El juego perverso de intercambiar espejitos (Pesos y Dólares devaluados) por Oro (Bolívares)

Hay quienes creen que el gobierno venezolano cambia los dólares que ingresa producto de la exportación y venta del crudo y a cambio le da a los venezolanos espejitos, mejor dicho cambia oro por espejitos, vale decir que según las cifras presentadas por Pdvsa en su informe anual, esa empresa vendió nuestro petróleo y ganó en el año 2014 la cantidad de doscientos treinta mil millones de dólares. (1) y paga a los trabajadores venezolanos espejitos, dólares por bolívares devaluados según Juan Carlos Varela.

Pero; ¿Que en verdad ocurre, será verdad que el gobierno paga como Colón y su tripulación fraudulenta, con espejitos el esfuerzo del trabajo de los venezolanos? Veamos de donde vienen los dólares devaluados, de donde viene el espejismo monetario, ese juego perverso monetario que envilece la moneda nacional, el bolívar fuerte, exponiendo a los venezolanos (as) aun proceso de padecimiento social por razones políticas externas, ajenas al país.

Primer espejismo. Sucede que “el dólar estadounidense lleva a cuestas el déficit fiscal más estratosférico del planeta y la deuda más descomunal de la historia de la Humanidad: 483 mil millones y 60 billones, respectivamente (****). El nivel de deuda de Washington sobre el PIB es mayor a 150%. El nuestro es de 30%. El programa de Flexibilización Cuantitativa de la Fed ha desatado una orgía de dinero inorgánico sin precedentes: un billón de dólares anuales. ¿Qué sustenta al papel esmeralda? ¿Facebook? ¿Google? ¿Apple?” (2). Tales son las apreciaciones de Adán G. Liendo, precisamente  para reflexionar que quienes mandan dolarizar por razones inflacionarias o déficit fiscal no miran  que el propietario de los billetes verdes, ostenta la mayor deuda en relación con el Producto interno bruto. ¿No es acaso un espejismo monetario para los países subdesarrollados, como Venezuela creer dolarizar la economía por las razones antes mencionadas si en verdad es un fraude monetario el dólar estadounidense?.

Sigamos con el segundo espejismos;  “El peso colombiano no se puede robustecer de cara al bolívar porque la economía de aquella nación atraviesa una espinosa crisis: el desempleo y la inflación están por encima de lo que muestran las estadísticas oficiales, verbigracia. El peso está respaldado por siete años de reservas petroleras (***), 10 toneladas de oro monetario y yacimientos auríferos por 25 millones de onzas troy. En el contexto de un derrumbe del dólar estadounidense, más del 80% de las reservas internacionales de Bogotá se evaporaría. Por el contrario, el bolívar venezolano está avalado por 150 años de combustible fósil, 367 toneladas de oro monetario y depósitos auríferos por 130 millones de onzas troy. Las barras gualdas ocupan el 70% de nuestras reservas internacionales. Quizás los 195 pesos por bolívar se quedaron cortos y la cotización de nuestro símbolo dinerario debería oscilar entre los 300 y 400 pesos por bolívar”. (Ídem).

Tercer espejismo. Esta vez nos los ofrece el ejemplo que coloca Eduardo Mármol, para aquellos que ven a Colombia como un país con mayor fortaleza monetaria que Venezuela, nos dice “Si dividimos 644.336 pesos, el sueldo mínimo en Colombia, entre 312 pesos, nos da un resultado 2.065 bolívares fuertes. Nuestro sueldo mínimo duplica con creces esa cifra. Pero si dividimos esa cifra a razón del dólar Today, que es el cambio que opera en la frontera, 15 pesos por bolívar, nos da un resultado 42.955 bolívares, que sería el sueldo mínimo de un trabajador colombiano para comprar en Venezuela. Con los 644.336 pesos el paisano compra muy poco en su territorio, los precios son elevadísimos, pero de este lado de la frontera compra mucho, el cambio paralelo eleva su sueldo a casi 9 sueldos mínimos en Venezuela”. (3). Se observa que la moneda colombiana no tiene suficiente valor para el trabajador, su poder adquisitivo está menoscabado frente a los precios de las mercancías colombianas.

Cuarto Espejismo. Mafiosos colombianos y empresarios venezolanos ven el mundo al revés, pese a que Colombia mantiene un sistema de libre cambio,  piensan lo contrario a que “El Peso colombiano es una de las monedas más devaluadas del mundo: por debajo en África, sólo supera al Chelín ugandés, por veinte céntimos; por debajo en Asia y Región del Pacífico, superando sólo al Dong Vientnamís, al Kip de Laos, al Riel Camboyano y a la Rupia Indonesa; por debajo en elMedio Oriente y Asia Central, sólo está por encima del Rial Iraní; por debajo en Europa, solo se cotiza por encima del Rublo Bielorruso; por debajo en Norteamérica y Suramérica, sólo está por encima del Guaraní paraguayo”. (4) Por el contrario se esfuerzan en valorarla, mejor dicho de sobrevalorarla para destruir el bolívar fuerte. Quiere decir; que según el diferencial cambiario convenido entre los bancos centrales del planeta, un Dólar vale 6,35 bolívares, mientras ese mismo dólar cuesta 2.380,89 Pesos colombianos; un Bolívar se cotiza en 377,90 Pesos Colombianos. Si recordamos que en el 2007 le quitamos tres 000 a nuestra moneda, es decir que la revalorizamos 1.000 veces, pudiéramos recordar que nuestro signo monetario se ubicó entre los más sólidos del mundo”. (Ídem) por eso los narco capitalistas tratan de negar que “el Bolívar se ubica entre las 13 monedas más cotizadas del mundo: por encima en África, sólo está por debajo del Cedí de Ghana, el Dinar Libio y el Dinar Tunisio; Ocupa el 8° lugar en Asia y Región del Pacífico, solamente superado por el Dólar Australiano, el Dólar de Brunéi, el Dólar de Fíji, el Dólar Neozelandés, el Dólar Singapurense, el Ringgit Malayo y el Yuan Chino; 10° entre las monedas más cotizadas de Europa;10° en Medio Oriente y Asia Central; 13° entre las monedas de Norteamérica y Suramérica. Ver la página web es.exchange-rates.org/Rate” (ídem).

Que apreciamos aquí; como dijimos en  “Juegos monetarios del espejito por oro” (del presente autor que  se corrobora los malabares monetarios de quienes hacen la guerra económica y financiera contra el signo monetario del bolívar, su objetivo es desacreditar el bolívar, desvalorarlo, inducir la idea de que es mejor preservar el ahorro en dólares, de que el bolívar nacional no vale nada, que es mejor comprar hoy, que todo se deprecia, que el bolívar nada puede hacer, está mancillado por la devaluación. Empobrecido  por la  presión del pícaro peso colombiano, que como vemos tiene menos fortaleza que el bolívar fuerte,  y sin embargo, se confirma lo que dijo Idelfonzo Finol, Idelfonzo Finol,  “En toda la frontera los venezolanos creen que el peso colombiano vale más que el bolívar fuerte. Tremenda dominación psicológica. Hoy el cambio oficial del Banco República de Colombia es de 410 pesos por bolívar, pero en las "casas de cambio" callejeras de Cúcuta o Maicao (¿con que poder?) cambian la tasa de cambio a diez pesos por bolívar. ….La sobrevaluación forzosa del peso "paraco" es de cuarenta y un veces, es decir, del cuatro mil por ciento. Pesitos que trocados a productos subsidiados en Venezuela y vendidos en aquel mercado neoliberal, se multiplican por un "n" que tiende a infinito. La mafia monetaria colombiana es experta en progresión geométrica”. (5). Sin embargo ese fraude no puede ocultar que un dólar equivale a 2.400 pesos aproximados, y a su vez, 200 bolívares a lo suma a la tasa SIMADI, vale decir que 200 bolivares fuertes equivale a 2.400 pesos colombianos.

Si bien aquí, en Venezuela el espejismo de intercambio de espejito por oro es difundido por la página Dólar Today, (dólar ilícito) ella sustenta el valor ficticio del dólar verde, y no precisamente Google, ni Facebook, aunque se puede hallar por este camino a Dólar Today, como se ve, los colonialistas colombianos títeres del gobierno de los Estados Unidos procuran desvalorar el bolívar, comprar lo más que puedan bolívares fuertes, el oro de la nación, a cambio de espejitos, pesos  y dólares sobreevaluados cuando en realidad son pesos y dólares devaluados sostenidos por las mafias colombianas (casa de cambios en la fronteras)  y el gobierno narcotraficante de los Estados Unidos que lava dólares para respaldar sus dólares ficticios e inorgánicos a diferencia de nuestro país que como se puede apreciar arriba que bolívar es mancillado por los narco capitalistas, pese a que el bolívar fuerte demuestra su fortaleza con ser “….una moneda que se halla entre las quince del orbe con un considerable respaldo áureo: 367 toneladas”. (Ídem).

Fuentes:

1.-Juan Carlos Varela, “El dólar como moneda oficial”, EL UNIVERSAL, 13 de mayo de 2015.

2. - Adán González Liendo  “El salario mínimo en Colombia desnuda la falacia del dólar paralelo en Venezuela”, Aporrea,  01/01/2015, http://www.aporrea.org/imprime/a200464.html

3.- Eduardo Mármol,  “De cómo tumbar a un pueblo”, Aporrea, 05/01/2015, http://www.aporrea.org/imprime/a200600.html.

4.- Eduardo Oyaga “El Bolívar de la frontera”, Aporrea, 28/02/2015, http://www.aporrea.org/imprime/a203492.html

5.-Yldefonso Finol, “Relatos de la guerra económica: el Dólar (fuerte) y el Peso (pícaro) contra el pobre Bolívar”,  Aporrea, 15/04/2015,  http://www.aporrea.org/imprime/a206195.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4722 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a207948.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO