Mercal y los Megamercales

Mucho se ha publicado en relación a los Mercales, pero no se ha tomado en cuenta la gravedad del problema. En varias oportunidades hemos hecho referencia al tema. (http://moskobita.blogspot.com/2006/05/mercal-y-la-quinta-pata-del-gato.htm.
http://moskobita.blogspot.com/2006/06/mercal-acta-por-favor.html
¿Qué pasa en Mercal y su red de distribución?
Para todos es conocido el inmenso esfuerzo que ha realizado el Gobierno para abastecer a la población de alimentos de calidad a precios muy inferiores a los de la red tradicional de distribución, la infraestructura y los planes que se han desarrollado nos dieron la perspectiva de que todo funcionaba muy bien. En sus comienzos Mercal distribuía carne de res, pollo, azúcar, arroz, aceite, harina precocida de maíz y otros tantos rubros a precios muy bajos, precios accesibles al consumidor, ir a Mercal era necesario si de ahorrar se trataba.

Hoy en día ir a Mercal es observar los anaqueles completamente vacíos y en el mejor de los casos podemos encontrar uno que otro rubro, el atractivo de comprar en Mercal se perdió. Los cambios que ha realizado el Presidente en ese Gabinete Ministerial no han sido los más cónsonos con las exigencias del mismo.

Muchos compañeros se han paseado por los despachos de este Ministerio y han sembrado la semilla de la ineficiencia, la incapacidad hecha manifiesta por ellos ha permitido que este maravilloso programa decayera y esté prácticamente hoy en día, en proceso de extinción. La falta de personal capacitado y verdaderamente comprometido con este proyecto político ha hecho de Mercal un recuerdo agradable en el tiempo, no sólo basta decir “estoy con la Revolución”, es necesario demostrarlo con hechos y acciones que permitan medir los logros de una gestión.

La falta de compromiso de estos compañeros y el deber ser, ponen hoy de manifiesto la esquizofrenia de algunos “revolucionarios” por ocupar un cargo para el cual no están preparados y que aceptan sin pensar el momento político y la capacidad de ellos para enfrentar el tamaño del compromiso que han adquirido, la arrogancia y la prepotencia, o el simple hecho de pensar que ellos son merecedores de una distinción de ese tamaño, los lleva irremediablemente al fracaso, y con ellos, a los planes del Gobierno Nacional.

La pesadilla de la incapacidad y la hipocresía de algunos “revolucionarios” son del tamaño de su ego, se hace necesario un acto de contrición moral y de ejemplo de compromiso, aceptar cargos que por amiguismo y vicios de la Cuarta República aceptan sin la debida preparación para ocuparlos, no basta creer que se puede, es necesario demostrarlo.

¿Por qué hay que hacer colas kilométricas en la Av. Bolívar en los Megamercales para acceder a un kilo de azúcar, o comprar un pollo? es absurdo.
Si la red Mercal funcionara, no es necesario implementar los Megamercales y tener que hacer filas interminables para abastecerse de uno que otro producto que escasea.
No basta comprar toneladas de producto si no hay controles que garanticen un verdadero abastecimiento de la red.
No basta comprar toneladas de producto si los mismos van a parar en manos inescrupulosas de compañeros de la economía informar y revenderlos a precios por encima de su valor real, algo que todos conocen y nadie le pone control a ello por no existir una norma que penalice dicho delito, me disculpan, pero no pienso de es manera, comerciante informal que venda un producto subsidiado a precios por encima del valor que marca, debe decomisársele el producto y encerrarlo en prisión un tiempo para que no juegue con el hambre de nuestro pueblo, así como a todos aquellos sinvergüenzas que desviaron el camión del producto y se los vendieron a los compañeros de la economía informal, la ineficiencia y la falta de control a degenerado el buen comienzo del programa de la Misión Mercal. No ha habido dolientes en los organismos encargados que le pongan un freno a esta desviación, sólo quejarse y no actuar con la celeridad y el aplomo de todo aquel que es capaz de defender su Revolución.

El encumbrarse en sus despachos y alejarse de la calle es lo que pervierte y contribuye a que estos “revolucionarios” se olviden del pueblo, el no escuchar las criticas constructivas, el no corregir las desviaciones en cuanto se producen, son las razones que ponen entre dicho los esfuerzos del presidente Chávez en procurar abaratar el costo de la vida y darle acceso a la población de abastecerse de alimentos de buena calidad a precios razonables.

http://chamosaurio.blogspot.com/
chamosaurio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5596 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a30463.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO