La Columna del Guerrillero

Quién le pone punto final a esta guachafita

El malandraje se apoderó del cuerpo social de la población, toda la actividad de cualquier orden, se convirtió en un rebusque, donde uno mete las narices, hay un avispado sacándole provecho a la función que cumple, no importa de qué actividad se trate, si es venta de alimentos, los comerciantes de ahora tiene la modalidad de decirle a la gente que se queja de los altos precios ,estos productos son importados, pero no dicen si con dólares preferenciales o te insinúan que son comprados con el dólar malandro, por lo tanto, si lo quieren o necesitan, lo tienen que pagar bien caro.

Si se trata de un trámite en una oficina pública, olvídese que Ud. va a saiar liso de allí, pues según sea su necesidad o la premura que tenga para obtener la respuesta deseada, del bájese de la mula no lo salva nadie, el argumento todo está muy caro.

Los comercios que son favorecidos con productos POLAR , que están destinados a los vecinos de las comunidades donde funciona dicho comercio, sus dueños se la ingenian para que dichos productos vayan a parar a las manos de los bachaqueros a precios mucho más altos al que pagaría el vecino de esa localidad. Ejemplo. Abasto San Antonio frente a la Plaza Las Delicias de Sabana Grande.

Los panaderos están pegados en el mismo corte, según la mayoría de ellos, no reciben harina regulada de parte del gobierno, por lo tanto, la tienen que comprar a los importadores a precio del dólar TODAY en consecuencia no están obligados a sacar pan regulado, sino pan de lujo y bastante dulces y tortas terriblemente caros y cuando según ellos reciben harina regulada el enjambre de bachaqueros toma por asalto todas las panaderías que funcionan en la Av. Solano y Las Delicias de Sabana Grande, dejando sin oportunidad de comprar pan regulado a los vecinos del sector. Pero vaya al Boulevard de Sabana Grande y vera a todo el malandraje de bachaqueros, vendiendo las bolsas de pan regulado que compran a 1200 en 4000.

Las personas que se van al interior del país con la sana intención de comprar algunos productos para revenderlos en Caracas a precios solidarios, se encuentran con el fenómeno de las alcabalas establecidas a todo lo largo del territorio nacional atendidas por la Guardia Nacional Bolivariana, donde te revisan hasta el modo de caminar y con el pretexto de que el improvisado comerciante, no tiene permiso para transportar productos alimenticios, lo hacen entrar en el terror o te retrata con la matraca o deja una parte de la mercancía en pago por meterte a brujo sin conocer la yerba.

Cuando finalmente llega a Caracas, se da cuenta que su intención benefactora es imposible de cumplir , toda vez que la supuesta y módica ganancia que aspiraba obtener de la venta de dichos productos, se quedó en manos de los efectivos que "celosamente" cuidan los puntos de control para que ni entren ni salgan productos de contrabando.

La frontera con Colombia está protegida por un personal que da la vida por que los manden a defender los sagrados intereses de la Patria, el tema es que cuando están en el sitio, se convierten en ciego ,sordo y mudo, o sea que no ven, ni oyen ni dicen nada de lo que realmente ocurre en dichas fronteras. Eso sí del lado de Colombia aparecen como por arte de magia, millones de litros de gasolina, productos de mercal, pdval, y de los que trae el gobierno importados para los CLAP.

Hablando de las cajas Clap , resulta que el mejor resuelve que le ha podido dar el gobierno a las familias de menos recursos para paliar los dañinos efectos de la guerra económica ,ha entrado en un proceso de burocratización y discrecionalidad de quienes tienen el manejo local de este programa, en muchas partes las cajas no llegan con la regularidad prometida por las autoridades, encima de eso hay un disparate con los precios , cada quien le pone a su antojo el precio que le da la gana y finalmente la lista de productos, no se corresponde con la anunciada por el camarada Freddy Bernal, a quien aprovecho para desearle pronta recuperación de las lesiones sufridas en el accidente de tránsito.

Los anuncios prometidos por el gobierno y la Asamblea Constituyente relacionados con los 50 productos que serian objetos de medidas regulatorias se quedaron en veremos, mientras tanto, sigue la vertiginosa destrucción de los ingresos de las familias venezolanas, tanto de la clase media como de los sectores populares, como consecuencia directa de la voraz arremetida de los comerciantes, cuya inacción tienen en ascuas a la población.

La tímida actitud del gobierno frente a la desafiante posición de la página que promueve el dólar malandro, causa irritabilidad en la población, toda vez que ya es del dominio público y lo sabe el pueblo que detrás de esta página, están los factores económicos de la derecha, que no pierden un minuto en jugar carrito, hasta que no logren llevarse en los cachos el gobierno del Presidente NICOLAS MADURO.

En cuanto al castigo a los causantes de tanta violencia y muerte en los meses anteriores, las instituciones del estado, tiene una deuda con el país, pues como dicen los abogados "Una justicia tardía no es justicia" Lo mismo ocurre con los causantes del hambre que está pasando el pueblo, si no hay medidas y acciones contundente a tiempo, qué sentido tiene producirlas después que el mal este hecho.

Por todas estas y otras cosas en las que el gobierno se hace de la vista gorda, tales como el antiparabolismo con las entregas de divisas sin seguimiento ni control de sus otorgantes, que tienen tanta responsabilidad como quienes las recibieron y malbarataron. Con el descuido en que se encuentran varios complejos Industriales que inició el Comandante Chávez, entre ellos, el de Yare, que están semiparalizados. El caso del déficit de bombonas de gas, que tiene pariendo a las comunidades que no gozan del servicio de gas directo. Pero hay denuncias de Bombonas importadas por pdvsa Gas Comunal, que las han sustraído para venderlas en el mercado negro.

El tema del pueril bachaqueo con productos de la cesta básica, que se realiza en las propias narices de los funcionarios de los organismos del Estado sin que pase nada.

Ese dejar hacer lo que a cada quien le dé la gana, incluso que se cometa todo tipo de abuso con el precio de los alimentos, incluyendo los agrícolas, los productos de consumo masivo, repuestos, vestidos, calzados, el pasaje del transporte privado y los servicios, sinceramente crea impotencia en la gente

A mi entender alguien tiene que darle un parao a esta situación, si no es el Presidente Nicolás Maduro o La Asamblea Constituyente, en quienes tenemos cifradas nuestras esperanzas, ¿entonces quien?, no podemos esperar que venga la mama de Tarzan a ponerle punto final a esta Guachafita.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 872 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a253484.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO