Estresada la Plaza Bolívar

Mientras el Presidente Nicolás Maduro se dirige entre los acordes marciales a presentar su mensaje anual ante la asamblea Nacional Constituyente, en la Plaza Bolívar, una música diametralmente opuesta suena a toda corneta. Al principio de la mañana, parecía natural para que mientras llegaba y esperaba la multitud se entretuviera. Poca música contestataria, en realidad, ni siquiera venezolana o caribeña. Es estresante.

Tenemos cierto tiempo atendiendo trabajos en un edificio aledaño a la Plaza Bolívar, o muchas veces estábamos en la Casa Amarilla. Si bien una Plaza Bolívar es un escenario de encuentro político, a veces festivos, también lo es para la reflexión y la contemplación. Para la confluencia de niños, niñas, artes escénicas, o el silencio que muchas veces se extiende a un templo o iglesia. En sí una Plaza Bolívar es un teatro, una tribuna, y sobre todo un templo popular.

Si José Martí volviera a la Plaza Bolívar

El 21 de marzo de 1881 "Cuentan que un viajero llegó un día a Caracas al anochecer, y sin sacudirse el polvo del camino, no preguntó dónde se comía ni se dormía, sino cómo se iba a donde estaba la estatua de Bolívar".

Imaginamos a la ¨Plaza en su fase de templo, de casa abierta para el viajero cansado pero lleno de espiritualidad ante el suceso de estar frente a la representación del más grande hombre de América.

Hoy en día sería muy difícil conseguir ese momento de solaz en la plaza, que antes era cuidada además, de oficiales, por los llamados "Edecanes del Libertador", adultos mayores que iban heredando naturalmente la custodia y que con sus historia entre reales y fabulosas recreaban el devenir de la Caracas Gloriosa.

Palomas, Ardillas y Perezas

Las palomas, aún se resisten a abandonar el lado oeste, en el pasillo que da a la Casa Amarillas, algunos infantes, cuando el escandalo electro acústico y a toda hora de la Plaza se los permite, les dan de comer.

Unas ardillas oscuras, sustituyeron a las otrora marroncitas que iban de tronco en tronco y competían en atractivo con un par de pereza que de cuando en vez se dejaban ver con sus sonrisas de monalisa. Cuentan que las ardillas rucio moro emigraron en búsqueda de mayor tranquilidad, tal vez una noche hacia el Paseo El Calvario (arriba). Alguien introdujo las oscuras que también huyen del mundanal ruido, y se pegan al último árbol de la esquina de Gradillas. Todos los pajaritos se fueron de la plaza. Ya no hay trinos matutinos.

De las perezas nunca más se supo. Tampoco de los alegres edecanes del Libertador. Les quitaron los bancos, en función de más espacio para que la Plaza Bolívar privilegiara los actos masivos, en desventajosa competencia con las plaza Diego Ibarra y la Caracas. La Plaza Bolívar está estresada.

Necesario es recuperar su equilibrio de espacio multi uso pero sin abusos. No puede ser un espacio continuo de agitación (salvo la esquina caliente), ni de concentración política, ni de espectáculos musicales. Además de ello, los José Martí de hoy necesitan un momento para acercarse a honrar al Bolívar ecuestre, siempre presto al combate; los más pequeños la requieren para correr alegremente detrás de las aves, para ver de nuevo las ardillas originales, y de ser posible una pereza mirándolos. La quisieran los abuelos para sentarse en los bancos, con respaldar, a recrearnos tanta gloria caraqueña.

Que haya de todo en la Plaza, hasta una fiesta de fin de año, una ofrenda floral, una banda marcial, un grupo de cámara, un mitin político, una encuentro revolucionario, pero que no deje de haber cada día, un trascendental momento contemplación, de reflexión.

Parafraseando a Ali Primera ¡Vida para los pájaros! ¡Qué regresen los pajaritos!, las ardillas rucio moro, las perezas, los viejitos, los bancos con respaldar, los niñitos, las cotufas, los algodones, la música de retreta.; la meditación

¡Desestresen a la Plaza Bolívar!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 964 veces.



Reinaldo Bolívar

Investigador, fundador del Centro de Saberes Africanos, vicecanciller para África

 reibol@gmail.com      @BolivarReinaldo

Visite el perfil de Reinaldo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: