¡Alimentos, Lubricantes y Petróleo!

Un tema tratado en el barrio, en la universidad, en las misiones sociales, en los Consejos Comunales y las diferentes organizaciones y clases sociales; ha sido la SEGURIDAD ALIMENTARIA! debiendo diferenciarla de la SOBERANÍA ALIMENTARIA. La primera, es asegurar por cierto tiempo el tener alimentos y la otra, la permanencia de tener y estar bien alimentado. Producir los alimentos que se consumen, ello genera por supuesto una cultura alimentaria, con esta visión nace PDVAL y Mercal; distribuir alimento a nuestra población en revolución de forma segura. Chávez puso su empeño y lo logró junto a su pueblo, en beneficio de ese pueblo que hizo las estadísticas nutricionales, así lo dijeron, lo demostraron, se tenía la visión correcta a desarrollar; por ello, Alí Rodríguez respondía a la siguiente pregunta:

"¿Podría Venezuela autosatisfacer la demanda de alimentos de su población?

-Sí. Pero tendría que cumplir varios requisitos. 1-Tierras aptas. 2-Agua. 3-Fertilización. 4-Mecanización. 5-Energía. 6-Ciencia y Tecnología. 7-Conocimientos de los requerimientos de proteínas, energéticos y micronutrientes que garanticen los componentes básicos para una satisfactoria alimentación de la población, así como sus fuentes, de manera que sean tales requerimientos los que sirvan de guía a la producción y su especialización. 8-Comercialización, tan vinculada al transporte, distribución y precios. El balance de la experiencia de Mercal debe ser una de las condiciones para una adecuada política de Estado en esta materia específica, lo cual se ha venido realizando con mejoras visibles. Todo indica que, hasta tanto no se haya producido una verdadera revolución agraria, el Estado tendrá que aplicar políticas de subsidios y protección, como lo hacen todos los países, sin excepción, lo cual debe traducirse en las negociaciones, ya no solo en la Organización Mundial del Comercio (OMC), sino en ámbitos tan cercanos como el de Mercosur.

Otro aspecto a considerar es la agroindustria que, en manos de ciertos monopolios, multiplican costos e impactan los precios. En tal sentido, el Estado debe optar entre la expropiación o la más estricta regulación.

Finalmente -sólo en orden, mas no de importancia- está el factor de la organización y la educación para la producción. La organización, para la producción no puede ser cualquiera. Como forma de transición, tiene que apuntar prioritariamente, en una primera fase, hacia la cooperación, sin que esto signifique prescindir de otras formas de organización. Y la educación es condición absolutamente indispensable como principal factor, ya no solo para el desarrollo de las destrezas en las operaciones de producción, sino lo más importante, el desarrollo de la conciencia como productores de un sector en el que está la primera condición para la vida de nuestro pueblo, así como de nuestra independencia, soberanía y seguridad." (1)

Como pueden ver, en la número 8 resalta la comercialización vinculada al Transporte Distribución y Precios. Mercal (mercalitos) y PDVAL (pedevalitos) fue una experiencia eficiente que daba sus frutos! ¿Por qué la desaparecieron, si iba directamente a los barrios? ¿Creó un escenario contrapuesto a los intereses de la Polar? ¿Quien estaba al frente, justificó su desaparición? ¿Rindió cuenta de su gestión? Ya hemos sentido las consecuencias de esto. Ahora bien, no solo es el alimento; están las medicinas y las transnacionales a las que estamos "atados" sino que enfrentamos también la escasez de lubricantes para automóviles, el transporte pues y todo su enlace con la industria y la agricultura y bueno ¡ahora al frente del ministerio del transporte, el mismo funcionario que estuvo al frente de los alimentos! ¡Enfrentándonos a la escasez y a los precios inaccesibles para todos aquellos que lo necesiten!

¿Por qué esta revolución se tropieza dos veces con la misma piedra? Por ejemplo, la comercialización, distribución y precios de lubricantes podría estar en manos del Estado conjuntamente con los Consejos Comunales (pueblo), organización de la revolución enlazada con todas las estaciones de servicio y apoyo de la milicia bajo seguimiento y control exigente y las ganancias porcentuales compartidas que coadyuven a la construcción de las comunas. ¿Es esto imposible? Éste proceso iría acompañado de un régimen de formación ciudadana bolivariana guiado por la honradez y no el dinero y una rendición de cuentas públicamente de forma trimestral, en asamblea pública territorial tomando en cuenta lo urbano y lo rural, que permita eficientemente gestionar y ordenar el territorio pues en fin de cuenta, PDVSA es del Estado y debe ser, al igual que Agrosur, del pueblo para que se inicie en verdad el nuevo estado Comunal.

El silencio es una política... pero también el despertar de un pueblo y no van a ser cien años pues Chávez sigue presente y ya no es Chávez, pues Chávez es un pueblo!

"Entonces dijimos nosotros, bueno para que eso más nunca vuelva a ocurrir vamos a derrotar los monopolios, esos pocos grupos de gente con mucho dinero que maneja en Venezuela casi todo la distribución de los alimentos. Así nació Mercal, Mercados Populares, Mercados de Alimentos." Hugo Chávez. Discurso durante la inauguración de Mercal. 2003



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1269 veces.



Nelson Escobar

Maestro Ambulante. Diputado a la Asamblea Nacional por el circuito #3 del estado Portuguesa. www.Nelsonescobar.psuv.org.ve

 Bigotebrocha1@gmail.com      @NelsonEsc

Visite el perfil de Nelson Escobar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía