EEUU manipula a China y al Dalai Lama

Los medios, nos ofrecen en vivo este desarrollo de los acontecimientos entre EEUU y China, quienes mantienen acaloradas discusiones por el Tíbet y Taiwán. Resulta difícil reunir todos los hechos. Son documentos incompletos para nuestra revolución, que expone con China la debilidad de nuestra tela socialista.

China es actualmente, si no el mejor socio comercial, uno de los mejores socios para Venezuela. No mucho mejor que ese plan imperfecto que Beijing tiene como ideal de libertad con el Tíbet y con Taiwán, sin embargo el acercamiento con los chinos nos resulta tremendamente útil.

En Venezuela, la experiencia revolucionaria de estos años nos dice que, la libertad nos permite ser autónomos en nuestra proyección económica- social, y esta autonomía nos garantiza la seguridad para nuestro crecimiento social, a pesar de la ofensiva política y coacción por parte de EEUU, aliado de China, alianza necesaria para castigar el euro. En las últimas semanas inversionistas se han refugiado en el dólar y los bonos del tesoro estadounidenses. El problema de Gracia con apenas el 1.2% de la economía europea no puede ser problema, afirma Win Thim de la firma de valores Brown Brothers Harriman, con China, EEUU esta mejor posicionado.

Explorar los caminos desviados de los EEUU, no viene al caso. Todas las administraciones de la casa blanca traicionan a todo el mundo en sus diferentes compromisos que adquieren con las naciones de todos los continentes. Para EEUU, China era necesario hasta que adquiera más bonos del tesoro norteamericano, por eso Obama aplazo la reunión con Dalai Lama por la visita de noviembre a China.

Beijing adquirió bonos por un valor de 789.400 millones de dólares, convirtiéndose en el mayor acreedor de EEUU, ayudándoles a reducir el déficit fiscal norteamericano para este año en 1.6 billones de dólares. Inusitada deuda estadounidense mientras Obama combate la crisis.

En los últimos 10 años China ha comprado bonos del tesoro norteamericano, porque lo consideraban una inversión segura. A finales del 2001 Beijing compro 79000 millones, luego esta compra se fue incrementando hasta mayo del 2009 en 800.500 millones de dólares. Desde entonces, Pekín ha reducido su portafolio de bonos del tesoro estadounidense en 46.000 millones de dólares, más los 34.000 millones que los chinos vendieron en diciembre pasado, venta que los hizo descender al segundo lugar detrás de Japón que con 768.800 millones de dólares se convirtió en el primer acreedor de bonos del tesoro de Estados Unidos.

Como dice Mark Gongloff en su artículo, “no es que China este cansado de su papel como acreedor principal, tampoco es un indicio que China haya perdido su confianza en los EEUU, pues los dos se necesitan mutuamente para sostener el capitalismo”. China necesita del comercio estadounidense para que el yuan continúe flotando. Mantener devaluada artificialmente la moneda China, abarata sus productos y encarece los de EEUU por el tipo de cambio.

La compra de deuda norteamericana en los dos últimos meces del año pasado se mantuvo estable, Gran Bretaña, Brasil, Japón, y centros financieros del Caribe, aumentaron las adquisiciones, a pesar que el Departamento del Tesoro de EEUU advirtió que no tolerara mas, los paraísos fiscales, porque, de lo contrario, ¿Qué país del Caribe o Centro América está en condiciones de adquirir papeles norteamericanos, que no sean utilizados como elemento para lavado de divisas?

A pesar de las rabietas chinas porque la casa blanca vende armas por un valor de 6400 millones de dólares a Taipéi, la cual considera como una provincia suya, rebelde pero suya, o porque Obama recibe al Dalai Lama, personaje que los chinos consideran como separatista o porque Google amenaza retirarse de China, los problemas entre estos dos países se vienen dando desde mucho antes de ser aliados, ya sea por los aranceles o por los misiles Patriot vendidos por George Bush e finales del 2008. EEUU manipula a los chinos, el tiempo para los estadounidenses es el mejor postor. Lo triste es, que Beijing sabe que así es.

China es el mejor aliado fuera de Europa, en la crítica a Irán y Corea del Norte, por el enriquecimiento de uranio y las pruebas nucleares respectivamente. Obama manipulo a China atrasando la reunión con Dalái Lama y la venta de armas a Taiwán, mientras estos adquirían más bonos del tesoro.

Desde 1959, en Dharansala India, está la sede del gobierno tibetano en el exilio, allí está radicado Dalái Lama con unas 130000 gentes, de una población de 2.6 millones de habitantes que tiene el Tibet. Tenain Gyasso es el 14 Dalai Lama posesionado en 1950, es la reencarnación del líder espiritual del Tibet, desde hace 15 generaciones. A este señor Pekín lo considera un separatista.

Obama apoya el pedido de Dalai Lama de la “no violencia y en su búsqueda de dialogo con China para resolver sus diferencias porque es un líder espiritual admirado por millones de personas en todo el mundo”. Lo que pasa es que Dalai Lama no tiene los 700.000 millones de dólares que si tiene Beijing, para aliviar la crisis económica estadounidense.

Mientras el canciller Ma Zhaoxu, en un comunicado difundido por ANSA dijo que, “la reunión viola la repetida aceptación por parte de Washington de que el Tíbet le pertenece a China y que no apoya la independencia del Tíbet” Así juega los Estados Unidos en su política exterior.

EEUU traiciona a todo el mundo. Un buen alumno de esta enseñanza es Álvaro Uribe, en lo que va de su administración ha pedido perdón varias veces y continúa traicionando.


rcpuma061@yahoo.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3800 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: