Lo bueno y lo malo de Chávez

Para empezar hay que decir que Chávez no es Dios, ni mucho menos Zeus, el que se le exija que tiene que arreglar todos los problemas del país es imposible, de hecho no fue la misma exigencia a los gobernantes del pasado porque si se le hubiese aplicado la misma campaña de desprestigio, como de exigencia en el cumplimiento de sus promesas nuestra nación no hubiese heredado tantos problemas estructurales que hoy se hace lento pero seguro las soluciones a los mismos. Si hubiese existido una oposición más inteligente que la actual, más persistente, dura, tenaz nos hubiéramos ahorrados tantos males, pero no fue así simplemente. La mayoría de los políticos de antes en vez de darle un vuelco al sistema de opresión más bien callaron y ayudaron a silenciar los que si levantaban sus voces, muchas veces con la complicidad de las tumbas y las fosas comunes.

Hoy, los mismos de ayer, quieren ahora ser los voceros contra un nuevo sistema que se trata de construir desde abajo, con los pata en el suelo, con los monos, los analfabetas como así suelen denominar a su misma gente. Nosotros que aún no hemos aprendido a identificar teóricamente el capitalismo del que hemos sido cómplices y victimas a la vez, mucho menos no se nos ha hecho fácil dirigir lo del socialismo del siglo XXI y mucho menos de los siglos anteriores, pero como siempre hemos aprendido a desarrollar el sentido común, a tener mayor conciencia de los procesos políticos a favor o en contra de los cambios urgentes, también ya no nos limitamos a ver al político corrupto y vividor, vemos más allá donde se nos hace más claro o entendible lo que es un sistema explotador, esclavizarte, se va dirigiendo poco a poco eso que Chávez llama “Problemas estructurales”, no salimos a votar porque Chávez nos caiga bien o porque tengo la casita asegurada, sino que hemos etendido que la lucha está enclavada en dos sistemas; uno Neoliberal y otro Social humanista.

Lo bueno y lo malo de Chávez no radica entonces en las obras que haya ejecutado o deje de ejecutar, sino en la posibilidad de cambiar las viejas estructuras por unas nuevas, viables, humanas, distintas, eso es bueno, lo malo es todo lo que los contrarios vociferan contra él. Hacer una lista de eso es interminable, lo cierto es que mientras la lista crece lo extraño es que su popularidad crece más, esas matemáticas no las entendemos, lo interesante es que en cada año electoral sube como la champaña, o es que no nos damos cuenta y Chávez nos tiene sumamente engañados o que la oposición es tan ciega a su conveniencia que no le entra otra estrategia de cómo convencernos de lo malo que el tipo es.

Sé que una revolución no se puede mantener en obras nada más, me refiero a la construcción de colegios, casa, canchas, etc sino en el cambio mental de las personas. Si no logramos relacionar una revolución con un cambio de vida como lo planteo nuestro Señor Jesucristo, no llegaremos a reconocer los logros realizados, caeríamos en la historia de un gobierno que hizo muchas cosas buenas pero que dejo todo igual. Allí, a mi entender, radica la diferencia. Todo lo que se logra, desde una casa de alimentación hasta un crédito para una enorme inversión debe tener como centro una nueva relación social entre los ciudadanos y el estado, de que cada mejora debe afectarnos para bien nuestro, de que cada inversión por lo más multimillonaria que esto sea ha de tener un fin social para las mayorías, tal vez cuando el presidente encadena no lo hace para sabotear la publicidad o programación de un canal privado sino para informar al país qué se está haciendo con las divisas, hacia dónde va nuestras riquezas petroleras, quienes están extrayendo el petróleo y que ganancias va a tener el país con todo eso. Es importante que estemos atento a todos esos procesos que ates os desconocíamos, no hace falta ser un perito en petróleo pero poco a poco se va entendiendo.

Bueno dejemos esto hasta aquí y veamos hasta dónde llegan los hermanos separados como por una emisora de radio los denomina para que no se sientan más ofendidos.

Juliocesar1221@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6116 veces.



Julio Cesar Colmenares G.

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a95099.htmlCd0NV CAC = Y co = US