Con mi dólar no te metas

“Hay personas que de sus riquezas solo tienen el miedo a perderlas”.

(Antoine Rivard)



Se habla de manera irresponsable, de un viernes negro por parte la oposición venezolana y en algunos sectores de los chavistas pitiyanquis; Aquellos que se dan a la tarea de repetir a cada instante delante de la gente que no ha tenido la suerte o privilegio de conseguir un cargo público, que son “rojos rojitos”.

Quienes aplaudieron el viernes negro de Luis Herrera Campins, ahora condenan las recientes medidas políticas y económicas del gobierno revolucionario, estos son quienes, a diferencia de aquella vez, no tuvieron oportunidad de llenarse los bolsillos de dólares barataos para vender en el mercado negro y amasar fortunas inmediatas y premeditadas.

No son las mismas condiciones, no es el mismo gobierno, las políticas sociales que favorecen al pueblo, tienen una visión diferente de todas aquellas políticas que cualquier sector de derecha pueda poner en práctica en situaciones económicas similares.

Salen los profetas del desastre, a predecir cosas que jamás se van a cumplir en un gobierno revolucionario. Afirman los expertos del gobierno revolucionario, para despecho de los agoreros fracasados, que la fortaleza de las reservas económicas por encima de los 35 mil millones de dólares, llevará a generar hasta 60 mil millones de dólares, a la economía del país.

Según la opinión de los voceros del Gobierno, la medida acordada por el Ejecutivo Nacional nada tiene que ver con el fatídico “viernes negro” de Luis Herrera Campins, quien lo hizo para financiar al sector privado y a la oligarquía venezolana. El financiamiento para el déficit está dirigido a fortalecer los programas sociales además de cubrir algunos gastos corrientes.

La Fortaleza económica que posee Venezuela en este momento, hace imposible hablar de devaluación o viernes negro, se habla de una corrección monetaria que evitará la fuga de capitales y fortalecerá la producción nacional. Al contrario de aquel viernes negro de la cuarta republica, hay suficientes divisas y fondos para cubrir las importaciones de bienes básicos y las requeridas para la economía venezolana.

Los analistas de la oposición, han roto el equilibrio informativo, todos los programas de los medios de comunicación privados, tratan de pescar en río revuelto ante la proximidad de las elecciones parlamentarias.

Hay una fuerte proliferación de analistas y expertos en los grandes medios de Comunicación venezolanos. Para ellos es imprescindible ubicar algunos diputados en los escaños en la Asamblea Nacional, para intentar dar el golpe hondureño a la Revolución Bolivariana. Para esto necesitan influenciar sobre la mentalidad de la gente con sus mentiras y oportunismos, y poder influir en la voluntad del electorado.

Resucitaran los expertos y aparecerán, como por arte de magia, para pronosticar todo el día desde que amanece hasta el anochecer, que el gobierno del presidente Chávez va a caer. Los incapaces, quienes hundieron la economía de nuestro país en la cuarta republica, ahora son grandes e infalibles expertos en petróleo y economía.

Que el regreso de la Venezuela aquella, la que estos grandes especialistas evocan, la de los bancos quebrados, banqueros huidos, y todo privatizado, solo está presente en sus más inútiles fantasías de regreso al poder.

Todos y todas hablan a la gente de un paraíso capitalista, en el cual todos y todas pueden tener dinero abundante para pagar sus clínicas privadas, sus colegios privados, su remanente en efectivo o tarjetas de crédito o debito, para ir al cine y divertirse. Ellos creen que el pueblo no recuerda esa gran mentira en los gobiernos de AD y COPEI y en las anteriores dictaduras. Para ellos y ellas, el pueblo ideal es el pueblo sin conciencia.

El pueblo tiene memoria, en cuatro años del gobierno de Herrera Campins, artífice del verdadero Viernes Negro, el Producto Interno Bruto no creció, desaparecieron las reservas internacionales, los auxilios económicos fueron para los banqueros ladrones y estafadores, se olvidaron de los usuarios estafados, se olvidaron del pueblo.

Algunos sectores del chavismo, están inconformes con las medidas tomadas por el gobierno revolucionario. Ellos y ellas “rojos rojitos”, no dejan de preocuparse por sus viajes a Europa, Miami y Panamá. Ven amenazado el estilo de vida que les ha permitido alcanzar los altos y lucrativos cargos en el gobierno bolivariano y en PDVSA. Ellos y ellas también conspiran contra la mano que les da de comer.

Recrudecerán las campañas terroristas en las televisoras privadas, las grandes agencias internacionales de Noticias y los voceros del Departamento de Estado norteamericano anunciaran todos los días su preocupación por el giro que estará dando la política y la economía venezolana. Se puede preveer un aumento en los tratamientos psicológicos y psiquiatras, contra la disociación sicótica en Venezuela.

La señora Clinton, tratará de olvidar las infidelidades orales de su esposo con las secretarias de la Casa Blanca, arremetiendo verbalmente contra el presidente Chávez. El Sr. Obama intentará demostrar que es un negro diferente, hablando mal del gobierno venezolano, como todo un intelectual fino egresado de una gran Universidad de los Estados Unidos.


obedvizcaino@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2963 veces.



Obed Juan Vizcaíno Nájera


Visite el perfil de Obed Juan Vizcaíno Nájera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Juan Vizcaíno Nájera

Obed Juan Vizcaíno Nájera

Más artículos de este autor