La verdad sobre la estatua de María Lionza: Se encuentra resguardada para su conservación

La Comisión Presidencial para la Recuperación de la Universidad Central de Venezuela (UCV) informó este martes que la estatua «Maria Lionza» realizada por el escultor Alejandro Colina en 1941, se encuentra resguardada para realizar trabajos de conservación. Señalan que esto se hace «tras 20 años de abandono».

El comunicado de la Comisión Presidencial se emitió luego de un primer comunicado de Copred (Consejo de Prevención y Desarrollo de la UCV) afirmando que la estatua había sido «sustraída» sin su autorización.

Al respecto, la Comisión Presidencial afirmó en su comunicado que «la estatua ‘Maria Lionza’ se halla a buen resguardo, a cargo de equipos técnicos especializados, que trabajan en la preservación de su integridad y en la restitución del derecho del pueblo venezolano al disfrute y contemplación de una representación de profunda significación artística, patrimonial y espiritual». El comunicado también fue compartido por el ministro venezolano para la Cultura, Ernesto Villegas.



En el texto, se señala que estas acciones se ejecutan luego de que el Instituto de Patrimonio Cultural dictara medidas administrativas urgentes de protección y conservación «para salvaguardar la integridad de la escultura ‘María Lionza’ declarada Patrimonio Cultural de la Nación»

En contexto

Como se recordará, el 6 de junio de 2004 la estatua original de María Lionza hecha por Alejandro Colina en 1941 y ubicada en la entonces autopista Francisco Fajardo, amaneció partida en dos. La obra fue desmontada y trasladada a un taller en la Ciudad Universitaria de la UCV para su restauración, y en enero de 2005 fue colocada una réplica realizada por Silvestre Chacón, en el mismo lugar de la autopista caraqueña.

Este 4 de octubre de 2022 Copred (Consejo de Prevención y Desarrollo de la UCV) emitió un primer comunicado denunciando la supuesta «sustracción» de la escultura de María Lionza «del galpón en la que se encontraba resguardada en la Ciudad Universitaria de Caracas luego de haber sido restaurada en el año 2004». Según Copred, la obra «forma parte de la colección de obras de arte de la UCV desde la década de 1940 y se utilizó como pebetero de los III juegos bolivarianos» celebrados en 1951. También afirmaron que «ningún ente de la UCV autorizó la movilización».

Ante esto, numerosos medios de comunicación afirmaron que la obra había sido «robada».

Horas después, la Federación Venezolana de Espiritismo emitió su propio comunicado, informando que la estatua de María Lionza supuestamente había sido trasladada al estado Yaracuy. En parte señalaron: «Después de 19 años en cautiverio, hoy (…) nuestra Madre Reina María Lionza recorre desde la ciudad capital de la República hasta su sagrada montaña en una travesía sin precedentes. Estamos felices, estamos alegres, estamos agradecidos porque hoy si podemos decir: En la montaña de Sorte en Yaracuy vive una Diosa». La información del traslado a Yaracuy no ha sido confirmada, pero dio mucho de qué hablar en redes sociales.

Derecha habla de sustracción, espiritistas dicen que la madre reina volvió a casa

La mediática inmediatamente conoció del traslado de la obra difundió que se trataba de una sustracción sin autorización y se ignoraba su paradero. Los mensajes en Twitter en esta dirección abundan, junto a un comunicado que emitió el Consejo de Prevención y Desarrollo (Copred) de la UCV.

Comunicado de la Comisión Presidencial para la Recuperación de la UCV

A continuación el texto íntegro del comunicado de la Comisión Presidencial para la Recuperación de la Universidad Central de Venezuela:

La Comisión Presidencial para la Recuperación de la UCV informa que el Instituto de Patrimonio Cultural, en ejercicio de sus competencias, dictó medidas administrativas urgentes de protección y conservación para salvaguardar la integridad de la escultura «María Lionza» –del artista venezolano Alejandro Colina, declarada Patrimonio Cultural de la Nación– y a fin de restituir el derecho de las venezolanas y venezolanos al disfrute y veneración de este símbolo cultural, histórico y espiritual de Venezuela.

Con estas medidas urgentes, que están en ejecución, el Gobierno Bolivariano pone fin a la situación de abandono en que se hallaba desde hace casi 20 años este bien cultural excepcional, cuyo único y verdadero dueño es el pueblo de Venezuela.

La obra, con visibles signos de deterioro, estuvo virtualmente secuestrada sin las condiciones adecuadas para su preservación, en un lugar inaccesible para el público, impidiéndose su exhibición, en violación de los principios fundamentales de la Defensa del Patrimonio Cultural de la República.

La estatua «Maria Lionza» se halla a buen resguardo, a cargo de equipos técnicos especializados, que trabajan en la preservación de su integridad y en la restitución del derecho del pueblo venezolano al disfrute y contemplación de una representación de profunda significación artística, patrimonial y espiritual.

El IPC, de conformidad con las regulaciones en materia de defensa del patrimonio cultural y de bienes públicos, ordenó el inicio de un proceso administrativo para determinar las responsabilidades a que hubiere lugar y los sujetos responsables.

La autonomía universitaria no puede ser excusa para colocar en situación de riesgo el Patrimonio Cultural ni para mantenerlo secuestrado.

María Lionza es del pueblo.

Con información de Albaciudad / Venezuela News.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4277 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter