Los tres caballeros

En tres platos de trigo

Comen tres tristes tigres

(Trabalenguas)



Allá por el año 45 del siglo pasado se estrenó en Venezuela una película de Walt Disney, que fue una de las primeras en que aparecían mezclados personajes reales y dibujos animados. Además era en "tecnicolor", que en aquella época no tenía el auge que tiene hoy en día ya que eran tan pocas las películas de ese tipo que solían proyectarlas sólo los domingos y algunos sábados. La película se titulaba "Los tres caballeros" y los protagonistas eran el pato Donald, el gallo Panchito, el loro José Carioca y la artista-bailarina Carmen Molina, cuya imagen con su sombrero de frutas se hizo famosa en el mundo..



De esa película recuerdo que estos tres caballeros de mentira se prendaron de la belleza de una artista de verdad y se desvivían por llamar su atención mientras ésta, pícaramente, se dejaba camelar y, de vez en cuando, le tocaba la colita al pato, le mandaba un besito volador al loro José Carioca o le guiñaba un ojo al gallo Panchito, con lo cual mantenía embelesados a los tres babiecas que creían tenerla conquistada.



Hoy me parece estar viendo de nuevo esa película, pero esta vez representada por tres tristes y melancólicos caballeros, en mala hora nacidos en Venezuela, que andan "loquitos" tratando de llamar la atención de una veleidosa dama, americana ella, de muchos países, que reside en "Guáshinton", pero ésta, al igual que Carmen Molina, se limita, de vez en cuando, a darle una pasadita de mano por el lomo a "cuchita", lanzarle un besito volador a Asdrúbal y a guiñarle un ojo a Gimoteo, consciente de que no puede haber una relación seria entre ella y ninguno de esos personajes que viven en un mundo que sólo existe en su imaginación. Con estos gestos de parte de la dama, estos caballeros creen tenerla conquistada y se vanaglorian cada vez que les concede una entrevista, y lo pregonan: "Nos concedió hasta dos horas de su tiempo, a pesar de no estar en su agenda", pero la verdad es que la dama está hasta la coronilla de los ridículos pretendientes, mas como es una dama "supremamente" educada", muy política y sabe que sus admiradores tienen muchos amigos que viven en su lugar de residencia, no sabe como sacárselos de encima porque aun cuando le viene a la mente la frase apropiada, sus labios no se atreven a decirles: "Vayan a lavarse ese......Paltó".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3839 veces.



Ño Leandro


Visite el perfil de Leandro Ño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Ño

Leandro Ño

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a9791.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO