Lo ordenó Capriles "porque tienen experiencia"...

Esdata y Súmate incorporadas al plan de la derecha para desconocer instituciones del Estado

Porque tienen "experiencia...¿en qué?

Porque tienen "experiencia...¿en qué?

Caracas, abril 26 - El comando de campaña antichavista informó esta semana que convocó a Súmate y Esdata, organizaciones que abordan el tema electoral, para participar en la auditoría del 46% de los votos de los comicios presidenciales del 14 de abril, día en que ya se auditó el 54% establecido en la legislación vigente.

La incorporación de estas organizaciones fue anunciada el lunes 22 de abril, por Ramón José Medina, coordinador designado por la oposición para la auditoría, quien dijo que había sido una "instrucción precisa" del ex candidato Henrique Capriles -quien perdió el 14 de abril- "que participen todas aquellas instituciones que tienen experiencia en estas actividades".

La selección de Súmate y Esdata es consecuente con el discursos y las acciones que han llevado a cabo el comando de la derecha y su ex candidato Henrique Capriles. Sus antecedentes coinciden en aspectos puntuales y significativos como insistir en intentar crear una matriz de fraude electoral sin presentar prueba alguna, poner en tela de juicio la transparencia del Sistema Electoral y llamar al desconocimiento del Poder Electoral, actividades en las que ambas organizaciones políticas cuentan con un amplio prontuario.

El pasado jueves 18 de abril, la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, anunció que este organismo colegiado había decidido ampliar la auditoría de verificación ciudadana en su fase dos "para aislar a los sectores violentos que buscan lesionar la democracia" venezolana, refiriéndose a las ocho muertes que habían ocurrido hasta esa fecha (nueve en este momento), los asedios a Centros Médicos de Diagnóstico Integral, viviendas familiares, sedes del Partido Socialista Unido de Venezuela, medios públicos y comunitarios, abastos Bicentenario y mercales, entre otros ataques violentos.

Estas agresiones ocurrieron luego de que Capriles declarara que no reconocía su derrota, a pesar de la irreversibilidad de los resultados emitidos por el órgano comicial.

La "labor" de Súmate

Súmate nació en 2002, bajo el concepto de organización civil sin fines de lucro "propuesta a construir democracia", y en adelante actuó con la pretensión de convertirse en un CNE paralelo al servicio de la oposición.

Esta organización recibió financiamiento de la Fundación Nacional para la Democracia (NED), que otorga fondos de Estados Unidos a partidos políticos y ONG para intervenir directamente en la vida política de otros países. La credibilidad de Súmate se vio afectada por apoyar acciones golpistas.

Respaldó al sabotaje petrolero que ocasionó pérdidas al país de alrededor de 20 mil millones de dólares entre diciembre de 2002 y febrero de 2003. En esos días, la organización recogió, sin cumplir los normas legales, firmas para convocar un referéndum consultivo que se pretendía convertir en revocatorio.

Cuando se cumplieron los lapsos y las normas legales, el CNE convocó al referendo revocatorio presidencial de 2004, en el que Hugo Chávez fue ratificado como Presidente con 59% de los votos, más de 1,8 millones de diferencia. Súmate intentó sembrar dudas en torno al resultado, y lideró la campaña de la oposición que buscaba desacreditar al Poder Electoral.

Esa campaña de descrédito continuó en 2005, cuando Súmate instó a los candidatos opositores a no participar en las elecciones parlamentarias de ese año, porque, a su juicio, "el secreto del voto no estaba garantizado".

Observadores internacionales y nacionales destacaron en sus informes la transparencia de los comicios.

En las elecciones parlamentarias de 2010 participó como candidata una de las firmantes del decreto que disolvió los poderes del Estado durante el golpe de 2002: María Corina Machado, quien como directora de Súmate lideraba los esfuerzos por desacreditar al CNE, el mismo que la proclamó diputada por el municipio Chacao del estado Miranda.

El hecho de que Machado haya ganado un curul en la Asamblea Nacional en las elecciones de 2010, no impidió que Súmate cuestionara una vez más la transparencia y confiabilidad del Poder Electoral. Dashiell López, miembro de la organización opositora, declaró en agosto de ese año: "Aún los electores se sienten intimidados por el secreto del voto".

La "experticia" de Esdata

Horacio Velasco Ramírez, Isbelia Martin, Guillermo Salas, Alfredo Weil, Gustavo Delfino, Bruno Egloff, María Mercedes Febres Cordero, Humberto Villalobos y Freddy Malpica son integrantes de Esdata, personas con licencias, maestrías y doctorados en diversas profesiones (física, economía, ingeniería, etc.), que se han dedicado a reproducir la matriz del fraude electoral en Venezuela, a partir de estudios en los que se citan a sí mismos.

A pesar de la "experticia", el equipo de Esdata no ha probado su tesis de "fraude continuado, evolutivo y multifactorial" en el sistema electoral, al que hacen referencia en comunicados firmados por al menos cuatro de sus miembros, y en redes como Twitter.

El 31 de mayo de 2012, a cinco meses de las elecciones presidenciales del 7 de octubre, apareció un texto titulado Fraude Electoral 2012, en el portal web de venezuelavetada que "pronosticaba" el resultado de los comicios, y utilizaba como antecedente el referéndum de 2004.

El texto refiere siete trabajos de investigación que afirman que hubo fraude en 2004. El primero, publicado en The International Statistical Review, el 6 de diciembre 2006, se titula A Statistical Approach to Assess Referendum Results: the Venezuelan Recall Referendum 2004 (Un Enfoque Estadístico Para Evaluar los Resultados del Referendum: Referendum Revocatorio 2004) y fue escrito por María M. Febres Cordero (miembro de Esdata) y Bernardo Márquez.

Los otros seis trabajos fueron publicados en Statistical Science, en noviembre 2011, y dos de ellos son firmados por Isbelia Martin, Gustavo Delfino y Guillermo Salas.

Luego de la exposición de estos artículos, miembros de Esdata lamentan que haya voceros de oposición que nieguen que el gobierno "manipuló los resultados electorales de 2004"; y aseguran que si se toman en cuenta los "verdaderos resultados de la votación, y no los oficiales, (la conclusión sería) que desde el 2004 Venezuela ha estado bajo un régimen de facto".

"¿Y ahora frente a las elecciones de octubre?", se preguntan. "El fraude cometido en 2004 –continúan- fue de carácter principalmente electrónico, según se desprende de los estudios anteriormente citados. El fraude que ya está preparado para las elecciones presidenciales el 7 octubre del 2012 se hará por votantes fantasmas, migración de electores y coacción del votante".

Luego de cantar por anticipado un supuesto fraude, el 16 de octubre de 2012, el portal web noticierodigital publicó una carta pública "a la sociedad democrática venezolana, ante los controvertidos resultados de las elecciones presidenciales del 7 de octubre", ganadas por el presidente Hugo Chávez con 55,07% de los votos, casi 1,6 millones de diferencia.

La carta dice que ha habido desde hace más de ocho años un "fraude electoral continuado, evolutivo y multifactorial, que ha generado dudas razonables que se expresaron en miles de mensajes en las redes sociales". Este argumento añade el uso de Internet para crear una crisis virtual, al intentar equiparar lo que ocurre en esas redes con lo que sucede en la cotidianidad, como si ese universo fuese una representación mayoritaria de los votantes o del país.

El texto retoma el argumento infundado de ventajismo, recurso al que apeló el comando antichavista y su candidato derrotado en 2012 y 2013, Henrique Capriles, durante ambas contiendas electorales.

Por otro lado se exhorta a Armando Briquet y Leopoldo López, responsables del comando antichavista en 2012, a publicar en Internet la copia de las actas de escrutinio. Esta solicitud la satisfizo el comando Hugo Chávez al publicar las actas de los comicios del 14 de abril en el portal web del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Los firmantes de la carta también piden respeto a la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática así como a los "principales generadores de opinión de los medios tradicionales de comunicación social", para las personas y organizaciones que "discrepan sobre los resultados publicados por el CNE, la confiabilidad en el Sistema Electoral Electrónico y la transparencia del registro".

Así, mientras los protagonistas de la contienda (Capriles, Briquet, López y otros) reconocieron los resultados, este grupo de ultraderecha insiste en pedir respeto para desconocer, atacar y desacreditar la institucionalidad venezolana, y poner en duda la transparencia del árbitro electoral.

Entre los firmantes están Guillermo Salas, Gustavo Delfino y Humberto Villalobos, tres miembros de Esdata.

El libreto

Después de firmar aquel documento de octubre de 2012, Alfredo Weil y Guillermo Salas aparecen como firmantes de otro comunicado que fue publicado en el portal web de la organización fascista UnoAmerica, el 10 de enero de 2013 (día de la juramentación del pueblo para el período presidencial 2013-2019 de Hugo Chávez).

Este texto adelanta el libreto que posteriormente sería leído por Henrique Capriles en la que fue su segunda candidatura presidencial perdida. Recoge el lenguaje violento que había sido parcialmente ocultado para el 7 de octubre, la campaña anticubana y el ataque a gobiernos progresistas del continente.

"A todos los sectores democráticos del país y en especial a las Fuerzas Armadas Nacionales: ¡Hagamos cumplir la Constitución e impidamos la dominación cubana!", es el título del documento, en el que se utilizan palabras como "invasión" para referirse a las relaciones bilaterales con la isla caribeña.

Se hace referencia a la "desaparición física del presidente Chávez", cuando realmente ocurrió casi dos meses después, el 5 de marzo.

Se asegura que el respaldo a Venezuela de los presidentes de Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador y Uruguay se debe a que se "benefician de los aportes económicos que les proporciona el gobierno venezolano", con lo que se intenta menospreciar la integración latinoamericana y caribeña impulsada por el líder revolucionario Hugo Chávez y sus pares del continente.

También plantean: "Durante los próximos días se definirá si Venezuela dejará de existir como nación, para convertirse definitivamente en una colonia de Cuba; o si recuperaremos nuestra identidad y nuestro destino histórico. Estamos convencidos de que nuestras Fuerzas Armadas, respaldadas por todos los sectores de la sociedad civil, daremos un paso al frente, e impediremos la disolución de la patria".

El paso al frente se dio en la campaña cargada de insultos y violencia para las elecciones del 14 de abril; en las declaraciones en las que se agrede la democracia venezolana y sus instituciones, al desconocer la derrota; y en la selección de Súmate y Esdata para representar a la derecha en la auditoría del 46% de las cajas concedida por el CNE.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9127 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n227686.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO