Cajeros automáticos, ineficiencia, usura y gran capital

En la mayoría de los estados del país, a partir de los viernes y hasta los lunes, los usuarios de los cajeros automáticos iniciamos un calvario, largas colas y en cualquier momento, aparece el inesperado e indeseable mensaje: “FUERA DE SERVICIOS”, O “ESTAMOS EN MANTENIMIENTO”. Esto es común para la banca pública y privada, por otro lado, hay cajeros como los Banesco o BOD, en algunas ciudades, en donde solo dispensan efectivo a sus titulares.

¿Si son una red, porque algunos cajeros solo dispensan efectivo a sus titulares? ¿No están en capacidad los gerentes de la banca pública y privada para hacer proyecciones que les permitan tener efectivo para todo el fin de semana? ¿No pueden incrementar el monto mínimo que desde hace varios años está en 600 Bs por operación a otros titulares, para ajustarlo a la realidad económica del país?

La banca pública se distingue, ya que, la mayoría de los cajeros se ven deteriorados y casi nunca dispensan efectivo los fines de semana, algunos de la banca privada que están habilitados para recibir depósitos a partir de un monto definido, no siempre lo están para recibirlos, a veces solo reciben efectivo y no cheques, o a la inversa, creando molestia a los usuarios.

Esta presunta ineficiencia que molesta permanentemente a los usuarios, por una parte, es endilgada al gobierno; y por la otra, ha proliferado la usura de muchos negocios, principalmente de algunos supermercado chinos y otras empresas, que dispensan efectivo cobrando un porcentaje entre 7 y hasta 20%; salvo algunas empresas, entre las que cuentan varias redes de farmacias, que inteligentemente no cobran porcentaje, ya que, por un lado, al dispensar efectivo al usuario se libran del trabajo que representa depositar en la banca pública o privada, y por otro lado, evitan el riesgo de tener mucho efectivo acumulado en el negocio que es una tentación para la delincuencia.

Lo cierto es que, las transacciones financieras, que en este siglo son principalmente un intercambio de información, el único ganador es el gran capital, en detrimento del usuario de pie, ya que, cuando un usuario recibe el efectivo, sencillamente, a través del punto, se trasmite una información que descuenta virtualmente de la cuenta del usuario hacia la cuenta de la empresa. ¿Dónde está SUDEBAN, que deja a merced de la banca pública y privada el maltrato a los usuarios de la banca todos los fines de semana?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1633 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: