Amenazas imperiales contrarrevolucionarias

    Aunque seamos profanos en asuntos geopolíticos internacionales, no se requiere de máximos esfuerzos para, por lo menos incursionar en los libros históricos, la literatura escrita por acuciosos autores, el cine, la prensa, la televisión y otros medios que dan cuenta de las andanzas por el mundo de los reyes imperiales, contra la paz y en mengua de las mayorías en desventaja.

    Hay mucho donde hurgar sobre esta materia que tiene a la humanidad en jaque, aunque muchas veces pareciera que todo marcha sobre rieles, hay realidades perceptibles y que afloran al alcance de quien quiera enterarse de la realidad. Sabido es, que esta potencia altamente desarrollada con las ventajas usurpadas a otras latitudes a través de la sustracción de riquezas naturales, energéticas, mineras, que unidos a sus recursos territoriales logran, uno de los desarrollos industriales y tecnológicos que le dan supremacía, utilizada por siglos para el dominio impostor a otras naciones. Poseídos de las ventajas tecnológicas, propagan por el planeta su superioridad a la que deben subyugarse los países del tercer mundo.

    ANTECEDENTES.

    Más de 150 países en el mundo invadidos, dos bombas atómicas lanzadas, desarrollo de alta tecnología en armas bélicas de todo modelo, guerra biológicas, bombas nucleares, aviones sofisticados, submarinos atómicos, armas de todo tipo accionadas por el hombre, agencias de investigación y espionaje, detectores de todo secretos, financiamiento en el mundo a organizaciones y gobiernos aliados para conspirar, espiar y neutralizar a quienes consideran enemigos de la Seguridad  Nacional de los EE.UU., desarrollaron la Cibernética con las pensadas intenciones de captar y develar todo movimiento revolucionario en cualquier punto geográfico de la tierra.

    Las novedosas tecnologías de la información pensada para la guerra psicológica y mediática, como armas de previsión menos costosas para hacer profilaxia contra los movimientos revolucionarios y liberadores que durante su hegemonía de gobierno mundial, alcen sus voces contra su imperio. Ante este enemigo imperial, como son las revoluciones, arremeten con manipulaciones que se dirigen a cercenar los avances liberadores, democráticos, soberanos; su operaciones psicológicas disuasivas y coercitivas para infundir el mayor temor y así ablandar los sentimientos patriotas de los pueblos.

    Su jactancia del poderío, de las riquezas, son ¨El Coloso del Norte¨, todos los buscan y solicitan ayuda, pero también todos los excluidos les reprochan su miseria y subdesarrollo, según ellos no merecen ser calificados como culpables del atraso, quieren ayudar, pero a la vez piensan que Latinoamérica debe hacer sus propios desarrollos, pero no dicen de sus injerencias y amenazas constantes, cuando los pueblos buscan sus propios caminos. Un ejemplo palpable son sus intentos actuales por evitar la unión de Sur América, que ha logrado avances notables a favor de su independencia económica, social y política; entonces propugnan golpes de Estado contra gobiernos libremente electos por mayorías, caso de Honduras y las Bases Militares en Colombia, siempre el imperio ha contado con aliados condicionales a su servicio, el señor Uribe y su gobierno, entregó una patente para que tomaran militarmente a ese país, libertado por la espada de nuestro Libertador, Simón Bolívar, semejante entrega inconsulta ante el pueblo y las instancias legales, son las evidencias del peligro que acecha el esfuerzo de gobiernos y pueblos sureños y caribeños por la unidad integracionista.

    La historia registra todas las andanzas imperiales en contra de la independencia de continentes que han estado atados a su supremacía, bastante tela habría que cortar y se harían tomos voluminosos para insertar, más sus acciones negativas que las positivas, a favor de las clases discriminadas por su Capitalismo Salvaje y excluyente, que durante siglos idos a través de sus ventajas e abundantes recursos económicos se han servido para apabullar a países que han tratado de zafarse de sus cadenas.

    AMENAZAS ACTUALES.

      Las actuales acciones amenazantes contra nuestros pueblos, están fundamentadas en viejas doctrinas imperiales que siempre tienen en sus manos para todo tipo de dominación, ¨Doctrina Monroe¨, a mediados del siglo XIX, con su codicia de apropiaciones e invasiones, ya en ventaja sobre el dominio europeo, para apoderarse de nuestra América, ahí está las grandes extensiones de tierra arrebatadas a México. Ahora con el surgimiento de liderazgos sólidos bajo el pensamiento de Simón Bolívar y otros héroes de nuestro continente, con la reacción y el despertar de nuestros pueblos, se acomete la concreción y consolidación independentista; con la recia arenga que constantemente el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, lanza a los cuatro vientos contra las amenazas del imperio, que trata de frenar las revoluciones políticas, sociales, económicas y de consolidación unitaria que llevan adelante, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y El Salvador; Argentina y Brasil, con más discreción, Honduras, coartada en su democracia, ante la dictadura  surgida con la ayuda camuflada del norte.

    Las esperanzas con la llegada de Barack Obama, a la presidencia de Estados Unidos y quien había prometido cambios significativos en la tradicional política de dominación, se han desvanecido con sus nueve meses de gobierno, al incrementar las acciones guerreristas en Afganistán, Pakistán, no retirar las tropas de Irak, las amenazas contra Irán, el apoyo guerrerista de Israel, y para completar la torta se abalanza sobre Colombia, aprovechando las bondades pro-imperialistas del Presidente de esa Nación, que ya en el Gobierno de Busch, había abierto las puertas para incrementar la ayuda militar y económica, por parte de EE.UU. La respuesta a la paz fue montar siete bases militares con visibles intenciones de bloquear y amenazar la unión del Sur, de manera que resultó peor el remedio que la enfermedad, el señor Busch, que parecía más peligroso, resultó un niño de pecho, al lado del galardonado Premio Nobel de la Paz, que con promesas cargadas de retóricas y sonrisas de teatro, se ganó al mundo y hasta ablandó a quienes entregan ese premio, que solo debe otorgarse a quien luche contra la guerra y el  armamentismo. El señor Obama, hasta ahora no ha demostrado ser un ciudadano de la paz, el mundo desde la ONU, le dijo que retirara el bloqueo a Cuba, y hasta el momento no da señales de humo, como tampoco ha cerrado a Guantánamo.

    LAS AMENAZAS CONTRA VENEZUELA Y NUESTRA AMÉRICA ESTÁN A LA VISTA.

      La guerra mediática de la desinformación, ciencia desarrollada décadas atrás viene siendo el arma primaria del imperio por su rapidez, capacidad de almacenaje de datos, costos, espacio, son un armamento liviano como lo han llamado, por la facilidad de organizar a la gente y la utilización de aparatos técnicos, para la información de sus mensajes disuasivos u ofensivos en contra de los adversarios, estos aparatos o armas livianas se utilizan internamente y externamente, a diferencia de las armas convencionales que son blancos externos solamente.

    Con la guerra mediática, psicológica, que va directa al inconsciente de los receptores, escalando dominio y haciendo terapias de control sobre las masas, es la enajenación y la falsa conciencia, todo debidamente planificado y estructurado para el dominio, programas de investigación desde las universidades norteamericanas con presupuestos suficientes para trabajar en países de su interés, estudian el efecto de los conocimientos universitarios y las actitudes políticas de estudiantes, su papel, tendencias, habilidades con seguimientos hasta después de egresados como profesionales, seleccionan estudiantes para adoctrinarlos.

    La violencia en sus distintas formas, las variables y conductas de diversos grupos, la salud en áreas de bajos recursos, las instituciones militares, sus tendencias y acciones, bancos de datos nacionales, regionales, locales e internacionales, todo bien programado y cuando se requiere estas estadísticas son manipuladas para predecir desaciertos, denigrar de gobiernos, hacer campañas a través de sus corporaciones de medios comunicacionales, para preparar a la gente con fines intervencionistas o injerencistas, y en caso de justificar intervenciones militares, cuando creen que sus intereses peligran. Hoy las nuevas generaciones de computadoras les facilitan las manipulaciones de diversas formas, sean estadísticas, informativas y simuladas, todo justificado en la supuesta lucha contra el ¨TERRORISMO¨ y la Seguridad Nacional de los EE.UU:¨ y en Colombia con la máscara del Narcotráfico y la Guerrilla. Nada dicen de los paramilitares, mercenarios y bandas para justificar acciones que si es terrorismo de Estado.

    Nuestra fortaleza para luchar contra esas amenazas es la conciencia y la unidad manifestada por vastos movimientos políticos de izquierda, por los pueblos que han ayudado a crear sus propias constituciones y defienden a sus líderes que eligieron democráticamente, conscientes de que son las bases de los pueblos los que ponen y quitan gobiernos, y no las maniobras imperiales que tratan de colocar por la fuerza o elecciones manipuladas a sus lacayos con la doctrina del pensamiento único. Ejemplos sobran, tanto de ayer como de hoy, los altos grados de evolución del pensamiento político de las masas y su conciencia le dirán al imperialismo, a su derecha capitalista y oligárquica que ya basta de utilizar las ciencias de la Psiquiatría, Psicología, Antropología, Sociología, la Informática, el Derecho, la Comunicación, la Ciencia y el Arte Militar, así como otras ciencias sociales para alienar cerebros condicionándolos a sus caprichos ideológicos o también bajo el uso de la fuerza para eliminarlos o someterlos.

    LA GUERRA MEDIATICA SE DESTACA.

Actualmente las baterías se enfilan contra Venezuela y su Presidente, desde el Norte y desde el vecino País, acusaciones vienen y contraataques van, es la punta de lanza que a través del 95% por ciento de los medios al servicio imperial, arremeten diariamente contra la Patria Bolivariana, y por supuesto también apuntan hacia los países del ALBA y UNASUR, por cierto que la atención se centra en los medios de la Capital que arremeten y favorecen a gobiernos que agreden, pero desde los Diarios de las regiones, emisoras y canales televisivos, también se hacen eco a favor del exterior y en contra de lo nuestro, es necesario analizar estos contenidos de los medios del interior, están plagados de informaciones graves contra la Patria. La Asamblea Nacional y el Ministerio de Comunicación e Información, deben estudiar con seriedad estas desviaciones que están en contra de la Constitución y las leyes. ¿Cómo no observar semejantes armas livianas de guerra? En la zona fronterizas muchos medios están con el Gobierno Colombiano, cuando Venezuela decidió dinamitar las pasarelas o puentecillos clandestinos, paso de contrabando de toda índole, estos medios en grandes titulares mostraban su parcialidad, ¡ah! Y los juegos bolivarianos para estos cuentan en pequeñas reseñas, nada destacado, nada que huela a gobierno Bolivariano le dan importancia… 
 
 
 
 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1219 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a90572.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO