La rifa del PSUV

Quisiera no nombrarlos, desconocer su secuencia de estupidez y dedicar mis esfuerzos a construir una forma nueva de llegar al pueblo revolucionario, hacer entender que la ignominia es su esencia verdadera y esta incrustada en su sangre como una enfermedad, sobre todo tratar de encontrar la forma de poder explicar; como puede caber tanta irracionalidad en traidores nacidos en mi patria.

Encontrar en una decisión comunitaria, la forma de revocar definitivamente las concesiones que usufructúan de las hondas radio eléctricas que pertenecen al pueblo y ponerla en nombre del pueblo a su servicio, a través de las escuelas y aprovechar la tecnología, para conducir aprendizaje que tanto necesitamos en este tiempo que las comunicaciones juegan un papel de supremacía para el futuro.

Quisiera no gastar más una sola línea escribiendo las estupideces que día a día cometen, llamando la atención de borregos que deberían concienciar otro método de entender la construcción de la patria nueva y que mi intención sirva para colaborar en desaparecer definitivamente la estupidez de la diatriba política.

Si con ignorarlos colaboraran a que su posición cambie y dedicaran más tiempo hacer una oposición que ayude a formar un oposicionista con un mínimo de cerebro que aporte sin andar enseñando las nalgas a la trasformación de la patria.

Quisiera aprovechar esta trinchera, agregar algún atractivo, de manera que la palabra llegue a quien en verdad la necesita, disminuir la posibilidad de confusión que utiliza el imperio como norma de cuantificar el dominio en una clase que están enfermando, imponiendo alienación por encima de formación y degradan la forma de afianzar valores en el proyecto en construcción.

Quiero que todos los que tienen que ver con la formación e intercambio de saberes, no descansen y encuentren formas verdaderas de competir con el imperio; que invierten todos sus esfuerzos para enajenar y las pruebas son evidentes; pero lo grave es que arrastran a los hijos verdaderos de Bolívar, embruteciendo con juegos y engaños mediáticos, aprovechándose de nuestro desinterés por atender la juventud que es lo que nos corresponde.

El esfuerzo revolucionario tiene que estar alimentado por el estímulo y la atracción hacia el amor por la patria, no podemos alimentar el azar como forma de construir lo que no puede hacerse jugando lotería, son errores a rectificar, vicios del sistema anterior que no pueden permanecer en la V República y nos toca luchar para que dentro de poco nuestra consignas sean orgullo de una patria construida con seres nuevo que griten de verdad, PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

HAZTE CONCIENCIA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3002 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a88640.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO