Día Internacional del Trabajador: Marchas en Caracas

Caracas, 1ero de mayo - Con motivo del Día Internacional del Trabajador la capital venezolana será escenario de movilizaciones para evocar y rivindicar la efeméride de la clase obrera mundial, y especialmente la venezolana.

La Unión Nacional de Trabajadores -UNETE- y diferentes fuerzas revolucionarias convocan a concentrarse y marchar desde la estación del Metro de La Bandera (Av. Nueva Granada) hasta la avenida Bolivar. Las acciones comenzará a las 8:00 de esta mañana y su consigna principal es  ¡Socialismo y más Revolución! 

Por su parte el Partido Socialista Unido de Venezuela -PSUV- está convocando a concentrarse, tambié a las 8:00 de la mañana, en la Plaza Sucre, (Av. Sucre) para avanzar hasta la Plaza O'Leary, recorrer la avenida Lecuna y Parque Central.

Las dos marchas revolucionarias culminarán en la avenida Bolívar


Declaración de la UNETE


A los Trabajadores y Trabajadoras de Venezuela

(Declaración de la UNETE-1° de Mayo de 2011)

A los que Viven Únicamente de su Trabajo

1° de Mayo de 2011

Hace 125 años (1886) se dio inicio en EE.UU. a lo que posteriormente se convertiría en EL DÍA INTERNACIONAL DE LOS TRABAJADORES Y LAS TRABAJADORAS.  El 1° de Mayo surge de la Huelga General por la conquista de la Jornada Laboral de Ocho Horas y en  honor a los cientos de miles de trabajadores que protagonizaron esta lucha con sus mártires caídos en las calles de Chicago, el día histórico de las luchas del Movimiento Obrero Mundial.  Vaya entonces, nuestra Solidaridad de Clase con todos los pueblos que hoy luchan, resisten y hacen huelgas contra la estafa financiera, los paquetes económicos contra conquistas laborales históricas y, particularmente, contra la injerencia guerrerista que desata la ofensiva del capitalismo con sus organismos internacionales de carácter económico, político y militar. Fuera el imperialismo de Libia, de los países árabes y de todos los países acosados por su intervención arbitraria, movilizaciones permanentes contra su injerencia militar y violaciones a la soberanía de los pueblos.

De la manera más honesta y en honor a la gesta histórica de este día, tenemos que afirmar que en Venezuela, a pesar de la disposición de cambio revolucionario de un sector mayoritario del pueblo y de nuestro gobierno, aun predomina las ataduras que nos impone la lógica del capital y que no nos permite liberarnos de las medidas coyunturales que nos marca el Estado Capitalista, un estado que sigue prevaleciendo con todo su entramado de operadores políticos y económicos que corrompe todo lo nuevo que irrumpió en estos 12 años y que puede matar esa disposición de cambio sino decidimos a Planificar su Demolición.  Una tarea de todos los comprometidos con el proceso y que requiere de mas cambios en la orientación política para revolucionar el curso de los acontecimientos a favor del Trabajo, de los Trabajadores y El Pueblo, y que de paso a una nueva institucionalidad que cambie de manera radical las condiciones de existencia de nuestro pueblo y que sirva de ejemplo para fortalecer las luchas de los pueblos del mundo que, irremediablemente, no tienen salida con el capitalismo.

Si el Estado Capitalista venezolano fue fundado sobre la base de traiciones para imponernos la dictadura de una minoría burguesa privilegiada, ahora nuestro proceso debe crear Nuevas Instituciones que trasforme y desmonte la vieja institucionalidad sobre la base de una gobernabilidad revolucionaria ejercida por las grandes mayorías que defienden esta experiencia  de cambio.

Una nueva institucionalidad revolucionaria que acabe con la especulación en los precios, la manipulación de los costos de producción, que humanice el trabajo, que le imponga impuestos progresivos a las ganancias exorbitantes del Capital para dignificar y planificar la retribución más justa al Trabajo, a sus hacedores y hacedoras, sobre la máxima de “igual salario para igual trabajo” y  cuya gestión se fundamente en la democracia participativa como herramienta que garantice la soberanía popular en su funcionamiento.

Estamos retrasados con relación a la disposición de cambio del Pueblo Bolivariano, los recientes anuncios del Presidente Chávez están atrapados dentro de la lógica del Estado Capitalista Venezolano. No podemos defender un primer aumento del Salario Mínimo de 6 Bs. diarios, llamamos a eliminar el fraccionamiento del 26,5%, que se haga efectivo su totalidad a partir del 1° de Mayo y que se revise su impacto en el poder adquisitivo para el mes de septiembre. Quienes ganan salario mínimo son la franja laboral menos protegida, por lo regular la que más esfuerzo realiza y mayoritariamente la que confronta más dificultades en sus condiciones de vida.

Con respecto a los ajustes salariales en el sector público, reconocemos que superan la propuesta que realizamos como central, pero queda incompleta si no hay una política que consolide y proteja el Salario Social Integral y una ofensiva que favorezca el Trabajo, lo cual pasa por:

La discusión inmediata de las contrataciones colectivas vencidas, entre ellas, la Administración Pública Nacional y el sector Salud, donde hay dos Petitorios dirigidos al Presidente Chávez por parte de los sindicatos de base y respaldados por esta central desde hace más de un año.

Congelar por 1 año la lista de bienes y servicios de primera necesidad.

Establecer un severo control de costos, precios y ganancias, luego de estudiar la realidad de los procesos productivos y de comercialización.

Instaurar el Precio Máximo de Venta al Público (PMVP), en estricto cumplimiento de la Ley para la Defensa de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios.

Hacer cumplir de manera estricta la estabilidad laboral y el respeto al decreto de inamovilidad laboral, en el sector público y el privado. Especialmente en todas aquellas instituciones del Estado, donde se vienen produciendo despidos indiscriminados y donde no se acatan las providencias administrativas ordenando reenganche y pago de salarios caídos. En este mismo sentido, se hace necesario elevar el monto de salarios mínimos que establece el Decreto de Inamovilidad con la finalidad de ampliar la estabilidad y acabar con ese mecanismo perverso de la ley burguesa de favorecer a los patronos a través del despido.

Aplicar de manera inmediata la Ley de Emolumentos que establece un tope máximo de salarios para los funcionarios de alto nivel.

El reconocimiento al  ingreso a cargos fijos a todos los trabajadores contratados de la Administración Pública Nacional e igualarlos en los beneficios, tal como lo expresara el Presidente de la República el pasado 28 de Abril del 2006, y que hasta la fecha no se ha dado cumplimiento.

La declaratoria de Emergencia del Ministerio de Trabajo y su inmediata y consecuente Reestructuración comenzando por cambiar su posición de tipo pasiva a la activa en cuanto a garantizar el cumplimiento de los derechos de los trabajadores en las fábricas, empresas, comercios entre otros.  Acabar con la intromisión de la estructura militar en los asuntos laborales. Por una transformación profunda del INPSASEL que garantice la seguridad, salud y vida de los trabajadores y trabajadoras.

La Reorganización del Poder Judicial en el ámbito laboral.

La creación y nombramiento de la Figura de Fiscales Laborales.

La erradicación progresiva y acelerada de la Tercerización.

Una discusión democrática y aprobación de la Nueva Ley Orgánica del Trabajo, Ley Especial de Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras y  Ley de Protección al Salario.

La lucha contra el Sicariato, la penalización de los conflictos y el terrorismo patronal.

Desmercantilización de la Salud, de la Vivienda y el Hábitat en el marco de la activación del Sistema de Seguridad Social.

Desarrollar el aparato productivo nacional para poder generar riquezas, trabajo e independencia a nuestro pueblo.

La profundización del Control Obrero y del modelo de gestión socialista que trasforme el aparato productivo para garantizar la soberanía en la distribución, uso y disfrute oportuno, de calidad, frecuente y bajos precios de los bienes y servicios que producen las empresas de propiedad social y de otras formas de propiedad.

Lo anterior es parte de un conjunto de exigencias sentidas en la base trabajadora del país y son elementos de un Plan de Lucha Clasista que solo podemos llevarlo a la realidad a través de la Unidad y la Fuerza de los propios trabajadores y trabajadoras.  Son parte de las exigencias que le hemos hecho al Presidente Chávez y que han sido acompañadas de dos movilizaciones nacionales que hemos realizado en menos de un año.  En la primera no nos recibieron en la Vicepresidencia de la República, en la segunda casi hubo un conato de represión al no permitirnos marchar por las calles que nuestro pueblo liberó.  Estamos convencidos que para avanzar en este plan de lucha hay que profundizar el proceso revolucionario y que la movilización es la clave!!!.  Además tenemos que decírselo Presidente Chávez, ha avalado un hecho grave al permitir la entrega del Director de la Agencia ANNCOL, Joaquín Pérez Becerra. No se puede apelar a razones de Estado, porque no creemos en el Estado Capitalista colombiano, ni en su falsa justicia burguesa que es sinónimo de corrupción e impunidad.  Seria muy lamentable que nuestro Estado comenzara a servir igualmente a los intereses de los enemigos de las verdaderas luchas emancipadoras de la historia de nuestro continente.

Ni Burocracia ni Capital: ¡Socialismo y más Revolución!

Viva la Clase Trabajadora del Mundo

¡Viva el Pueblo Bolivariano!

Unión Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de Venezuela - UNETE



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8276 veces.


La fuente original de este documento es:
Radio Nacional de Venezuela (http://www.rnv.gov.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema La deportación de Joaquín Pérez Becerra a Colombia


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre La deportación de Joaquín Pérez Becerra a Colombia



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n180073.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO