Los grupos palestinos acuerdan evitar el recurso de las armas y preservar la unidad

Primer ministro palestino no descarta que Arafat haya sido envenenado

Ciudad de Gaza, 6 de noviembre. El estado de coma en que se encuentra Yasser Arafat se debe posiblemente a un "envenenamiento", afirmó hoy el médico del líder palestino, Ashraf Kurdi, versión que no fue descartada por el primer ministro Ahmed Qureia, mientras los médicos del hospital de París donde se encuentra hospitalizado el presidente de la Autoridad Palestina (ANP) se limitaban a señalar que no había evolución "en un sentido o en otro" respecto a la víspera.
La versión del envenenamiento volvió a circular este sábado mientras Qureia, parlamentarios palestinos y dirigentes de las principales fuerzas políticas y armadas de la resistencia palestina se reunieron en Gaza por primera vez para trazar un plan de sucesión pacífica, que conduzca a un gobierno de unidad, en caso de muerte de Arafat, quien según las versiones oficiales palestinas y francesas sigue en estado de coma en el hospital de Percy, en la periferia de París.
La reunión, que duró cuatro horas, fue un intento de Qureia por alcanzar un acuerdo con las 13 organizaciones que comparten de facto con la ANP el control de la seguridad pública en la franja de Gaza, escenario de recientes protestas contra el gobierno palestino, donde habitan un millón 300 mil personas. La víspera, esas 13 agrupaciones se habían reunido para plantear la formación de una dirección colectiva.
Qureia viajó especialmente de Ramallah, Cisjordania, la sede de la ANP, para reunirse con los dirigentes de Hamas, Jihad Islámica, el ala radical de Fatah y el Frente Popular para la Liberación de Palestina, entre otras agrupaciones, así como con miembros del Parlamento, incluido su presidente, Rauhi Fattouh, quien con base en la Ley Básica palestina debería asumir la presidencia de la ANP durante 90 días y llamar luego a elecciones en caso de muerte de Arafat.
Tanto Qureia como los representantes de las organizaciones señalaron al final de la reunión que uno de los acuerdos más importantes es evitar el recurso de las armas.
"Todas las partes acordaron dejar de lado sus diferencias y preservar la unidad nacional palestina", expresó Khaled Batsh, portavoz de Jihad Islámica.
"Alzarse en armas no es una solución. Cualquier problema interno puede ser resuelto mediante el diálogo", afirmó a su vez Qureia, militante de la vieja guardia de Fatah, el movimiento político fundado por Arafat hace 45 años. Qureia es señalado como uno de los probables sucesores de Arafat, al igual que Mahmoud Abbas, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina. También podría ser Mohamed Dahlan, jefe de seguridad en el sur de la franja de Gaza.
En la reunión, Hamas insistió en su demanda de que el gobierno de transición sea colectivo y el mando sea rotatorio, según dio a conocer el portavoz de la organización, Sami Abu Zuhri.
De acuerdo con el primer ministro, durante el encuentro los líderes oraron por la salud de Arafat, quien logró en 1994 constituir la ANP en la franja de Gaza y Cisjordania, después de haber pasado 27 años en el exilio.
Sobre la salud de Arafat -internado desde el 29 de octubre-, el principal consejero del rais (presidente), Nabil Abu Rudeina, informó en París que "a pesar del estado crítico, su situación no ha llegado a un estado irreversible".
De su lado, el portavoz del hospital Percy, Christian Estripeau, expresó que "no hay evolución ni en un sentido ni en otro respecto al parte médico del viernes", cuando se le declaró en coma, pero "estable". En ese mismo parte también se indicaba que el estado clínico era "complejo".
Una fuente palestina que no fue citada por su nombre en la edición del periódico israelí Yediot Aharonot en Internet informó hoy que Arafat había salido parcialmente del estado de coma, recuperó el control de sus extremidades, abrió los ojos y hasta se comunicó con los médicos del nosocomio. En cambio, fuentes médicas francesas que prefieren permanecer en el anonimato hablan ya de "muerte cerebral".
Pero también se habló sobre el posible envenenamiento de Arafat, versión que ya había comenzado a circular hace dos semanas, cuando los médicos que atendieron al líder en la Mukata -la sede de la ANP en Ramallah- señalaron que Arafat sufría de fuertes alteraciones estomacales y disfunciones sanguíneas. El martes pasado fue descartada la posibilidad de que el presidente padezca leucemia, pero los médicos no han podido brindar un diagnóstico final.
Este sábado, la televisora Al Jazeera y la emisora Al Arabiya retomaron la versión sobre el envenenamiento. Al Jazeera incluso difundió una entrevista con Kurdi, el doctor jordano que atendió a Arafat en Ramallah. "La condición de salud de Arafat hace del envenenamiento una fuerte posibilidad", dijo el médico a la emisora qatarí. Esta versión no fue descartada por Qureia cuando medios le preguntaron al respecto.

Mientras, en el exterior del hospital de Percy, simpatizantes del líder han convertido el área en un lugar de peregrinación, donde han colocado veladoras, fotografías y carteles con frases como "Arafat nos ha abierto las puertas a Jerusalén", en alusión a la demanda de la OLP de constituir a esa ciudad como la capital del Estado palestino.

El conflicto entre israelíes y palestinos será un tema central en la reunión que sostendrán el primer ministro británico, Tony Blair, y el relecto presidente George W. Bush, el jueves y el viernes de la semana entrante, en Washington, informaron medios estadunidenses. En la semana, los gobernantes se refirieron a la problemática en Medio Oriente como el reto más importante de política internacional.
En el entorno del dirigente se informó que la esposa de éste, Suha Arafat, encargó a un miembro de la delegación presente en París transmitir un mensaje a la dirección palestina en Ramallah, cuyo contenido se desconoce.

En tanto, la violencia continuaba en los territorios palestinos. En Jenin, Cisjordania, un adolescente de 13 años murió este sábado, cuando soldados israelíes abrieron fuego para dispersar a un grupo de manifestantes que les lanzaban piedras. En Nablus, dos militantes de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa murieron a consecuencia de la explosión de un coche bomba. En el sur de la franja de Gaza, dos activistas palestinos murieron por disparos de un helicóptero israelí. A su vez, en Kalkiliya murieron otros dos palestinos al explotar un vehículo.

Por la noche un israelí murió en Cisjordania a manos de desconocidos, mientras otros dos resultaron heridos. Soldados iniciaron el rastreo de la zona en busca de los responsables del hecho.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2666 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas