"Drenen su arrechera: maten a los chavistas"

La orden fue precisa: a drenar la arrechera. Con estas palabras el ex candidato presidencial arengó a sus seguidores para que actuaran con toda la furia y violencia que les diera la gana. Y así lo hicieron algunos, por supuesto. En pocas horas prácticamente incendian el país por los cuatro costados. En nombre de la paz, la unión entre todos, que pregonó durante su campaña el candidato perdedor, sus seguidores se fueron a la calle, bajo sus órdenes, para arrasar con todo. Incluso con la vida de seres humanos.

Los resultados de tan irresponsable actitud del resentido perdedor, se vieron de inmediato. Se llevó a cabo un ataque virulento en contra todo aquello que representa la revolución. Varios CDI, que ofrecen salud gratuita para toda la población, resultaron destruidos. Esos centros son íconos, emblemáticos, de la revolución. Representan una de las principales banderas de lucha que liderizó nuestro amado Presidente Chávez. Su destrucción, motivada con la hábil estrategia de indicar a los arrechos caprilistas que allí estaban escondiendo las cajas con los comprobante de las votaciones, tenía el objetivo claro de barrer al chavismo y todo lo que lo representara. Pero además, acabar con los médicos cubanos, a los cuales Capriles les tiene arrechera. En un CDI de Valera, Edo. Trujillo, a los médicos cubanos lo salvó la gente del barrio cuando casi fueron aniquilados por las órdenes de Capriles.

De igual modo, en esa estrategia de aniquilación total, trataron de destruir las sedes del PSUV en casi todo el país. Ese era parte del plan: barrer el chavismo en un breve plazo. Asediaron y atacaron medios de comunicación identificados con el gobierno. Así canales del Estado, como VTV y el internacional creado por Chávez, Telesur, fueron asediados por los arrechos opositores en su catarsis. Canales y radios comunitarias, productos de la política comunicacional del gobierno revolucionario fueron atacados, con deseos de destrucción, por parte de las hordas enfurecidas por Capriles.

Pero la máxima manifestación de odio y arrechera caprilista, se expresó con más de 70 personas heridas y acabando con la vida de ocho seres humanos. Ocho camaradas revolucionarios. Maten unos cuantos, para que les duela en la madre, maten a unos cuantos tierruos, que son los que más le duelen al gobierno, pareciera ser la orden dada por el pro-imperialista golpista. Y eso lo concretaron. Allí están los cadáveres tendidos en el piso, asesinados por aquellos que creyeron en Capriles. Familias muy humildes que perdieron a sus seres queridos, para satisfacer el capricho de denar una arrechera. Algunos de los caídos incluso eran personas felices, pues habían sido recientemente beneficiados por los planes del socialismo, con viviendas dignas.

Pero nada de eso resulta aislado, por el contrario, era un plan perfectamente concatenado. Fueron ataques a puntos claves. Pero también quisieron imponer la intimidación y el miedo, típica acción del fascismo. Sin embargo, todo esto no nos debe resultar extraño, por parte de Capriles. Basta ver las imágenes transmitidas por los medios del Estado, donde aparece el golpista Capriles en su primera incursión en un golpe de Estado, en el 2002. Fue él muy activo en el asalto a la embajada de Cuba. Si el motivo de atacar los CDI fue la supuesta presencia de las cajas del CNE, el asedio y asalto a la embajada también se excusó bajo un motivo: buscar allí a presuntos funcionarios del gobierno. Así lo declaró más tarde y con toda la tranquilidad del mundo el propio golpista Capriles, luego de invadir el territorio de la embajada Cubana. La excusa perfecta para casi aniquilar a los miembros de la embajada, pues como se aprecia en los videos del golpe del 2002, destruyeron pertenencias de la embajada, como vehículos, pero los más grave, le cortaron todos los servicios, buscando, lógicamente que murieran en su interior todas las personas que estaban allí, incluyendo niños y mujeres.

Luego aparece en otro video, el mismo personaje Capriles, sacando de su hogar de manera ilegal, sin ser él policía ni pertenecer a ningún cuerpo de seguridad, al entonces Ministro de Relaciones Interiores, Chacin. Es decir, cometiendo un secuestro. Para satisfacer su arrechera, sometió al Ministro a que la enardecida poblada le diera golpes. Es decir, que ellos también drenaran su arrechera. No sabemos cuántas cosas más hizo el fascista durante el breve régimen de Carmona.

Por eso decimos, que nada de esto es de extrañar del candidato perdedor. Todas estas son pruebas, evidencias, de que Capriles es un hombre sumamente peligroso, violento y agresivo. En aquel entonces, Capriles no era más que un alcalde de un municipio y actuó con fascismo. Ahora, con un cargo ejecutivo superior, gobernador de un estado, su nivel de fascismo fue mayor, no hay duda de ello. Si llegara a ser presidente del país, podemos suponer, perfectamente y sin equivocación alguna, que la razzia sería su mecanismo de gobierno. Acabar físicamente con el opositor. Buscarlo, perseguirlo, eliminarlo. Esto lo aseveramos por lo que acaba de ocurrir. Ya Capriles pasó a niveles mayores de violencia. El asesinato de ocho personas, fue resultado de la orden que dio a sus incautos seguidores de que drenaran su arrechera. ¿De verdad ustedes creen que se necesita algún otro detalle para conocer el comportamiento fascista de este personaje?.

Con esta acción, se cae, además, una de las tantas propuestas demagógicas que hizo cuando era candidato de que él iba acabar con la criminalidad, con la inseguridad. Su actitud demostró algo diametralmente opuesto: el imperio del asesinato, la violencia y la destrucción en sólo pocas horas de acción. Ataca y asesina un chavista y drena tu arrechera. Así vemos que lo entendieron algunos de sus seguidores. Así quiso él que lo entendieran.

Paz y tranquilad en el cielo a los caídos. Pronta recuperación y sanación para los heridos. Fortaleza para los familiares.

Profesor Titular, ULA

heribertogomez60@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4693 veces.



Heriberto Gómez

Profesor Titular, ULA

 heribertogomez60@gmail.com      @ulandino

Visite el perfil de Heriberto Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: