Segregación en C.C. El Recreo y otros centros comerciales de Caracas

[ Nota de Aporrea: en algunos centros comerciales y locales comerciales existen desde hace años normas que impiden la entrada de estudiantes con uniformes a dichos establecimientos. Dichas normas están respaldadas legalmente por los conceptos de la propiedad privada, que permiten al dueño de un establecimiento determinar quién entra al mismo y quien no (el llamado "derecho de admisión" que también permite que ciertos locales y discotecas de Las Mercedes nieguen la entrada a personas de raza negra). Lo novedoso de la denuncia que presentamos hoy es la JUSTIFICACIÓN que ofreció el personal del C.C. El Recreo a dicha norma: "aquí los estudiantes roban mucho". ]


Muy estimados amigos,

Recientemente fui testigo de un atropello cometido en el Centro Comercial El Recreo: dos muchachas, estudiantes de un liceo cercano, se dirigían al interior del Centro Comercial cuando uno de los vigilantes las detuvo, en la puerta, y les pidió que se retiraran, argumentando que: "en este centro comercial está prohibida la entrada a estudiantes con uniforme". Al oir la declaración del vigilante, me acerqué para informarme del por qué de aquella medida. El vigilante, me pidió que no me metiera en aquel asunto que no era, según él, de mi incumbencia. No obstante, yo insistí en hablar con las muchachas a las cuales informé de inmediato sobre sus derechos contenidos en el Título Tercero de nuestra Carta Magna y del derecho que tienen de protestar por esta medida discriminatoria y vejatoria; exhortándolas a reunirse con las autoridades del instituto donde estudian para que iniciaran medidas de protesta. Ellas, sin embargo, prefirieron retirarse a considerarla posibilidad de hacer algo. Más tarde, mientras yo permanecía a la entrada del referido centro, esperando a una amiga, llegaron dos estudiantes más. La operación se repitió y yo, al igual que en la oportunidad anterior, me dirigí a los dos muchachos y les dije que ellos tenían derecho de circular por el centro comercial sin restricciones mientras no desacataran las leyes y no hicieran nada malo.

El vigilante trató de evitar mi intervención diciendo que "aquí los estudiantes roban mucho". Yo, aproveché para explicarle que el hecho de que algunos estudiantes hayan robado no le daba a nadie el derecho de atropellar a otros por algo que no hubiese hecho. A la escena se incorporaron dos miembros de la Policía Metropolitana, el supervisor de la Compañía de Seguridad 2020 y un grupo de unos cuatro vigilantes. Rodeado de aquella gente, yo me referí en todo momento a los derechos consagrados en nuestra constitución; mientras, el supervisor de la compañía de seguridad profería amenazas en contra mía diciendo que: "nosotros tenemos abogados, te vamos a joder, policía tómele la Cédula de Identidad que lo vamos a demandar por llamar a la violencia...cualquier cosa que pase aquí tu vas a ser el culpable..." Uno de los efectivos de la Metropolitana se acercó al supervisor con quien parecía negociar algo, lo cual interpreto por una serie de señas que le hizo mientras el otro oficial tomaba mis datos.

Tengo entendido que esta práctica se lleva a cabo en otros centros comerciales. Gracias de antemano por lo que puedan hacer.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7339 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas