Crisis eléctrica y capitalismo

Es una verdad más que confirmada, que las crísis son las parteras de la historia, porque su aparición siempre genera el afloramiento de las contradicciones fundamentales de una sociedad y la búsqueda de los modelos alternativos que permitan superarlas.

La actual crisis del sistema eléctrico nacional, no solo desnuda un modelo de gerencia pública que no avanza con el proceso de transición al Socialismo, sino que descubre a los ojos del pueblo bolivariano, su gobierno revolucionario y y su lider, el comandante Hugo Chavez Frías, el agotamiento de un modelo derrochador de energía barata que no esta dirigido a elevar la calidad de vida de la mayoría del pueblo, sino a favorecer a los tradicionales beneficiarios del capitalismo.

El agotamiento del modelo de sustitucion de importaciones iniciado en los años 50’s debido a la obsolecencia tecnológica y la liberación del comercio impulsada por la burguesía financiera en los primeros gobiernos de Rafael Caldera y Carlos Andres Pérez, permitió inundar al país de miles de equipos y aparatos eléctricos – NUEVOS Y USADOS - , con precios de “ofertas”, cuya tecnología había sido prohibida legalmente en los Estados Unidos y otros países del capitalismo desarrollado, por el elevado grado de consumo eléctrico, lo cual produjo, junto a otros factores económicos, un crecimiento acelerado de la demanda que fue consumiendo la capacidad de generación.

Unido a ello, el desarrolllo de la capacidad de consumo de la población y, especialmente de los sectores medios, a causa de la políticas endógenas de promoción al consumo para incentivar el aparato productivo nacional, terminó favoreciendo la instalación de un nuevo modelo comercial ( los grandes centro comerciales), los cuales subsionaron la reserva excedentaria de la generación eléctrica nacional, para dotar de iluminación y aire acondicionado integral a estas nuevas “catedrales” del capitalismo consumista, sacrificando los sectores de la producción y las comunidades populares.

Hay, sin embargo, un aspecto del modelo capitalista prevalenciente en el país, que también esta asociado a esta crísis; se trata de la publicidad lumínica, que tanto caracteriza a la urbe comercial capitalista y que, además de promover el calentamiento global del planeta, derrocha millones de kilovatios/horas en anuncios y vallas comerciales que nada agrega al producto, pero si mucho al precio especulativo final.

En estas circuntancias entonces, es insuficiente que nuestro gobierno revolucionario tome diversas medidas políticas y financieras que apunten a superar el problema coyuntural del sistema eléctrico (aumento de producción, nueva gerencia, participación obrera, reducción de costos improductivos, distribución, precios, cobros) sino que también debe comenzar a tomar medidas que ataquen el fondo estructural de la crisis representado por el modelo consumista inequitativo y derrochador implantado desde la Cuarta República y expandido durante los ultimos años.

Así, propongo que se consideren, entre otras medidas: la prohibición a la importación de todo aparato (NUEVO O USADO) de alto consumo eléctrico, reducción, de lunes a jueves, del horario nocturno de los grandes centros comerciales, prohibición de todo tipo de publicidad luminosa, revision del sistema tarifario diferencial para cobrar más en el consumo suntuario (bares, discotecas, restauranes de lujo, centros comerciales), que en el industrial, domiciliario y comercial de alimentos y bienes básicos


yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2768 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a88874.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO