Vielma Mora y los numeritos del contrabando

Desde la llegada a la gobernación del Táchira del actual líder bolivariano, mayor (Ej.) José Gregorio Vielma Mora dijimos - para esta página de opinión - como la jauría y la “godorria tachirense” le caería encima, para tratar de buscar su consentimiento y coquetear con el nuevo inquilino del “Palacio de Los Leones”, para mantener sus cuotas de poder y afianzar sus tentáculos con los contratos y negocios en la frontera.

Las primeras escaramuzas no se hicieron esperar y las muestras de odio contra el mandatario regional quedaron al descubierto, después del 12 de febrero con las desaparecidas “guarimbas” y los ataques contra la sede de la Gobernación y contra la primera dama del estado Táchira, Karla Jiménez de Vielma.

La exitosa estrategia y el rápido e incondicional apoyo del gobierno del Presidente Nicolás Maduro junto a la FANB, en respaldo a Vielma Mora dieron sus frutos. (un solo Gobierno)
Tampoco faltaron las amenazas de muerte y llamadas por parte de grupos del vecino país, alertando y amenazando con el incremento de las guarimbas y manifestaciones para lograr “la salida” del Gobierno Bolivariano e imponer, a través de sus nexos con la Alcaldía de San Cristóbal, un gobierno amarillo o liderado por el partido Voluntad Popular (VP) de Leopoldo López.

Todo este panorama quedó atrás; pero hoy de nuevo, con la guerra contra el contrabando iniciada por el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro en la frontera y ejecutada por la FANB y en especial por la GNB, bajo el mando del Jefe del Comando Estratégico Operacional Mayor Gral. Vladimir Padrino López, se han activado nuevamente los enemigos de la República Bolivariana de Venezuela.

Lo peor del caso es que pudiéramos parodiar la película “durmiendo con el enemigo”, cuando encontramos como apátridas y grupos dirigidos desde el exterior han instrumentado un “plan macabro”, con sus aliados naturales en la frontera, para continuar así por otra vía y buscar derrotar el Gobierno Bolivariano y Socialista de Venezuela.

No es casual, que muchos dirigentes de la oposición venezolana - convictos y confesos - quienes se reunían en Cúcuta con representantes del senador Uribe Vélez, hoy se hagan los “yo no fui” y busquen nuevos disfraces pseudo - democráticos en la MID y abandonen la MUD, como el que no quiebra un plato.

Lo más importante de esta nueva guerra; que no es tan nueva, solo que ahora pasa por una nueva etapa, después de la guarimba, es la del contrabando.

El panorama devela y pone al descubierto muchas aristas de las estrategias planificadas por el imperialismo y sus aliados, para minar nuestra estabilidad democrática y el avance de la Revolución Bolivariana. Son nuevas formas de guerra y muy sutiles, donde no aparecen los verdaderos culpables; ni de aquí, ni de allá.

Por eso resultan reveladoras las cifras mostradas a través de medios de comunicación como el Correo del Orinoco por el gobernador del estado Táchira, mayor (Ej.) José Gregorio Vielma Mora.

El mandatario regional reveló: “Debido al contrabando de extracción 10 millones de extranjeros – en este caso colombianos – que viven fuera del territorio nacional, se están alimentando con los productos venezolanos”.

Según el Correo del Orinoco, el gobernador Vielma Mora, “con cifras en la mano, refirió que el Táchira llegan más de 28 mil toneladas de alimentos mensuales, sin contar productos de higiene personal, medicinas y otros rubros de alta demanda de la población, un porcentaje suficiente para cubrir las necesidades internas, pero lamentablemente la mayor parte es utilizada por el comercio ilegal de extracción”.

Esta demostración de Vielma Mora, lo que revela y desenmascara es como el contrabando en la frontera, no es sino una manera de como Venezuela, desde hace unos cuantos años, viene subsidiando a una alta población de los departamentos fronterizos de Colombia a costa de sacrificar a la población venezolana y esto, sin hablar de la gasolina. (otros numeritos)
El comportamiento de los venezolanos, apartando los involucrados en el negocio ilegal, ha sido solidario con la FANBy en especial con la GNB.

Así como observamos a través de la TVen los puestos fronterizos la cantidad de gandolas retenidas con alimentos y productos venezolanos, que son decomisadas con todo y su transporte - según las leyes venezolanas - esperamos cuadren los numeritos de Vielma Mora.
Estamos seguros que estas cifras se sumarán a las de Arias Cárdenas en el Zulia; Cañizales en Apure y Guarulla en Amazonaspara cuadrar así más de diez millones y acabar con las colas en las más importantes ciudades del llano, centro-occidente y el oriente del país; donde no se consigue harina, papel toilette, aceite, café, lava- platos y detergentes, entre otros productos que viajaban rutinariamente a Colombia de contrabando. Esperamos que las medidas sean permanentes y por eso decimos… ¡Amanecerá y veremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2642 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: