China aspira a reemplazar el formato DVD con su sistema EVD

Los miembros de la Alianza Industrial EVD (siglas en inglés para Disco Versátil Mejorado), conglomerado chino de empresas, dejarán de producir reproductores DVD en 2008, en un intento por reemplazar la tecnología extrajera de DVD por la propia.

La producción china de reproductores de DVD llegó a suponer el 90 por ciento del volumen mundial, sin embargo las altas patentes limitaron su desarrollo, lo que ha supuesto la reducción del número de fabricantes de reproductores de DVD por debajo de los 150 en 2005.

Los fabricantes chinos deben pagar al conglomerado portador de la licencia del DVD (Hitachi, Matsushita, Toshiba, JVC, Mitsubishi y Time Warner) en torno a cinco dólares USA por cada reproductor fabricado, hecho que reduce drásticamente los márgenes de beneficio.

De aquí parte su apuesta por la promoción del estándar EVD, del que poseen la mayor parte de los derechos de propiedad intelectual, entre ellos sonido, sistemas de navegación y tecnologías de protección de los derechos de autor.

Para reducir la presión de los portadores extranjeros de la patente del DVD, el Ministerio de Industria de Información de China adoptó el año pasado la tecnología EVD como estándar nacional para su industria electrónica.

Beijing E-World Technology, compañía fundada de forma conjunta por nueve fabricantes chinos, inició el desarrollo del estándar EVD tras una disputa con los productores extranjeros sobre el coste de la patente para los reproductores de DVD.

Según el ministerio, el estándar es establecido como base para el desarrollo y la producción de chips, software, discos y reproductores para productos audiovisuales digitales de alta definición.

Los principales productores de reproductores de China, entre ellos Bubukao, Changhong y Skyworth, mostrarán más de 50 modelos de reproductores de EVD la próxima semana, de acuerdo con Zhang Baoquan, secretario general de la alianza y presidente del grupo Antaeus, compañía dedicada a la promoción del nuevo estándar.

Según Zhang, los fabricantes chinos establecerán el precio medio de venta de los reproductores EVD en 700 yuanes (87,5 dólares USA), cifra bastante similar a la de los reproductores de DVD.

La calidad de imagen de los reproductores EVD es cinco veces superior a la de los reproductores de DVD, a lo que es necesario sumar que los discos pueden almacenar un mayor volumen de datos.

Los consumidores podrán reproducir los actuales discos DVD en los reproductores EVD, mientras que quienes posean estos reproductores y televisores de alta definición con puertos USB podrán copiar las películas en "Estaciones EVD", que serán ubicadas en áreas destacadas como centros comerciales, estaciones de metro y centros comunitarios.

De acuerdo con Zhang, el coste de copia de una película será de entre cinco y ocho yuanes (un dólar).


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8381 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas