El domingo, reeditemos el 13 de Abril

Este domingo 15, tan deseado y tan temido, nos encontrará a los venezolanos deseosos de ejercer una vez más nuestro derecho al voto, nuestro derecho a escoger el destino que queremos.

Ha sido un largo camino el que hemos tenido que recorrer para llegar a este día. Largo y doloroso. Antes tuvimos que sufrir y enfrentar un golpe de estado, un paro petrolero que casi acaba con este país, bombas, atentados, guarimbas, muertos, heridos, paramilitares, apoyo gringo, firmas “ chimbas”, de vivir cada día sin saber qué va a pasar al otro, si saber si nos dejaron país y toda la zozobra del mundo, que no hay manera de contar.

Todo eso lo hemos vivido con la voluntad férrea de no decaer, de no fallar, de seguir defendiendo este proceso, donde se nos va todo, vida incluida.

Este domingo era una lejana fecha que la oposición decía no podía esperar cuando fraguaron todos aquellos atentado no contra Chávez, sino contra los 24 millones de venezolanos que habitamos en este territorio, por cuanto los que sufrimos inclementemente sus consecuencias fuimos nosotros, los venezolanos de a pie, sin distingos de ninguna índole.

Frente al fracaso de todos sus intentonas de sacar al presidente Hugo Chávez, electo democráticamente y legitimado en 7 elecciones, optaron por la vía democrática, reconociendo y respetando la Constitución Bolivariana de Venezuela, sin embargo, late en su seno una tendencia antidemocrática que buscará este domingo descalificar la contienda si le es adversa, como pronostican todos las encuestas, incluidas las que ellos mandaron a realizar y es aquí donde debemos estar alertas “ojo pelao”

Ahora cuando este día ya es una realidad, sabemos que no es una elección más, que más allá de lo inédito y ejemplarizante que pueda resultar este referéndum para Venezuela y el mundo, nos estamos jugando un proyecto de país, una manera de concebir el bienestar, la vida. No, no es una elección cualquiera, es un punto de inflexión, equiparable a las consecuencias del golpe de abril, del golpe petrolero, que exige, entonces, por parte de nosotros, respuestas similares.

Es por ello, que la victoria que se avecina no solo debemos defenderla en las urnas, la victoria que se avecina, solo será definitiva si la defendemos en la calle, en la plaza, reeditando el 13 de abril, cuando la gente salió a la calle a defender a su presidente, que es decir defender este proceso. No se trata de repetir la historia. Se trata de continuarla. Se trata de obtener una victoria contundente y aplastante. Que no deje duda, ni afuera ni adentro, tal como ocurrió aquel memorable 13 de Abril. Se trata de la Batalla de Santa, aquella a la cual nos convocó Chávez, cuando decidió aceptar los resultados de la recolección de firmas.

Lo que pase este domingo y sobre todo lo que pase el 16, será clave no solo para Venezuela, sino para todo el mundo y en especial para América Latina, porque aquí nos estamos jugando la posibilidad de que otro “mundo es posible”, por ello digo que debemos reeditar el 13 de abril, única garantía para que no nos arrebaten lo que por derecho y esfuerzo propio hemos construido. Nuestros sueños no serán rotos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2802 veces.



Morelis Gonzalo


Visite el perfil de Morelis Gonzalo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a9313.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO