesar “medio mundo” para llevar ayuda humanitaria al pueblo palestino, fue un incentivo para emitir declaraciones, retirar embajadores y promover ayuda humanitaria, en repudio a la entidad sionista que, en contra del Derecho Internacional, las resoluciones de amplia mayoría de los miembros de la Asamblea General de la ONU y los acuerdos de su Consejo de Seguridad, persiste en mantener la ocupación colonial del territorio del Estado Palestino y reprimir criminalmente las luchas del pueblo palestino por sus derechos históricos.

Aunque la derecha pretenda descreditarla y sectores del chavismo no valoren en su exacta dimensión la importancia de ésta “Operación Gaza”, lo cierto es que se trató una victoria política internacional del gobierno bolivariano del presidente Nicolás Maduro Moros y su Canciller Elías Jaua Milano, que logró romper el bloqueo impuesto por el sionismo al pueblo palestino de Gaza y afirmar la capacidad técnica-operativa del componente aéreo de la Fuerza Armada Bolivariana y de su lealtad a los principios de la revolución chavista, socialista y antimperialista también, en el plano del internacionalismo solidario con los pueblos que luchan por la Soberanía, la Independencia y la Justicia Social.






Esta nota ha sido leída aproximadamente 1363 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a193876.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO