Maisanta superó a Ayacucho, o cómo radicalizar la Revolución


La Revolución es avanzar y no estancarse, es innovar y no enquistarse, es mejorar constantemente. Luego del revés sufrido por los revolucionarios cuando se nos aseguró que habíamos triunfado, que la oposición no había recogido las firmas y que no se daría el referendo revocatorio, sólo el liderazgo de un hombre como el Presidente Chávez fue capaz de transformar ese revés en una sensación de victoria, mostrando lo positivo de ese traspiés y cómo el mismo podía ser usado para probar que, en la práctica, los revolucionarios creemos en la Democracia Participativa. Pero el liderazgo del Presidente no quedó sólo allí, sino también en haber tenido la visión y la valentía de cambiar al Comando Ayacucho y conformar uno nuevo, el Comando Maisanta. Eso es hacer la Revolución dentro de la Revolución. Aprender de nuestros errores para no repetirlos, mejorar y avanzar. Inventar o errar, como diría Simón Rodríguez.

El principal éxito del Comando Maisanta fue abrirse a la real participación popular dentro de la estrategia del triunfo del NO. El sectarismo es un error y un lastre de la vieja izquierda. Los partidos de izquierda en Venezuela nunca lograron convertirse en una alternativa de poder porque, entre otras cosas, no se desprendieron del sectarismo. Incluso la crítica, la disidencia y la pluralidad de ideas se entendían como desviaciones y traiciones, como muestras de que se era agente encubierto de la CIA, etc. Otro éxito del Comando Maisanta fue la posibilidad de subvertir la idea de que sólo las ideas más complicadas, costosas y elaboradas, hechas a espalda del sujeto del mensaje, son las que pueden tener éxito. Por el contrario, una sencilla pero muy ingeniosa campaña publicitaria, logró derrotar la altamente tecnificada y fría campaña de la oposición venezolana.

Ahora lo importante es repetir el triunfo del Comando Maisanta dentro de la Revolución misma. No basta con hacer varias misiones o con brindar distintos Mercal. La naturaleza de la Revolución no es hacer un buen Gobierno. Su naturaleza trasciende la de un Gobierno reformista o progresista. La verdadera esencia de la Revolución es que el Gobierno deje de ser "gobierno en si" para transformarse más bien en instrumento del pueblo. En otras palabras, que el pueblo ejerza la Democracia Directa, la Democracia sin intermediarios, la verdadera Democracia Participativa y Protagónica. Para lograr esa Democracia es necesario deslastrarse de aquellas estructuras que ahogan la participación. Con el trabajo del Comando Maisanta ocurrió un hecho curioso. La participación del pueblo fue tan intensa y entusiasta, que desbordó a las estructuras partidistas que quisieron adueñarse del proceso. En muchos sitios aparecieron nuevos actores que superaron en creatividad, iniciativa y trabajo a los llamados "cuadros" de la Revolución.

El desarrollo del proceso liderizado por el Comando Maisanta debe dejar saldos organizativos. No se debe repetir los errores del pasado ni abandonar iniciativas por la falta de perseverancia y de visión en los fines de la Revolución. Si los Círculos Bolivarianos hubiesen continuado con su trabajo, en forma coordinada y organizada, no hubiese sido necesaria la creación de las patrullas electorales ni de las unidades de batalla electoral. Precisamente, eso era tarea de los círculos, pero se abandonó una excelente oportunidad de organización expresada en la propuesta de dichos círculos. No debe ocurrir lo mismo con las patrullas ni con las UBE, pues las mismas son semilleros de la organización popular.

Para finalizar, es importante destacar que la Revolución se encuentra ahora en un momento en que debe ser repensada y profundizada. Las experiencias anteriormente señaladas deben servir como aprendizaje para radicalizar el proceso de transformaciones que vive Venezuela y que son la chispa que está encendiendo el motor de cambios a nivel mundial. El Imperialismo Estadounidense, a pesar de la derrota en el proceso ratificatorio del Presidente seguirá conspirando por todas las vías, desde la agresión directa hasta la más perversa, como lo es la de corromper a elementos valiosos dentro de la Revolución.

ofgomez@espacioautogestionario.com
www.espacioautogestionario.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2161 veces.



Omar Gómez / Espacio Autogestionario

Conductor del programa "Latinoamérica Unida", por La Radio del Sur.

 omarg.ccs@gmail.com      @omarfgomez

Visite el perfil de Omar Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Omar Gómez

Omar Gómez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas