(VIDEO) Zelaya asegura que el pueblo le dirá no a la dictadura en estas elecciones ilegítimas

Zelaya exigió ser restituido en su cargo, de lo contrario finalizarán con el diálogo.

Zelaya exigió ser restituido en su cargo, de lo contrario finalizarán con el diálogo.

Credito: EFE

29 de noviembre 2009.- El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, dijo que "el pueblo le va a decir no a la dictadura" con su ausencia en las urnas y criticó nuevamente a Estados Unidos por avalar las cuestionadas elecciones de este domingo, así como, los golpes de Estado en América Latina.

En entrevista exclusiva con teleSUR, el mandatario constitucuional hizo un llamado a la Resistencia para que no acuda a los comicios ilegítimos que se organizan bajo un régimen de facto, liderado por Roberto Micheletti, instalado tras el golpe de Estado que recibió el 28 de junio.

Manuel Zelaya señaló que estas elecciones estarán marcadas por una abstención de más del 50 por ciento. Destacó el carácter ilegal del proceso e instó a la prensa internacional a hacer los cálculos debidos y mostrar las estadísticas del proceso.

Enfatizó que estos comicios son "falsos", pues ni él mismo puede ejercer libremente su derecho al sufragio y se evidencia el temor a que sus seguidores sean reprimidos si se acercan a apoyarlo.

"Estamos rodeados por militares, el país está militarizado", expresó Zelaya, quien apuntó que este domingo las urnas "son para la dictadura", mientras que las calles son para el pueblo.

"Estas elecciones que se están desarrollando son un fraude electoral pues están efectuándose bajo represión (...) No hay contraparte en este proceso electoral", reiteró Zelaya.

Reseñó que la Corte Suprema de Justicia de facto hizo un complot con el también ilegal Congreso Nacional para quitarlo del poder. "Se me destierra de la patria y se empieza a perseguir a todos los ministros de mi gobierno y se violan los derechos de quienes me siguen".

Manuel Zelaya recalcó que las elecciones siempre han sido una salida para la dictadura pero sólo cuando se logra un consenso nacional, cosa que no se dio en Honduras pues el gobierno de facto boicoteó las intenciones pacíficas de los delegados de Zelaya en el diálogo propiciado y concluido por Estados Unidos.

Se preguntó "¿quién garantiza que los resultados sean transparentes? ¿Dónde están los observadores calificados de América si ningún país está siendo certificado como observador?. La observación internacional es importante; le pido a la prensa internacional que saque las estadísticas del proceso".

Respecto a la posibilidad de su restitución por parte del Congreso de facto para este martes, el presidente constitucional de Honduras, indicó que ese ente ya no tiene facultades para restituir o no a un Presidente que ha sido elegido por un pueblo luego de haber roto el acuerdo al que se llegó en la mesa de diálogo; además, su participación en el golpe de Estado que lo sacó del poder deslegitima cualquier decisión que éste pueda tomar.

"El Congreso no tiene ninguna facultad a estas alturas. Cuando yo acepté que fuera el Congreso es porque venían las elecciones, pero cuando no se convoca al Congreso sino después de las elecciones, todo queda extemporáneo (...) No acepto la restitución bajo estas condiciones. La dignidad no se vende a estos procesos ilegales", manifestó Zelaya.

Afirmó que América Latina debe aprender con la experiencia de Honduras pues insiste en que las instituciones aún son débiles.

Zelaya manifestó su apoyo a las acciones de la Resistencia hondureña que catalogó como "la nueva fuerza del futuro de Honduras, que se han opuesto abiertamente a la dictadura y no se vendieron a la chequera del gobierno de facto".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4913 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter