Manuel "el coco" un Rasputín en Miraflores o talento de televisión masculino

El "coco" Sosa es culpable de haber robado y colaborado con el robo de miles de millones de dólares de las empresas del Estado, ¿quién lo ayudó, y a quien se parece?

Rasputín es sobre todo conocido por la atracción que hacia el sentía algunas damas de la aristocracia rusa, cientos de años de educación, de etiqueta de rígido protocolo del país de las grandes estepas no bastaron para que más de una dama de peluca y garbo cayera bajo la influencia y no solo de la influencia del "monje loco" como era conocido. Veamos que dicen: Rasputín no solo se ganó el favor de la familia real, sino que también buena parte de la aristocracia se rindió a él. Esto se debió sobre todo a su carisma personal. En la medida en que el carisma pueda explicarse, el suyo era producto de los siguientes factores: una mirada muy fija y penetrante (era de pelo castaño pero de ojos azules muy claros); un verbo fácil y muy ambiguo (alguien dijo que sus frases nunca constaban de «sujeto, verbo y predicado», sino que siempre faltaba algún elemento) que parecía el de un oráculo; un gran atractivo para con las mujeres basado, además de en su físico y en su intuición, en su conocimiento de las Escrituras y en cierta tradición religiosa rusa que seguía prácticas orgiásticas como camino a Dios. Finalmente, la época de Rasputín era de romanticismo filoeslavo, y él, ruso de la profunda Siberia, recriminaba a los nobles, muy emparentados con la aristocracia europea (sobre todo con la alemana): «No tenéis una sola gota de sangre rusa» https://es.wikipedia.org/wiki/Grigori_Rasput%C3%ADn

En México del siglo XXI ocurrió un hecho similar con quien llego a ser una alta dirigente de izquierda, la pasión por un hombre, la llevo según algunos a cometer algunos excesos, esto en pleno siglo XXI, los años han pasado y todavía no se logra destejer la madeja de pasiones. El caso Rosario Robles quien era llego a fungir como Jefa de Gobierno de una de las ciudades más grandes del Mundo, leamos: Con el paso del tiempo, cada quien en su libro, Con todo el corazón, de ella; Derecho de réplica, de él, se mencionan. Y coinciden en reconocer cierta culpa, pero, cada cual con su matiz, su motivación, su circunstancia.

Así, Rosario Robles señala: "Cometí el error de relacionar lo personal con lo político". Luego, asegura que sigue pensando que "el amor y la vida privada son cosa de dos".

Por su parte, Carlos Ahumada dice: "Fue un error garrafal haber mezclado mis sentimientos con los negocios. Fue un suicidio".

Una mujer que rechaza que fue utilizada o que alguien se aprovechó de ella, pues "no me gusta ser ni hacerme la víctima". http://www.zocalo.com.mx/new_site/articulo/rosario-robles-y-carlos-ahumada-dos-versiones-de-un-amor-irrealizable

El caso de Manuel"el coco" Sosa parece repetir la historia. Eran los días que el "coco" decía " apóyame" y agradecía al gobernador Tarek y a todo el que su memoria recordaba, ahora después de robar, desplumar, expoliar la republica le dan casa por cárcel. Cosa terrible esta donde a un pillo de marca mayor le premian el haber delatado a sus compañeros de trampas y pillajes, el tipo al parecer vivió de braguetazos de oro. Si el "coco" Sosa.

Mis amigos y yo en Valencia, Caracas y Barinas hacíamos apuestas, que otra camarada lo acompañaría " en sus batallas" por la libertad y el socialismo, un mal actor pero con pegue, un buen actor para la demagogia y para el levante, los comentarios llovían, y las notas del corazón inundaban las redes: http://www.el-nacional.com/noticias/sucesos/las-siete-claves-detencion-manuel-coco-sosa_206396 El coco en Venezuela no es quien asusta a los niños, los niveles de corrupción, de poder, de acercamientos al poder y al dinero tienen que tener un hilo conductor y quizás este sea un caballero de las camelias, o un personaje del inmortal Mozart o sea un Don Giovanni del caribe, claro con la diferencia que el personaje de Mozart nunca se arrepiente de lo que hizo en vida y el "coco" es solo un soplón, lo fue antes y lo es ahora, un mediocre, quizás el masculino de aquella canción muchas veces cantada por muchos de nosotros: https://www.youtube.com/watch?v=RqaVPWmwglQ

El "coco" lo veo escucho como un actor sin parlamento, un chico bien parecido, que supo navegar sobre su anatomía y no sobre su talento, no escucho una sola frase inteligente o digna de ser escuchada, recordada, digerida y menos aplaudida, pero como estaba entre los brazos, las piernas y las mieles del poder era aplaudido, veamos y escuchemos y decía: " yo toda me he dedicado a trabajar humildemente" y en esos días hasta Maduro lo aplaudía, "el coco" se las comía y se las devoraba: https://www.youtube.com/watch?v=Rq2_4e2MaS4

Los días pasan y no sé si quedara títere con cabeza, y el tipo quedara en libre en quizás menos de 4 años y le dieron casa por cárcel, después de haber robado miles de millones al país, después de haber dejado sin alimentos a millones y millones de venezolanos. Al "coco" Sosa le salió barato robar, estafar al país, a la nación, a sus habitantes, le salió casi gratis mandar a la muerte a niños, a mujeres y a hombres que se quedaron sin medicinas al no tener dinero o divisas fuertes para comprarlas.

A quien acudió el actor de alfeñiques, el tipo de la bragueta de oro, para que le dieran esa condena tan pequeñita y tan amable para evitar una condena justa de acuerdo a sus delitos, a sus mentiras, a sus crímenes. Será que acudiría a una de sus barraganas. A una de sus consentidas. La vida ira develando la trama de una estafa que se llevó al país entre las patas, la estafa de un socialismo que no existió nunca en Venezuela y que fue uno de los sociolistos, que no fue una revolución y si una roboilusion.

Notas a pie de página: Lo que no se puede evitar pensar es cuales fueron las influencias movió Miguel "el coco" Sosa, cuáles fueron sus contactos, el tráfico de influencias es evidente y a esos no se les tocara ni con el pétalo de una rosa. Los venezolanos sin empleo y con hambre dicen "cambio mi "libertad" por la casa por cárcel del "coco" Sosa, ese si se la pasa chévere"

Cuatro años en la comodidad de su hogar, mientras decenas de estudiantes se van a la Prisión del Dorado, a algunos profesores universitarios se le acusa de lo indecible, Alcedo Mora sigue desaparecido por denunciar la corrupción en PDVSA. Dicen que todavía hay más de un Rasputín criollo en palacio…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2619 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /contraloria/a256574.htmlCd0NV CAC = Y co = US