A sólo 8 meses de proponer un ejército privado para derrocar a Maduro

Fundador del ejército de mercenarios Blackwater, Erik Prince, se habría reunido en secreto con la Vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez

Erik Prince, director de la empresa Blackwater, viajó a Caracas en noviembre para reunirse con la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Erik Prince, director de la empresa Blackwater, viajó a Caracas en noviembre para reunirse con la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Credito: Archivo

13 de diciembre de 2019.- Erik Prince, controversial multi-millonario estadounidense y cercano aliado del presidente estadounidense Donald Trump, realizó se reunió en secreto con la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez, según reporta la agencia AP, citando a cinco fuentes.

La reunión tuvo lugar en la residencia de la vicepresidenta venezolana a finales de noviembre, según las fuentes.

Prince es fundador de la controversial empresa de seguridad Blackwater, la cual presta servicios de mercenarios o ejércitos privados, además de entrenamiento militar. Blackwater generó repudio mundial cuando en 2007, varios de sus mercenarios contratados por el Pentágono durante la ocupación de Iraq, asesinaron a civiles iraquíes en la plaza Nisour de Bagdad.

El empresario es miembro del partido Republicano y amigo personal de Trump, al cual ha servido como emisario en negociaciones secretas.

Prince es también hermano de la Secretaria de Educación de Trump, Betsy DeVos, por lo cual podría especularse que llevara un mensaje personal de Trump al gobierno de Maduro.

La visita del empresario derechista a Venezuela, se produce ocho meses desde que éste propusiera un plan para conformar un ejército privado para derrocar al presidente venezolano Nicolás Maduro.

Tanto la vicepresidenta Delcy Rodríguez como su hermano, el Ministro de Comunicación Jorge Rodriguez, se negaron a declarar al respecto, según la AP.

Un portavoz del régimen de Donald Trump, negó que la reunión represente un intento furtivo por parte del gobierno de EE.UU. de hacer de lado al líder opositor Juan Guaidó, y buscar un arreglo con Maduro, al cual EE.UU. no reconoce como presidente.

Maduro, a lo largo de su mandato, ha buscado por varias vías un acercamiento con Trump, al cual ha referido jocosamente como "camarada". Los esfuerzos comenzaron con un donativo de $500.000 para la toma de posesión de Trump, a través de la petrolera venezolana Citgo y luego a través de la contratación de fimas de cabildeo. Los esfuerzos no han dado fruto y Trump ha implementado severas sanciones económicas contra Maduro con miras a derrocarlo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 17382 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter