Atención Dante Rivas: Los trámites más engorrosos son los judiciales: Haga algo al respecto, por favor

El leguleyismo que sigue imperando en el Ministerio de Justicia-llámese adecuadamente-sumado al casuísmo legal que heredamos de España, según el cual  hasta para el movimiento de cada hoja de un árbol hay una disposición característica, ese embrollo y su dilación correspondiente, al margen de posibles matracas beneficiarias de tamaña tramitación, nos está asfixiando. No suelen verse los castigos ni las sanciones con la celeridad que sus casos ameritan. Es más, pareciera que mientras más graves resultan los delitos, aunque se trate de flagrancias notorias, más dilatados resultan sus correspondientes y “debidos” procesos.

Ya los numerosos pasos reglamentarios de cada Artículo de la ley involucrada son en sí mismos una larga lista de trámites y suponen una larga ruta judicial, extensas  fechas para que el juicio se estime procedente, se designe tribunal ad hoc  y en este se repite todas las fases,  pasos y articulados que férreamente, literalmente, dizque deben seguirse y cumplirse  burocráticamente, deben cumplirse dentro de alargados plazos inzanjables que suponen casi una vida para cada juicio, salvo que “procedimientos alternativos” o las matracas   salgan en auxilio de las víctimas.

Este engorroso procedimiento judicial fue heredado, lo sabemos, como sabemos que en se trata de un  Ministerio que, al igual que el de Educación, se vio enraizado con nepotismos, y amiguismos y politiquismo propio de la   4ta. República que se elevó a varios grados exponenciales.

Pero, ahora que usted viene realizando una encomiable labor reductora de trámites innecesarios que acortarán el tiempo de prestación del servicio público, sería bueno que vaya considerando hacer algo parecido en estos Tribunales desde su cabeza hasta sus pies.

Porque ningún tribunal, como ningún Ministerio, puede resultar intocable cuando no funcionen con arreglo a que se garantice la mejor calidad en los servicios públicos. Por ejemplo, cuando no es feriado o domingo, o sábado, entonces muchos son los días que aparecen SIN AUDIENCIA, como son muchos los supermercados que abren sin abrir todos sus cajeros, valga el parangón.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1235 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: