Le escribió carta a Evo Morales

Fidel Castro pide a Bolivia no desanimarse en reclamo marítimo a Chile

Fidel

Fidel

Credito: Efe

La Paz, marzo 24 - El líder histórico de Cuba, Fidel Castro, estimó en al menos 39.500 millones de dólares/año los ingresos que genera, para la burguesía internacional, bajo el paragua del poder imperial, el cobre que contiene el emporio cuprífero de Chuquicamata y La Escondida, en Antofagasta, que Chile adicionó a su jurisdicción tras la guerra del Pacífico sudamericano, a finales del siglo XIX.

En una carta dirigida al presidente boliviano Evo Morales, alusiva a la conmemoración por el Día del Mar, Castro reseñó que la 'burguesía internacional y el imperio' son los únicos que se han beneficiado de las riquezas existentes en los territorios que Chile desposeyó a Bolivia hace 134 años.

'De las tierras arrebatadas a Bolivia (120.000 km2 de territorios en la puna del Atacama y 400 km lineales de costas), la burguesía y el imperialismo extraen cada año decenas de miles de millones de dólares. Sin cobre purificado es imposible hoy, y quizás durante muchos años, electrificar cualquier país; es decir, aplicar un requisito ineludible para el desarrollo. En la actualidad la producción de cobre rebasa los 5 millones de toneladas, con un valor total de 39.500 millones de dólares.

La producción de cobre catódico en Chile genera al menos 70.000 millones de dólares por año, 30% de este monto para el erario público chileno.

El cobre genera el 52% del Producto Interior Bruto de Chile.

El Estado chileno explota en una proporción de 30/70 el cobre de la puna del Atacama, en consorcio con agentes privados, en su mayor parte extranjeros.

El PIB per cápita en Antofagasta es uno de los más altos de la región, 40.000 dólares, casi 20 veces más que el de Bolivia.

Bolivia reclama a Chile hace más de un siglo una salida al Océano Pacífico.

El siguiente el contenido in extenso de la carta que Castro envió a Morales la víspera:

'Querido Evo: Hoy conmemoran ustedes el Día del Mar, en el que se rinde justo homenaje al valiente patriota boliviano Eduardo Abaroa Hidalgo, quien cayó combatiendo contra fuerzas invasoras incomparablemente superiores en número y entrenamiento. Tras el combate en el que perdió la vida, los jefes y soldados chilenos le rindieron honores.

La propia guerra entre dos Estados de similar cultura y origen, fue de nefastas consecuencias para dos pueblos de nuestro hemisferio, donde Simón Bolivar quiso crear 'la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riqueza, que por su libertad y gloria'.

En las tierras arrebatadas a Bolivia siguiendo la línea trazada por las potencias coloniales, nuestras jóvenes naciones fueron despojadas de inmensos recursos. De las tierras arrebatadas a Bolivia, la burguesía y el imperialismo extraen cada año decenas de miles de millones de dólares. Sin cobre purificado es imposible hoy, y quizás durante muchos años, electrificar cualquier país; es decir, aplicar un requisito ineludible para el desarrollo.

En la actualidad la producción de cobre rebasa los 5 millones de toneladas, con un valor total de 39 mil 500 millones de dólares.

Los pueblos de Europa conscientes y preocupados por la salud humana, se oponen fuertemente al consumo de los productos agrícolas genéticamente modificados. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró en el discurso sobre el Estado de la Nación que Europa no puede prescindir de esos productos, y la amenaza con no suscribir un acuerdo de 'Libre Comercio' que permita la unión entre las dos economías más grandes del planeta. ¿Qué lugar ocupará el resto de los países en el mundo, implicados en la pugna de intereses en un planeta globalizado donde el venenoso gas de esquisto, los productos agrícolas genéticamente modificados, las armas más sofisticadas y los delirantes viajes a planetas y lunas ocupan la mente de millones de personas inteligentes y capaces dedicadas a la investigación?

¿Habrá realmente tiempo para pensar en los problemas que nos esperan?

Que el pueblo de Bolivia, Evo, no se desanime por esto. Hay mucho que luchar todavía en tu maravilloso país; mucha quinua que sembrar, mucho alimento por producir, mucho empleo por crear y reuniones internacionales donde proclamar el derecho de Bolivia al mar, a sus productos y alimentos marinos, que le arrebataron a la fuerza cuando la privaron de 400 kilómetros de costa y 120 mil kilómetros cuadrados de 3 territorios. Simón Bolívar no habría aceptado jamás que se privara a los quechuas, aymaras y demás habitantes de Bolivia, de tales derechos que le asignó El Libertador de América.

Hugo Chávez, su más brillante seguidor, que amaba profundamente a tu país, jamás se habría resignado a tan ignominioso destino. Un fuerte abrazo. (firma) Fidel Castro Ruz.








Esta nota ha sido leída aproximadamente 7150 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas