Venezuela ratifica posición histórica y reitera que no reconoce jurisdicción de la CIJ en disputa por el Esequibo

Credito: mppre.gob.ve

30 de junio de 2020.-El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, compartió este martes para conocimiento del pueblo venezolano y la comunidad internacional el memorándum y demás comunicaciones que Venezuela remitió a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en las que fundamenta que este tribunal carece de jurisdicción para tratar la demanda unilateral introducida por la República Cooperativa de Guyana el 29 de marzo de 2018, sobre la controversia territorial por la Guayana Esequiba.

A través de su cuenta en Twitter @jaarreaza, el Canciller ratificó la posición histórica de la República Bolivariana de Venezuela en relación con el diferendo territorial, y presentó los alegatos del Estado venezolano por los que no reconoce la jurisdicción de la CIJ para resolver el caso de la zona en reclamación.

En otro mensaje, el diplomático reiteró que la CIJ no tiene competencia “para considerar la absurda solicitud unilateral” de Guyana sobre la validez del laudo arbitral de París de 1899 y que el Acuerdo de Ginebra es el único marco jurídico válido para alcanzar un arreglo satisfactorio para ambas partes.

El memorándum remitido por el Gobierno Bolivariano contiene, entre otros argumentos, el Acuerdo de Ginebra, suscrito por Venezuela, Gran Bretaña y la colonia de Guayana Británica el 17 de febrero de 1966, y la cronología de aplicación del mismo desde su firma hasta 2015, año en que asume la presidencia David Granger y le da un viraje a los buenos oficios desarrollados hasta ahora por ambos países en este diferendo limítrofe.

En el memorándum remitido a la CIJ se demuestra suficientemente que la demanda de Guyana ante la CIJ “se basa en un fundamento falso”, por cuanto el Artículo IV.2 del Acuerdo de Ginebra, sobre la base del cual este país pretende justificar su acción unilateral, indica únicamente que el Secretario General de la ONU podrá escoger entre los medios de resolución de controversias que se enumeran en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, pero la misma Corte ha observado que este último artículo no es una “disposición específica que confiera jurisdicción obligatoria a la Corte”.

En las conclusiones del memorándum, la República Bolivariana de Venezuela alerta que “decidir sobre la validez del laudo de 1899 no terminará la controversia; por el contrario, hará aún más difícil su solución”. Además, implicará a la CIJ en el incumplimiento del Acuerdo de Ginebra.

En la reciente reunión de la Comisión Presidencial para la Defensa del Esequibo, el viernes 26 de junio, la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, acusó a Guyana de querer zafarse del Acuerdo de Ginebra, al pretender validar un laudo arbitral “nulo e írrito”, firmado cuando aún no era república y que consagra el despojo imperial a Venezuela de más de 159 mil kilómetros cuadrados de territorio.

En un comunicado emitido el pasado 20 de junio, el Gobierno Bolivariano informó al pueblo venezolano su decisión de no comparecer ante la audiencia virtual convocada por la CIJ para este 30 de junio sobre la demanda unilateral introducida por Guyana, por desconocer la jurisdicción de este tribunal en el caso Esequibo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1509 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter