Por segunda noche seguida arrojaron piedras, botellas y bombas incendiarias frente a VTV

El pasado miércoles fue herida con un arma de fuego la trabajadora Mayra Cienfuegos, durante las manifestaciones fascistas en las inmediaciones de VTV.

El pasado miércoles fue herida con un arma de fuego la trabajadora Mayra Cienfuegos, durante las manifestaciones fascistas en las inmediaciones de VTV.

Credito: LaiguanaTV

14 Feb. 2014 - Grupos violentos asedian por segunda noche consecutiva la sede de Venezolana de Televisión (VTV), ubicada en Los Ruices, Caracas.

El presidente de la planta televisiva, Yuri Pimentel, señaló que los antichavistas montaron una barricada a 50 metros del canal y arrojan piedras, botellas y bombas molotov a los funcionarios de seguridad que resguardan a los trabajadores del medio de comunicación. Además, los objetos también están siendo lanzados desde los edificios cercanos al canal.

El pasado miércoles fue herida con un arma de fuego la trabajadora Mayra Cienfuegos, durante las manifestaciones fascistas en las inmediaciones de VTV.

Un corresponsal en el estado Táchira informó que durante esta noche también fue atacada la sede del canal en la entidad andina. Acotó que el grupo violento quemó basura cerca de la casilla de seguridad del medio e impidió el tránsito vehicular.

Al lugar asistieron funcionarios bomberiles para apagar las llamas de los cauchos incendiados por los manifestantes.

Ante lo ocurrido, Pimentel cuestionó "¿Cuál es el llamado a la democracia y a la paz que supuestamente convoca factores de oposición. Condenamos estos hechos y los los denunciamos ante el mundo".

Agradeció el apoyo de los diferentes cuerpos de seguridad del Estado, que han "podido contener las hordas para que no sigan avanzando y tomen el canal".


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7285 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Venezolana de Noticias (AVN) (http://www.avn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas