Gobierno de Bolivia no permitirá que prefectos de oposición cierren las válvulas de gas

El presidente de Bolivia, Evo Morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales

Credito: TeleSUR

23 de agosto 2008. - El presidente de Bolivia, Evo Morales, ratificó este sábado que no permitirá por ninguna razón el cierre de válvulas de gas que pretenden efectuar cívicos y prefectos opositores, por lo que instruyó a las Fuerzas Armadas a garantizar la seguridad de estas instalaciones hidrocarburíferas para evitar atentados contra la economía del Estado boliviano.

La extrema derecha, "ahora están convocando desde el Chaco boliviano a la toma de válvulas, eso es atentar contra el pueblo boliviano. Vamos a garantizar la seguridad de las válvulas de gas", afirmó el mandatario ante los cientos de delegados congregados por segundo día consecutivo en la asamblea nacional del Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam). Informó que conversó con algunos ministros y el vicepresidente de la República, Álvaro García Linera, con quienes resolvió garantizar la seguridad de los ductos y las válvulas de gas, para evitar cualquier atentado contra el pueblo boliviano.

"Eso (toma de válvulas) no perjudica a Evo Morales ni al Gobierno, sino al pueblo boliviano", agregó. De esta manera se refirió a la decisión de los dirigentes cívicos de la denominada "media luna" que amenazaron con tomar los pozos petroleros e iniciar un bloqueo indefinido de caminos a partir del lunes 25 en demanda de la "restitución" del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

Las provincias gasíferas de Cordillera, Luis Calvo y Gran Chaco, en los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija, respectivamente, declararon un bloqueo de carreteras en toda la región del Chaco boliviano, que bordea Brasil, Paraguay y Argentina. Las tres regiones opositoras contienen las mayores reservas de gas natural de Bolivia, estimadas en 1,36 billones (millones de millones) de metros cúbicos, entre probadas y probables.

Reacción agónica de los fascistas

El presidente aseguró que la decisión de tres regiones productoras de gas del Chaco de iniciar un corte de rutas desde este lunes por varias demandas, es una reacción agónica "de la derecha fascista y racista", según informó este sábado la prensa local.

El mandatario boliviano indicó este viernes que mientras se reúnen para profundizar el proceso de cambio y la conciencia nacional, los opositores de Santa Cruz, Tarija y Chuquisaca "que no quieren la igualdad", y que fracasaron con sus huelgas y paros por la "reposición" de los recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), ahora deciden ir a un bloqueo nacional de caminos a partir de este lunes 25 de agosto.

Los opositores al gobierno de Evo Morales aprobaron un manifiesto donde se declaran en "pie de guerra" en contra del proyecto de Constitución, exigen la derogación del decreto de distribución del IDH y piden cobrar más a Argentina y Brasil por el gas. La decisión la acordaron durante una reunión, realizada en Villamontes (Tarija), donde decidieron cerrar las válvulas de gas, aseguró el mandatario.

"Yo que siento compañeras y compañeros, que la agonía de la derecha se expresa con decisiones que están orientadas a castigar al pueblo boliviano", aseveró Evo Morales este viernes durante un acto público en Cochabamba.

Castigan al pueblo boliviano

De la misma forma el presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó la determinación de algunos ganaderos de Beni, que en apoyo a los cívicos, advirtieron con dejar de enviar carne al occidente del país, acción que calificó de egoísta. Ante ello, afirmó que el Gobierno proveerá de ese artículo de primera necesidad a la población ya sea de producción nacional o del exterior del país.

"Seguramente pensarán que están castigando a Evo Morales, en el fondo no están castigando a Evo Morales, están castigando al pueblo boliviano, y eso nos permite crear mayor conciencia contra esos grupos enemigos del pueblo boliviano", expresó.

La toma es un atentado criminal

El vicepresidente de la República, Álvaro García Linera, aseguró este viernes que el anuncio de la toma de Gasoducto por los cívicos del denominado Consejo Nacional de Democrático (Conalde), el próximo lunes 25 en Villamontes, será un atentado criminal contra Bolivia.

"El gobierno hará todo lo necesario para garantizar el normal abastecimiento de hidrocarburos, y para mantener libre de bloqueos la producción hidricarburífera", dijo García Linera


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8009 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter