Caso Repsol

Canciller español: La respuesta de Hillary Clinton no ha sido todo lo entusiasta que me hubiese gustado

El gobierno de Rajoy considera "tímidas" las declaraciones  de Clinton

El gobierno de Rajoy considera "tímidas" las declaraciones de Clinton

Buenos Aires, abril 18 - A las amenazas de represalias contra Argentina, el gobierno español sumó reclamos hacia Estados Unidos por el “poco entusiasmo” que mostró para cuestionar la expropiación del 51 por ciento de YPF en manos de Repsol. Desde México, donde participó del World Economic Forum en América Latina, el presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, denunció la “injusticia” de la medida y buscó generar pánico a través del argumento de la inseguridad jurídica. Para eso advirtió que “lo que le pasó a una empresa española puede ocurrirle mañana a cualquier inversor”. En la misma línea argumental el ministro de Relaciones Exteriores, José Manuel García-Margallo, recurrió al texto, erróneamente atribuido a Bertolt Brecht, del pastor luterano alemán Martín Niemöller cuyo primer verso informa “Primero vinieron por...”, para recordarle a Estados Unidos la situación a la que supuestamente se encuentran expuestas las empresas que operan en Argentina. “Hemos dicho a nuestros socios que si no nos ayudan, mañana les puede pasar a ellos”, apuntó el diplomático.

“Tengo un profundo malestar. La empresa se ha visto expropiada sin justificación alguna, ni razón económica que explique lo ocurrido. Trabajaré para que eso no suceda, eso sería sumamente injusto”, dijo Rajoy desde México, donde leyó sus declaraciones. El mandatario español, cuyo gobierno se convirtió en el guardián y defensor de los intereses de Repsol, desconoció los distintos argumentos políticos y económicos esgrimidos por las autoridades argentinas. “La medida rompe con el buen entendimiento en la relación entre ambos países”, consideró el mandatario, acompañado por el presidente mexicano, Felipe Calderón.

Por su parte, el titular de la Comunidad Europea, José Manuel Barroso, afirmó estar “seriamente decepcionado” por la decisión que tomó el gobierno argentino y advirtió sobre las consecuencias en materia de seguridad jurídica. La UE decidió postergar una reunión bilateral con Argentina entre funcionarios de bajo nivel que debía realizarse mañana y pasado en Buenos Aires (ver aparte). A pesar de los distintos respaldos que obtuvo el esfuerzo diplomático del gobierno de España, entre otros el presidente de México y el FMI, las declaraciones de Estados Unidos les dejaron un gusto amargo.

“La respuesta de Hillary Clinton no ha sido todo lo entusiasta que me hubiese gustado”, se lamentó García-Margallo. Por eso, le recordó a la secretaria de Estado norteamericana los versos de Niemöller, aunque se los atribuyó a Brecht. “Hemos dicho a nuestros socios que si no nos ayudan, mañana les puede pasar a ellos”, advirtió al tiempo que le recordó a Estados Unidos que “España es un socio serio y fiable”. El mismo razonamiento había sido realizado por Rajoy en Puerto Vallarta.

El lunes Clinton sostuvo, desde Brasil, que “las decisiones deben tener su justificación, se debe convivir dentro de esos patrones”. El canciller español consideró que la “timidez” de las declaraciones de Estados Unidos responden a los “importantes intereses económicos que tiene en la zona y que está cuidando, incluso tiene una petrolera. Puedo entender que el entusiasmo ha sido menor”. La referencia del funcionario apuntó a los supuestos intereses de la firma Exxon para participar en las inversiones que haga la nueva YPF bajo gestión estatal.

“Argentina se ha pegado un tiro en el pie”, afirmó el diplomático español, quien ayer volvió a convocar a una reunión al embajador argentino en Madrid, Carlos Bettini. El comentario no solo resaltó por su virulencia sino también porque la semana pasada uno de los nietos del rey de España, Felipe Juan Froilán Marichalar Borbón, resultó herido tras dispararse por accidente un tiro en el pie derecho.

Los funcionarios españoles consideraron que la decisión de expropiar el 51 por ciento de las acciones de YPF y constituir una gestión pública de la firma es una decisión negativa para “los argentinos”. Si bien el país no recurre al mercado de crédito internacional desde el canje de deuda, García-Margallo amenazó con la posibilidad de que el país pierda su acceso a esas líneas de financiamiento. “La presidencia argentina tendrá que explicar las consecuencias de haber perdido la confianza”, insistió el canciller español. “La sanción más efectiva en este mundo globalizado, en el que el ahorro y la inversión se desplazan tocando la tecla de un ordenador, es perder la confianza del mundo de las inversiones.” “La medida supone el corte de unas relaciones fraternales entre ambos países”, concluyó el funcionario. Aunque las posibilidades para imponer sanciones comerciales son limitadas, el ministro de Industria, José Manuel Soria, volvió a asegurar que su gobierno prepara medidas de respuesta “diplomáticas, comerciales, industriales y energéticas”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5848 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas