Crítica ácida

Ganancias por la droga pierden aquí y allá a J P

No me canso de reseñar la podrida sociedad de la nación hegemónica del capitalismo, que tiene el mayor índice mundial de salvajismo social por consumo de drogas. Venezuela es vecina de una "sociedad democrática" del país número uno productor de estupefacientes. Ambos territorios enriquecen un sector de la humanidad y nos corrompen. El campeón productor penetrando nuestro territorio con población, y en política la antigua obsecuencia al gran consumidor, las soportamos con valor evitando contaminarnos con su falaz democracia representativa que oferta vida más nice o bacana drogas mediante.

La tentación pierde a los seres humanos desde que el mundo es mundo, aunque en honor a la verdad nunca había sido tan inmunda esa tentación a consecuencia de la drogadicción, los carteles, sus amenazas a quien los enfrente, asesinato de periodistas y abogados, o de quienes deseen desenchufarse del compromiso delincuencial, terrorífica arma sembrando miedo, liquidando desde testigos hasta jueces, secuestrando familiares de quienes puedan delatarlos, y ofreciendo a gente de escasos recursos en grandes o pequeñas localidades, una vida que supuestamente vale el riesgo, por proporcionar ganancias inmensas, falsedad contaminante.

J S, Jhon Smith en inglés es el J P, Juan Pérez en español. Tocados y comprometidos por factores del poder de la democracia corrupta, JS al norte y JP en territorio venezolano, han caído aupados y vigilados por redes de narcos. Se conoce de siempre que en el capitalismo salvaje hay compromisos con el narcotráfico internacional integrado por millonarios, funcionarios, banqueros, simples jíbaros de toda clase social y corporaciones particulares privadas de moral, a merced de fabulosas fortunas, en síntesis delincuencia organizada. Combatir este aspecto liderado por gente de gran influencia e impenetrable, es misión venezolana de voluntad bolivariana.

El periodista Eligio Rojas ha hecho públicas las propiedades que por las ganancias inmensas provenientes del narcotráfico, perdieron moralmente a una parlamentaria nacional, hay proceso penal a varios ex funcionarios públicos vinculados a una red de narcotráfico. El Fiscal Tareck y su equipo incorruptible, presentan indicios de personas y actos delictivos de quienes hacían valer su posición en el gobierno, para custodiar y movilizar la droga que recibían desde Colombia y pretendían sacar hacia el Caribe.

La diputada J. Pérez fue aprehendida por el Comando Antidrogas de la Guardia Nacional Bolivariana el 5 de enero 2022 en los alrededores de la Plaza Bolívar de Caracas, cuando iba a la sesión de instalación del Parlamento. Las autoridades ejecutaron allanamiento de sus propiedades, un apartamento en el edificio "Petit Palace" en Las Mercedes, este de caraqueño con 6 vehículos acondicionados para transporte de droga, todos positivos en cocaína. Apartamento en Campo Alegre, Chacao, recibo por 76 mil 800 dólares, y haber adquirido un yate de nombre "Buque Pick".

Fue candidata JP y había sido detectada como miembro de una organización criminal, en grabación que dio cuenta de células del narcotráfico, una de Sinaloa, México, y otra de carteles colombianos usados por la DEA gringa para perfilar a la Venezuela chavista como narco estado. Eligio Rojas, plasma la perversidad de impedirnos frenar la maldad delincuencial con exitosa unión republicana cívico militar.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 394 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: