(VIDEO) El cantor Julián Conrado lleva 117 días detenido

Respeto por Convención de Ginebra: que Venezuela le otorgue asilo a Julián Conrado o lo remita a un 3er país neutral. Por Convención Contra la Tortura no puede ser entregado a un régimen torturador

Respeto por Convención de Ginebra: que Venezuela le otorgue asilo a Julián Conrado o lo remita a un 3er país neutral. Por Convención Contra la Tortura no puede ser entregado a un régimen torturador

Credito: Solidaridad Julián Conrado

25 de septiembre de 2011.'Se apela al respeto por el DIH y por la ética que debe ser fundamento imprescindible del proceso bolivariano en Venezuela.    Por respeto por la Convención de Ginebra corresponde que Venezuela le otorgue asilo a Julián Conrado o lo remita a un 3er país neutral. Por respeto por la Convención Contra la Tortura no puede ser entregado a un estado torturador  como lo es el régimen colombiano. 

Conozca, a día 117 de la detención del Cantor, esta canción, llamada "Coca y CIA" (encontrada en youtube), como parte de la información necesaria para entender el por qué lo persiguen tanto: porque informa sobre la realidad de un pueblo, porque tumba falsimedias, porque reclama justicia. 

La canción "Coca y CIA" denuncia la FALACIA de EEUU de la "lucha contra las drogas": con fumigaciones que envenenan la fauna y flora y sirven para desplazar poblaciones en masa. La famosa "lucha contra la drogas" de EEUU, sirve además de pretexto para intervenir países... 

"Marihuana Coca y Amapola se reunieron para dialogar (…)

Marihuana dijo voy hablar:

Los gringos que no me crean tan boba  (…)

Coca se levantó de la silla y dijo “está muy buena la reunión, para seguir con la discusión, voy a hacerles mi aporte enseguida:

Es terrorista quien nos fumiga, es un matón de la naturaleza… Y hay que hacer una revolución que a la naturaleza redima…

¡No más muerte por fumigación!

Dice Amapola la locutora “solo queremos ser medicina”

De la chica culpan a Maíz pero el siendo arepa es más feliz

Caña Dulce da miel deliciosa, y el gringo (la usa para volver) a la gente ociosa (…)”

En esta canción Julián Conrado denuncia la hipocresía de la “lucha contra las drogas” de los gringos, que no es otra cosa que un pretexto para intervenir países e intensificar la guerra contra los movimientos sociales.

Además denuncia cómo la Coca, la Amapola y la Marihuana son satanizadas cuando son plantas medicinales, que si no fuera por los químicos que los mismos EEUU y la UE producen, sería imposible transformarlas en esas drogas conocidas como cocaína y demás. “Curiosamente” no existe un “Plan Alemania”, o un “Plan Suiza”, o un “Plan EEUU” de fumigaciones y destrucción de las multinacionales de químicos; pero en cambio sí existe un “Plan Colombia” contra el campesinado colombiano. Al igual que la DEA se ceba ahora contra los movimientos sociales de México, lo viene haciendo desde hace años en Colombia contra esos mismos movimientos sociales.

La verdad demoledora es que son los EEUU y la UE los que regentan el narcotráfico: de 100 USD que genera el narcotráfico de cocaína a nivel mundial, al menos el 96% termina en la banca EEUU y UE, y en Colombia se ‘queda’ tan sólo el 4%, y de ese 4% la mayoría va a parar a agentes estatales, aduanas y aerocivil que son los que permiten la importación de precursores químicos y la exportación de pasta base. Se estima que tan sólo el 0,62% de ese 4% va a parar a manos del empobrecido y despojado campesino cultivador de Coca. Sin la complicidad de EEUU y del Estado colombiano, sus aduanas y sus narco-paramilitares la realidad de tráfico actual sería simplemente imposible.

Hace años que el campesinado colombiano reclama reforma agraria y poder sembrar la alimentación que requiere Colombia: construir soberanía alimentaria. Pero las multinacionales saqueadoras y el gran latifundio se niegan a la justa repartición de tierras y continúan monopolizando las tierras. Y cada día despojan a más campesinos mediante su herramienta paramilitar. Con lo cual el cultivo de la hoja de Coca se inscribe en esta terrible realidad agraria de constante desplazamiento y escasez de tierras para el campesinado, que no permite el desarrollo de la soberanía alimentaria.

Los EEUU adelantan en Colombia fumigaciones con glifosato que envenenan las aguas, la tierra y asesinan a seres humanos, flora y fauna. Las fumigaciones en realidad no son para “eliminar las drogas” porque recordemos primero que la Coca sin precursores químicos no es Cocaína, y luego se constata que las fumigaciones son utilizadas por los EEUU y el estado colombiano para acelerar el despojo de tierras y la correlativa apropiación de esas tierras en manos de multinacionales mineras o del agro-industrial.

En cuanto a la fábula de la "narcoguerrilla" hay que saber que fue Lewis Tambs, entonces embajador estadounidense en Colombia quién acuñó el pérfido término, y desde ahí empezó a ser martillado por los medios masivos de desinformación masiva. Pero la realidad es muy diferente: si hay alguien que regenta el narcotráfico en Colombia es el mismo Comado Sur de EEUU, de hecho su comandante James Hiett fue sorprendido llevando kilos de cocaína a EEUU: está impune. Aviones de EEUU y de la fuerza aérea colombiana también sirven al tráfico; trafican con la total anuencia del estado colombiano, que sería el Narco-Segundo, tras los gringos que son el Narco-primero, siendo su herramienta paramilitar también financiada por el narco. 

El cantor Julián Conrado lleva 117 días detenido: ¡Asilo para Julián!

El Cantor Julián Conrado expresa en sus canciones las razones de su compromiso social y político, narra la miseria y represión a las que se ve sometido el pueblo colombiano mientras un puñado de oligarcas y multinacionales saquean las riquezas del país. Expresa la intolerancia del estado colombiano contra la reivindicación de justicia social, contra el pensamiento crítico, contra el arte social, y contra toda forma de oposición política: intolerancia que lo llevó a tener que ingresar en la clandestinidad. Narra su vida: la vida de una voz y talento artístico perseguidos por expresarse acompañados de sentimiento de empatía por el pueblo más empobrecido y sojuzgado. Julián Conrado narra también la tristeza que le causa estar hoy encarcelado por parte de un gobierno venezolano en el que han sido depositadas muchas esperanzas. Se espera que le otorguen el asilo, por el DIH, por razones humanitarias, éticas, políticas, y por coherencia bolivariana.

Se apela al respeto por el DIH y por la ética que debe ser fundamento imprescindible del proceso bolivariano en Venezuela.  Por respeto por la Convención de Ginebra corresponde que Venezuela le otorgue asilo a Julián Conrado o lo remita a un 3er país neutral. Por respeto por la Convención Contra la Tortura no puede ser entregado a un estado torturador  como lo es el régimen colombiano.


Canta Julián Conrado:

Cómo a superman y al burgués de mi nación les molesta mi canción, me amenazan…

Me amenazan: que me castigarán con la extradición si me echa al agua un soplón,

y llegan a darme caza, y llegan a darme caza

Dicen que ya están elaborando la lista donde anunciaran    “se busca por terrorista” 

    Que recompensarán a quién les de alguna pista,

y en ese afán están los bichos imperialistas

¿Qué tiene, qué tiene, qué tiene mi canto que le causa espanto a los opresores?

Será porque dice la verdad y denuncia la injusticia, toda la inmundicia de esta sociedad capitalista, egoísta… 

El cantor Julián Conrado se encuentra hoy en una cárcel venezolana en riesgo de ser entregado al régimen colombiano: lleva 117 días encarcelado de manera arbitraria y con un expediente amañado. Desde Colombia ni siquiera han hecho la solicitud de extradición en legalidad, tal vez por saber que por la vía LEGAL el DIH protege al cantor enfermo de ser entregado a un régimen denunciado como uno de los regímenes más torturadores del mundo. Ya ha caducado el plazo de 60 días para tramitar un pedido de extradición legalmente, y el gobierno colombiano ni lo ha tramitado legalmente, ni mucho menos presentado los debidos recaudos. Sus abogados han denunciado la ilegalidad operada desde Colombia, y también las ilegalidades en Venezuela del expediente amañando.

Julián Conrado fue detenido en una operación combinada entre las fuerzas represivas de Colombia y policía venezolana el 31 de mayo 2011. Lleva casi 4 meses detenido de manera arbitraria: pasó 67 días detenido con total ilegalidad, 9 días vendado y atado de manos y pies. A día 117 de su detención, se espera que las autoridades venezolanas se inclinen por el respeto al DIH, y por el respeto a la ética del humanismo y la hermandad con los pueblos, que es lo contrario que la colaboración con un régimen represivo como el que sojuzga al pueblo colombiano. 

El cantor Julián Conrado, ya entrado en edad tras una vida de sacrificio, está enfermo, ha sobrevivido a varios bombardeos, a leishmaniasis, a paludismos varios, y está gravemente afectado de salud: por evidentes razones éticas y humanitarias corresponde el ASILO político y también el asilo humanitario. Además el derecho internacional ampara este asilo: se espera que Venezuela respete el DIH y los fundamentos éticos y humanitarios.  

La  Convención Contra la Tortura  impide entregar a un perseguido a Colombia, un país en el que yahan fallecido 7 presos políticos en 2011 por tortura y denegación de asistencia médica.        El estado colombiano es denunciado por la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y por la Coalición Contra la Tortura (CCCT) como un estado torturador: el informe de agosto 2011 de la CCCT es aterrador.

Corresponde también que el gobierno venezolano respete la      Convención de Ginebra que impide entregar  a un combatiente, o perseguido político, además enfermo, y más cuando este ha solicitado asilo; corresponde que Venezuela le otorgue el asilo, y si no quiere hacerlo, que lo remita a un      tercer país que sea efectivamente neutral.

Hay otras convenciones del DIH, y varios artículos de la propia constitución venezolana que impiden esta entrega, claramente si Julián Conrado es entregado, será otra ilegalidad más, aunque hayan tejido, mediáticamente, una  apariencia de legalidad para cubrirse en este caso un poco más que lo que hicieron con el periodista Joaquín Pérez Becerra, que fue entregado en total ilegalidad, sin acceso alguno a abogados ni a defensa. Se espera que en el caso del cantor Julián Conrado el derecho a defensa sea más que una apariencia vacía, y que pronto las autoridades venezolanas se apeguen a la legalidad, respetando el DIH que impide entregar al cantor al gobierno colombiano.  Que no sea entregado el cantor Julián Conrado a una tortura segura. Que no sea sepultado el cantor en Colombia, o en EEUU: EEUU ofrecen a los caza recompensas 2,5 millones de dólares para callar la voz de Conrado.  Pedimos a todos los medios alternativos, a todo ser humano consciente, que ayuden a informar del tema. 


Recomendamos leer la carta que está circulando a nivel mundial para el presidente Hugo Chávez y su gobierno:  http://www.kaosenlared.net/noticia/carta-abierta-chavez-gobierno-venezolano-asilo-julian-conrado-cesen-en


Conozca al cantor en este VIDEO: http://www.dailymotion.com/video/xjfbwi_julian-conrado-habla-y-canta_news 


La canción "Coca y CIA" denuncia la FALACIA de EEUU de la "lucha contra las drogas": con fumigaciones que envenenan la fauna y flora y sirven para desplazar poblaciones en masa. La famosa "lucha contra la drogas" de EEUU, sirve además de pretexto para intervenir países... 

http://www.youtube.com/watch?v=yxwRK2CYRQQ&feature=related

.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5999 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter