El escolta retrechero de la ministra

La ciudadanía observa con complacencia el rescate de los espacios públicos. La Alcaldía de Caracas, el Gobierno del Distrito Capital y el mismísimo Gobierno Nacional se han echado esta tarea al hombro y, junto a algunos consejos comunales, la obra ha dado sus frutos.

El diario Ciudad CCS ha sido espejo de tal logro. En sus páginas se ha vertido el resultado de este esfuerzo sin igual en la historia sobre la cuna de Bolívar y Miranda. Los comentarios a través de la página web (www.ciudadccs.info) y los testimonios captados por los reporteros y reporteras, dan cuenta de la justificada alegría colectiva.

El laborioso andar de estos trabajadores no se ha limitado exclusivamente a reflejar lo alcanzado. Hay un empeño editorial en motivar a la defensa y mantenimiento de lo obtenido. Carro mal parado, es carro “criticado” desde estas páginas. Moto atravesada es moto cuestionada también desde acá y ojo: ello sin discriminación de ninguna especie porque particulares y oficiales son responsables del acatamiento de las normas.

La perorata viene a propósito de la actitud hostil y nada camarada o solidaria de un escolta de una de las ministras que acudió a su comparecencia en la Asamblea Nacional, poder legislativo que está pegadito a ese periódico. El “señor” en referencia detuvo el costoso vehículo en las narices de Simón Bolívar, orillaíto en la plaza que lleva el nombre del Libertador. En honor a la verdad, no fue el único en hacerlo por esos días, pero sí fue el único en agredir verbalmente a un equipo de ese diario que procedió a dejar constancia gráfica y textual de aquel abominable hecho. “¿Qué crees tú, que esta es la plaza Altamira?” fue lo primero que largó luciendo además una conducta gestual indecorosa. “Esta es la Plaza Bolívar y aquí yo hago lo que me da la gana c… de tu madre”, dijo luego a nuestra gente asumiendo una postura de gallero trasnochado y que me perdonen los galleros por la ofensiva comparación.

Lamentable, por no redundar con otros adjetivos calificativos, que este “ciudadano” haya procedido de esa inadecuada manera. ¿Sabrá la ministra quién la “protege”?


ildegargil@gmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 3255 veces.



Ildegar Gil

Comunicador social

 ildegargil@gmail.com

Visite el perfil de Ildegar Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: