Aprobado ayer, en el Congreso de la UNETE, Petitorio dirigido al Presidente Chávez por parte de trabajador@s de la Administración Pública Nacional

Los Sindicatos de Base Clasistas de la Administración Publica Nacional nos dirigimos a todos los trabajadores del sector, para informarle que en el día de ayer Sábado 24 de abril de 2010, se realizó en la Sede del INCRET el Congreso de la Unión Nacional de Trabajadores de VEnezuela -UNETE-, donde se aprobó por unanimidad el Petitorio dirigido al Camarada Presidente de la República Hugo Chávez, presentado por los Trabajadores que insurgimos desde las bases en contra de la Burocracia de la Federación Nacional del Sector Publico FENTRASEP, el mismo consta de los siguientes puntos:

1.- Sinceración de la Escala de Sueldos y Salarios de los Trabajadores de la Administración Pública Nacional.

2.- Instalación de la Mesa de discusión del Contrato Colectivo Marco Unificado de la Administración Publica Nacional.

3.- Homologación de beneficios al personal jubilado de la Administración Publica Nacional (P. Ejemplo: Cesta Ticket)

4.- Celeridad en la discusión y aprobación de la Nueva Ley Orgánica del Trabajo LOT.

5.- Conversión del Decreto que orienta hacia la organización de la Administración Publica Nacional en un ejercicio de Transformación Revolucionaria de las Instituciones del Estado con participación directa y decisoria de los Trabajadores de Base y donde se incluya una rigurosa reglamentación a favor de la Contraloría Social ligada a la Ley contra la Corrupción .

6.- Nacionalización de los HCM con homologación hacia arriba con los montos de cobertura en la Administración Publica Nacional.

A la Clase Trabajadora de la Administración

Pública Nacional

Propuesta de Petitorio, con carácter

excepcional y de urgencia, al Presidente

Hugo Rafael Chávez Frías

1. Justificación

Este petitorio lo enmarcamos en las luchas que hemos librado junto a usted, todas con el entusiasmo revolucionario que ha significado honrar la memoria combativa de nuestros antepasados.  Como antecedente común nos une la Insurrección del Pueblo Rebelde del 27 de Febrero de 1989, inicio de un periodo revolucionario, aún abierto, y que catapultó otro movimiento insurreccional dentro de las FF.AA., del cual usted surgió como figura central, para luego convertirse en uno de los hijos más destacado de nuestro pueblo. Pero también nos une algo que es consustancial a las luchas del pueblo explotado y sus liderazgos más consecuentes: esa extraordinaria Disposición de Cambio subterránea que emergió el 27F y que usted acertadamente llamó Huracán Revolucionario. Sin ella no hubiera proceso revolucionario, de allí la necesidad de mantenerla viva y extenderla a franjas cada vez más amplias del pueblo que viven únicamente de su trabajo. Tarea que solo podemos hacer ubicándonos radicalmente a favor del trabajo, en abierta confrontación contra el capital y sus personificaciones: la burguesía y, en particular, la burocracia que es la forma enmascarada y más peligrosa de restaurar su lógica.

Cuando este petitorio esté, formalmente, en sus manos es porque que ya hemos recorrido un camino de asambleas, deliberaciones y escogencias de delegados que sean portadores de las resoluciones recogidas entre los trabajador@s de los estados del país. Hemos escogido un método para sancionar el petitorio con una clara orientación a favor de la defensa y profundización del proceso revolucionario. El núcleo promotor de lo que ayer fue una propuesta lo conforman sindicatos de base de la Administración Pública Nacional (APN) afiliados a la Unión Nacional de Trabajadores de Venezuela (UNETE), central que en su Congreso Nacional del día 24 de abril aprobó por unanimidad lo que todavía continua siendo una propuesta. La información cobra pertinencia porque partimos de que transitamos una coyuntura, más que electoral, de riesgo para el proceso en un sector de casi 4 millones de trabajador@s con un retraso exagerado de 5 años vencidos sin discusión contractual, donde un grueso de ese sector no hemos sido beneficiados por los incrementos en el salario mínimo porque no inciden en la escala de sueldos y salarios y con el agravante de ser víctimas de un Decreto, vía Ley Habilitante, concebido para la Organización de la APN, que se ha distorsionado y convertido en una guillotina para suprimir y liquidar la estabilidad de l@s trabajador@s. Hemos llegado a una situación donde no podemos seguir siendo sometido a limitaciones socioeconómicas y violaciones de la estabilidad laboral con un incremento desmesurado de personal contratado, porque ello constituye un contrasentido que mata la Disposición de Cambio y lo que de fondo encierra esa voluntad que produce revoluciones: salir de un reino de opresión y privaciones para cambiarlo todo… para conquistar de manera inmediata mejores condiciones de vida. La base laboral de la APN no va a seguir siendo víctima de la irresponsabilidad de una dirigencia que hizo vida en la federación sindical y que no estuvo a la altura de la defensa de los derechos de los trabajad@res, pero tampoco de una tecnoburocracia enquistada y reciclada en la APN donde juntas “reestructuradoras, liquidadoras y supresoras” han generado un gran descontento entre l@s trabajador@s.  Esto tiene que cambiar a favor del proceso, sin dilaciones y para evitar que los operadores políticos  del capital tengan oportunidades en el ámbito del trabajo, que es el terreno natural donde toda revolución de carácter socialista se disputa su permanencia y continuidad.  Estas son partes de las razones por la que recurrimos a usted, porque intuimos que rápidamente se ubicará en una posición clasista y sabrá apreciar el carácter político, excepcional y de urgencia que adquiere nuestro petitorio.

A través de este escrito, dirigido a usted, también abrimos el debate entre l@s trabajador@s y lo hemos hecho intencionalmente porque estamos convencidos de que hay que transformar la APN, sin intermediarios que acumulan delictivamente en detrimento del presupuesto nacional, que confiscan la participación e impiden a todo a costa cualquier indicio de ejercicio de gobernabilidad revolucionaria desde abajo.  De la manera más sincera se lo expresamos a usted y a la base asalariada de la APN, este petitorio no se circunscribe a una coyuntura electoral, se inscribe en una Lucha Estratégica que la genialidad intuitiva de nuestro pueblo ha animado, protegido y rescatado, que hay que hacerla cada vez más consciente y que no tiene salida para la Humanidad y el Planeta mientras estemos jaqueados a muerte por el capitalismo y su lógica criminal.

2. Puntos del Petitorio

a. Sinceración de la Escala de Sueldos y Salarios Generales de l@s trabajador@s de la  APN

b. Instalación de la Mesa de Discusión de la Convención Colectiva Marco Unificada de la APN

c. Homologación de beneficios al personal jubilado de la APN

d. Celeridad de la discusión y aprobación de la nueva Ley Orgánica del Trabajo donde prevalezca el espíritu de una legislación revolucionaria, en concordancia con nuestra lucha contra el capital, el carácter socialista de nuestro proceso y donde el Despido no tenga cabida reglamentaria, porque constituye una formula atentatoria, delictiva y aberrante contra la clase trabajadora y a favor de la legislación capitalista.

e. Conversión del Decreto que orienta hacia la “Organización de la APN” en un ejercicio de Transformación Revolucionaria de las Instituciones del Estado con participación directa y decisoria de las organizaciones de base de l@s trabajador@s y donde se incluya una rigurosa reglamentación a favor de la Contraloría Social ligada a la Ley contra la Corrupción.

f. Nacionalización de los HCM con homologación de los montos de cobertura en toda la APN a través de instancias orgánicas de Autoadministración controladas por l@s trabajador@s.   Este punto lo entendemos como una medida transitoria anticapitalista mientras se implante el Sistema Único de Seguridad Social gratuito, universal y obligatorio y el Sistema Único Socialista de la Salud.  En este punto exigimos que el Ejecutivo Nacional levante y construya la estructura de costos de los servicios de salud que presta el sector privado, en función de establecer una Tabla Única de Precios contra la especulación y que reglamente de manera específica y rigurosa el servicio de las clínicas privadas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 14498 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas